LA COP25 SIEN­TA LAS BA­SES PA­RA QUE LOS PAÍ­SES SEAN MÁS AM­BI­CIO­SOS AN­TE LA EMER­GEN­CIA CLI­MÁ­TI­CA

GS Magazine - - Nota De Prensa -

● El acuer­do pi­de un au­men­to de la am­bi­ción de los com­pro­mi­sos de lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co en 2020, si­guien­do el ca­len­da­rio mar­ca­do en el Acuer­do de Pa­rís

● Ma­ni­fies­ta la “ur­gen­te ne­ce­si­dad” de que esos nue­vos com­pro­mi­sos de los paí­ses sal­ven la bre­cha exis­ten­te en los ac­tua­les con res­pec­to al ob­je­ti­vo de Pa­rís

● Reivin­di­ca que ese au­men­to de la am­bi­ción sea cohe­ren­te con lo que di­ce la Cien­cia y exi­ge la gen­te en la ca­lle

● Re­co­no­ce la ac­ción cli­má­ti­ca de los ac­to­res no gu­ber­na­men­ta­les, les in­vi­ta a que la in­cre­men­ten y ge­ne­ra­li­cen es­tra­te­gias com­pa­ti­bles con el cli­ma

● Se com­pro­me­te a tra­ba­jar y pro­fun­di­zar en las res­pues­tas a los da­ños irre­ver­si­bles que pro­vo­ca el cam­bio cli­má­ti­co en los paí­ses más vul­ne­ra­bles en el mar­co del Me­ca­nis­mo de Pér­di­das y Da­ños

● Pac­ta un nue­vo Plan de Gé­ne­ro pa­ra dar res­pues­ta al efec­to de­sigual del cam­bio cli­má­ti­co en las mu­je­res y ni­ñas

● Los paí­ses se em­pla­zan a tra­ba­jar en el di­se­ño de me­ca­nis­mos de mer­ca­do en la pró­xi­ma COP que evi­ten la do­ble con­ta­bi­li­dad, que sir­van a la am­bi­ción del Acuer­do de Pa­rís y que ga­ran­ti­cen la in­te­gri­dad am­bien­tal del sis­te­ma.

15 de di­ciem­bre de 2019- La cum­bre del cli­ma (COP25) ha con­clui­do hoy en Madrid con la adop­ción de un acuer­do, de­no­mi­na­do “Chi­le-Madrid Tiem­po de Ac­tuar”, que sien­ta las ba­ses pa­ra que, en 2020, los paí­ses pre­sen­ten com­pro­mi­sos de re­duc­ción de emi­sio­nes (NDC, por sus si­glas en in­glés) más am­bi­cio­sos pa­ra res­pon­der a la emer­gen­cia cli­má­ti­ca.

Ma­ni­fies­ta la “ur­gen­te ne­ce­si­dad” de que esos nue­vos com­pro­mi­sos de los paí­ses sal­ven la bre­cha exis­ten­te en los ac­tua­les con res­pec­to al ob­je­ti­vo de Pa­rís, de evi­tar un au­men­to de tem­pe­ra­tu­ra su­pe­rior a 1,5 gra­dos.

La De­ci­sión fue po­si­ble tras una in­ten­sa jor­na­da de ne­go­cia­cio­nes y des­pués de que la pre­si­den­cia chi­le­na de la COP nom­bra­ra a la mi­nis­tra pa­ra la Tran­si­ción Eco­ló­gi­ca en fun­cio­nes, Te­re­sa Ri­be­ra, fa­ci­li­ta­do­ra de tres pun­tos cla­ve de la ne­go­cia­ción: ma­yor am­bi­ción, Me­ca­nis­mo de Pér­di­das y Da­ños fren­te a los im­pac­tos del cam­bio cli­má­ti­co y fi­nan­cia­ción, en la ma­dru­ga­da del do­min­go, 15 de di­ciem­bre.

“Chi­le-Madrid Tiem­po de Ac­tuar” reivin­di­ca que es­te pro­ce­so de ac­ti­va­ción de la am­bi­ción, que arran­ca en ape­nas 15 días, de­be ser cohe­ren­te con lo que di­ce la Cien­cia y con lo que exi­gen los jó­ve­nes en la ca­lle. Los paí­ses de­be­rán pre­sen­tar com­pro­mi­sos cli­má­ti­cos an­tes de la pró­xi­ma cum­bre del cli­ma de Glas­gow, de mo­do que Na­cio­nes Uni­das pue­da ela­bo­rar un In­for­me de Sín­te­sis pre­vio a la COP26 que in­di­que dón­de es­ta­mos res­pec­to al ob­je­ti­vo del Acuer­do de Pa­rís de man­te­ner la tem­pe­ra­tu­ra del pla­ne­ta por de­ba­jo de 1,5ºC.

“El man­da­to es cla­ro: los paí­ses te­ne­mos que pre­sen­tar con­tri­bu­cio­nes na­cio­na­les más am­bi­cio­sas que las ac­tua­les en 2020, es im­por­tan­te res­pon­der a las de­man­das de la gen­te y de la Cien­cia, y com­pro­me­ter­nos a ha­cer más y más rá­pi­do”, ha in­di­ca­do la mi­nis­tra pa­ra la Tran­si­ción Eco­ló­gi­ca en fun­cio­nes, Te­re­sa Ri­be­ra.

IM­PUL­SO A LA AC­CIÓN DE AC­TO­RES NO GU­BER­NA­MEN­TA­LES

La De­ci­sión fi­nal adop­ta­da por los ca­si 200 paí­ses que for­man par­te de la Con­ven­ción de cli­ma de la ONU re­co­no­ce la im­por­tan­cia de la ac­ción cli­má­ti­ca de los ac­to­res no gu­ber­na­men­ta­les, les in­vi­ta a que in­cre­men­ten su ac­ción en la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co y ge­ne­ra­li­cen es­tra­te­gias com­pa­ti­bles con el cli­ma.

Ce­le­bra­da con un mar­co de go­ber­nan­za ya pac­ta­do (el Acuer­do de Pa­rís y su Li­bro de Re­glas), la COP25 ha si­do la pri­me­ra cum­bre del cli­ma de un nue­vo ci­clo, en el que la cla­ve es­tá en la im­ple­men­ta­ción, es de­cir, en que to­dos los ac­to­res ha­gan más y más rá­pi­do, tal y co­mo que­da re­fle­ja­do en el re­sul­ta­do fi­nal apro­ba­do.

“Es­te do­cu­men­to es la ba­se que nos per­mi­te ac­tuar ya. El tiem­po de la ac­ción es aho­ra”, ha sub­ra­ya­do Ri­be­ra al con­cluir la reunión. “Las COPs ya no só­lo son un fo­ro pa­ra fi­jar re­glas, la nue­va fa­se que he­mos ini­cia­do en Madrid re­quie­re de más ac­ción y de más ac­to­res”, ha aña­di­do.

“El re­sul­ta­do de la cum­bre re­fle­ja que lo que pre­ten­día­mos con el Acuer­do de Pa­rís es­tá ocu­rrien­do: los di­fe­ren­tes sec­to­res es­tán pa­san­do a la ac­ción. Bue­na par­te de ellos han ve­ni­do a mos­trar por qué quie­ren aso­ciar­se al pro­ce­so de des­car­bo­ni­za­ción, for­mar par­te de él y lo­grar que va­ya más rá­pi­do”, ha des­ta­ca­do la mi­nis­tra.

Ade­más, la COP25 ha con­fir­ma­do que la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co es una cues­tión trans­ver­sal, y mi­nis­tros sec­to­ria­les de to­do el mun­do han pues­to de ma­ni­fies­to en Madrid que asu­men la agen­da cli­má­ti­ca co­mo pro­pia en sus áreas de ac­tua­ción.

En es­tas dos se­ma­nas ha ha­bi­do en­cuen­tros de al­to ni­vel en el ám­bi­to de las fi­nan­zas, la cien­cia, la in­dus­tria, la ener­gía, el trans­por­te, los bos­ques y la agri­cul­tu­ra, en­tre otros.

ME­CA­NIS­MOS DE MER­CA­DO

Asi­mis­mo, los paí­ses se em­pla­zan a tra­ba­jar en el di­se­ño de me­ca­nis­mos de mer­ca­do en la pró­xi­ma COP que evi­ten la do­ble con­ta­bi­li­dad, que sir­va a la am­bi­ción del Acuer­do de Pa­rís y que ga­ran­ti­cen la in­te­gri­dad am­bien­tal del sis­te­ma.

ME­CA­NIS­MO DE PÉR­DI­DAS Y DA­ÑOS

Los paí­ses han acor­da­do dar di­rec­tri­ces al Fon­do Ver­de pa­ra que am­plíe su ám­bi­to de fi­nan­cia­ción, y que, ade­más de di­ri­gir­se a mi­ti­ga­ción y adap­ta­ción, por pri­me­ra vez des­ti­ne re­cur­sos pa­ra las pér­di­das y da­ños que su­fren los paí­ses más vul­ne­ra­bles y afec­ta­dos por los im­pac­tos de los fe­nó­me­nos cli­má­ti­cos ex­tre­mos. Ade­más, na­ce la Red de Santiago que per­mi­ti­rá ca­ta­li­zar asis­ten­cia téc­ni­ca de or­ga­ni­za­cio­nes y ex­per­tos a es­tos paí­ses vul­ne­ra­bles, me­jo­ran­do así su ca­pa­ci­dad de res­pues­ta a los efec­tos del ca­len­ta­mien­to. Es­ta era una de las cues­tio­nes

más de­man­da­das por los pe­que­ños Es­ta­dos in­su­la­res que su­fren de ma­ne­ra más di­rec­ta los im­pac­tos más se­ve­ros del cam­bio cli­má­ti­co.

PLAN DE GÉ­NE­RO

En la COP25 los ne­go­cia­do­res han acor­da­do un nue­vo Plan de Ac­ción de Gé­ne­ro que per­mi­ti­rá desa­rro­llar me­di­das pa­ra dar res­pues­ta al efec­to de­sigual del cam­bio cli­má­ti­co en mu­je­res y ni­ñas, y a pro­mo­ver su pa­pel co­mo agen­tes del cam­bio en es­te pro­ce­so ha­cia un mun­do li­bre de emi­sio­nes. Es­te nue­vo Plan, que es­ta­rá vi­gen­te has­ta el año 2025 —cuan­do se ten­drá que re­vi­sar—, pre­ten­de lo­grar más par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res en la ne­go­cia­ción in­ter­na­cio­nal, y ase­gu­rar­les un pa­pel ac­ti­vo en la to­ma de de­ci­sión a ni­vel na­cio­nal.

REIVIN­DI­CA­CIÓN DEL MUL­TI­LA­TE­RA­LIS­MO Y DE LA CIEN­CIA

Pe­se a los obs­tácu­los, el mul­ti­la­te­ra­lis­mo y la Cien­cia se han im­pues­to en la COP25, cu­yo acuer­do reivin­di­ca que el co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co es el eje prin­ci­pal que de­be orien­tar las de­ci­sio­nes an­te el cam­bio cli­má­ti­co y el au­men­to de la am­bi­ción de los paí­ses y del res­to de sec­to­res.

Re­co­no­ce que la ac­ción cli­má­ti­ca de­be ser per­ma­nen­te­men­te ac­tua­li­za­da en ba­se a los avan­ces de la Cien­cia, así co­mo el pa­pel del Pa­nel In­ter­gu­ber­na­men­tal de Ex­per­tos so­bre Cam­bio Cli­má­ti­co (IPCC, por sus si­glas en in­glés) en pro­veer a los paí­ses del me­jor co­no­ci­mien­to pa­ra que pue­dan re­for­zar su ca­pa­ci­dad de res­pues­ta an­te la emer­gen­cia cli­má­ti­ca, y agra­de­ce los dos in­for­mes es­pe­cia­les pu­bli­ca­dos en 2019, so­bre uso del sue­lo y océa­nos.

“La COP25 es una re­afir­ma­ción del va­lor del mul­ti­la­te­ra­lis­mo y de la coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal pa­ra re­sol­ver un desafío glo­bal co­mo el cam­bio cli­má­ti­co”, ha se­ña­la­do la mi­nis­tra. “Aún en con­tex­tos glo­ba­les com­ple­jos, la COP25 no ha de­ja­do caer la agen­da cli­má­ti­ca en un mo­men­to fun­da­men­tal pa­ra la im­ple­men­ta­ción del Acuer­do de Pa­rís. Al con­tra­rio, ha he­cho ex­hi­bi­ción de un mul­ti­la­te­ra­lis­mo ac­ti­vis­ta”, ha agre­ga­do.

LA DI­MEN­SIÓN SO­CIAL, PRO­TA­GO­NIS­TA

La di­men­sión so­cial de la agen­da cli­má­ti­ca ha te­ni­do por pri­me­ra vez un pa­pel pro­ta­go­nis­ta en es­ta COP25. Las dis­cu­sio­nes en Madrid han re­fle­ja­do que en el cen­tro de la res­pues­ta a la cri­sis cli­má­ti­ca de­ben es­tar las per­so­nas, sus preo­cu­pa­cio­nes y su fu­tu­ro. Y que afron­tar es­te desafío es tam­bién avan­zar ha­cia un mo­de­lo de pros­pe­ri­dad ba­sa­do en la in­clu­sión y en la equi­dad.

El texto re­co­ge el “im­pe­ra­ti­vo” de que la tran­si­ción ha­cia un mun­do li­bre de emi­sio­nes de­be ser jus­ta, e im­pul­sar la crea­ción de em­pleo de­cen­te y de ca­li­dad. “No pue­de ha­ber po­lí­ti­cas de des­car­bo­ni­za­ción sin jus­ti­cia cli­má­ti­ca, sin jus­ti­cia en­tre ge­ne­ra­cio­nes, y sin jus­ti­cia den­tro de la mis­ma ge­ne­ra­ción: mu­je­res y ni­ñas, tra­ba­ja­do­res y con­su­mi­do­res vul­ne­ra­bles o per­so­nas que vi­ven en lu­ga­res que se ve­rán muy im­pac­ta­dos por el ca­len­ta­mien­to”, ha se­ña­la­do.

OCÉA­NOS Y USOS DEL SUE­LO

Co­mo res­pues­ta a los in­for­mes es­pe­cia­les del IPCC pu­bli­ca­dos du­ran­te 2019, la Con­ven­ción de Cli­ma ce­le­bra­rá un diá­lo­go de océa­nos y otro so­bre usos del sue­lo una se­sión de ju­nio de 2020. El texto sub­ra­ya tam­bién el pa­pel de las so­lu­cio­nes ba­sa­das en la na­tu­ra­le­za pa­ra ayu­dar a cum­plir el ob­je­ti­vo del 1,5ºC y la ne­ce­si­dad de abor­dar la pér­di­da de bio­di­ver­si­dad y la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co con un en­fo­que in­te­gral.

AL­GU­NOS HI­TOS DE LA AC­CIÓN CLI­MÁ­TI­CA EN LA COP25

● La UE ha lo­gra­do, en los me­nos de 15 días trans­cu­rri­dos des­de que se for­mó la nue­va Co­mi­sión, ac­ti­var un pa­que­te de me­di­das am­bi­cio­so pa­ra afron­tar la emer­gen­cia cli­má­ti­ca, a tra­vés de su Nue­vo Pac­to Ver­de (Green New Deal); com­pro­me­ter­se con la neu­tra­li­dad cli­má­ti­ca en 2050 y con­ver­tir al Ban­co Eu­ro­peo de In­ver­sio­nes (BEI) en un “Ban­co Cli­má­ti­co”, lo que per­mi­ti­rá des­blo­quear un bi­llón de eu­ros de in­ver­sión du­ran­te la pró­xi­ma dé­ca­da. Ade­más, el BEI ha anun­cia­do que de­ja­rá de fi­nan­ciar pro­yec­tos re­la­cio­na­dos con las ener­gías fó­si­les en 2021. ● Una vein­te­na de ban­cos es­pa­ño­les, al­gu­nos de los cua­les tie­nen un pe­so glo­bal des­ta­ca­do, acor­da­ron ali­near­se con el Acuer­do de Pa­rís.

● La Coa­li­ción de Mi­nis­tros de Fi­nan­zas por la Ac­ción Cli­má­ti­ca for­ma­da por 51 paí­ses, en­tre ellos Es­pa­ña, ha fir­ma­do el Plan de Ac­ción de Santiago, por el que se com­pro­me­ten a in­tro­du­cir el cam­bio cli­má­ti­co en sus po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas y fi­nan­cie­ras ha­cia un cre­ci­mien­to ba­jo o nu­lo en emi­sio­nes.

● El Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de Desa­rro­llo ha anun­cia­do la crea­ción de una Red de Ban­cos Cen­tra­les y Su­per­vi­so­res: una pla­ta­for­ma in­ter­na­cio­nal pa­ra lo­grar un sis­te­ma fi­nan­cie­ro ver­de a ni­vel glo­bal.

● El Fon­do de Adap­ta­ción lo­gró mo­vi­li­zar un to­tal de 89 mi­llo­nes de dó­la­res du­ran­te es­ta COP de va­rios paí­ses, en­tre ellos Es­pa­ña.

● En la COP25 se ha du­pli­ca­do el nú­me­ro de fon­dos de in­ver­sión que se han com­pro­me­ti­do a que sus car­te­ras sean neu­tras en emi­sio­nes tan pron­to co­mo sea po­si­ble, pa­san­do de car­te­ras que su­man 2,4 bi­llo­nes de dó­la­res du­ran­te la Cum­bre de Nue­va York a 4 bi­llo­nes en la COP25.

● El nú­me­ro de mul­ti­na­cio­na­les com­pro­me­ti­das a ser neu­tras en car­bono en 2050 se ha du­pli­ca­do, pa­san­do de 90 en la Cum­bre del Cli­ma de Nue­va York a 177 en la COP25. En ta­ma­ño, es­tas em­pre­sas em­plean a más de 5,8 mi­llo­nes de per­so­nas.

● La ci­fra de gran­des ciu­da­des com­pro­me­ti­das con la neu­tra­li­dad cli­má­ti­ca en 2050 ha pa­sa­do de 100 en la cum­bre de Nue­va York a 398 du­ran­te la COP25.

● Aun­que el Acuer­do de Pa­rís fi­ja el año 2020 pa­ra la pre­sen­ta­ción de com­pro­mi­sos más am­bi­cio­sos por par­te de los paí­ses, es­te año 73 Es­ta­dos se han com­pro­me­ti­do a ser neu­tros en car­bono en 2050, en­tre ellos, Es­pa­ña. Pa­ra lo­grar­lo, nues­tro país se ha fi­ja­do re­du­cir una de ca­da tres to­ne­la­das de CO2 en la pró­xi­ma dé­ca­da, du­pli­can­do el con­su­mo fi­nal de ener­gía re­no­va­ble en 2030.

● Más de 80 paí­ses han anun­cia­do ya que pre­sen­ta­rán com­pro­mi­sos de lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co (NDC) más am­bi­cio­sos que los ac­tua­les al Acuer­do de Pa­rís en 2020.

Newspapers in English

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.