Gran Re­ser­va

EN­TRE­VIS­TA A JO­SÉ MARÍA LÓ­PEZ INCHAURBE, VI­CE­PRE­SI­DEN­TE DE DESA­RRO­LLO DE HABANOS, S.A.

Habanos - - Sumario - TEXTO / REDACCIÓN EX­CE­LEN­CIAS FO­TOS / HABANOS, S.A. Y ARCHIVO EX­CE­LEN­CIAS

La ma­te­ria em­plea­da en la ela­bo­ra­ción de un Ha­bano, siem­pre tie­ne un añe­ja­mien­to pos­te­rior a la se­gun­da fer­men­ta­ción del en­torno de un año de du­ra­ción. En mu­chos ca­sos. la ma­te­ria pri­ma se añe­ja por pe­río­dos su­pe­rio­res, en­tre otros mo­ti­vos, de­bi­do a las re­ser­vas de ra­ma que la industria ta­ba­ca­le­ra cu­ba­na man­tie­ne pa­ra ase­gu­rar una pro­duc­ción cons­tan­te y de al­ta ca­li­dad.

“Los gran­des ex­per­tos en la ra­ma de ta­ba­co ne­gro cu­bano co­no­cen que de­ter­mi­na­dos ti­pos de ta­ba­co tie­nen un po­ten­cial de añe­ja­mien­to su­pe­rior, que le con­fie­re a sus ho­jas unas me­jo­res ca­rac­te­rís­ti­cas or­ga­no­lép­ti­cas en la fu­ma­da”, ex­pli­ca Jo­sé María Ló­pez Inchaurbe, Vi­ce­pre­si­den­te de Desa­rro­llo de Habanos, S.A.

Pa­ra el ex­per­to, es­te co­no­ci­mien­to, uni­do a la tra­di­ción del mun­do del vino por el añe­ja­mien­to de los cal­dos en dis­tin­tos pe­río­dos de tiem­po y que fue­ron de­no­mi­na­dos en la cul­tu­ra vi­ti­vi­ní­co­la co­mo Re­ser­va y Gran Re­ser­va, “fue lo que im­pul­só a Ta­ba­cu­ba y Habanos, S.A. a ex­plo­rar es­te con­cep­to en el Ha­bano. Es de­cir, la fu­sión del con­cep­to de añe­ja­mien­to del ta­ba­co, con un me­jo­ra­mien­to del mis­mo, jun­to con la ob­ser­va­ción de una prác­ti­ca co­mer­cial tra­di­cio­nal y acer­ta­da en la cul­tu­ra vi­ní­co­la, fue lo que ori­gi­nó los con­cep­tos de Re­ser­va y Gran Re­ser­va en el mun­do del Ha­bano.

“Así, en di­ciem­bre de 2002 la pri­me­ra Re­ser­va de Habanos, con ta­ba­cos añe­ja­dos por 3 años pro­ce­den­tes de la co­se­cha 98/99, fue­ron lan­za­dos al mer­ca­do en el Cohi­ba Re­ser­va 99-2002, en una se­lec­ción de 5 vitolas de Cohi­ba de dis­tin­tos for­ma­tos ela­bo­ra­dos con ta­ba­cos con 3 años de añe­ja­mien­to.

“Co­mo con­ti­nua­ción de es­te pro­yec­to, pe­ro con el aña­di­do cua­li­ta­ti­vo de un añe­ja­mien­to de 5 años, en 2009 vio la luz el Cohi­ba Si­glo VI Gran Re­ser­va, don­de los ta­ba­cos fue­ron tor­ci­dos con ma­te­ria pri­ma de la cam­pa­ña ta­ba­ca­le­ra del 2002/03”, afir­ma Ló­pez Inchaurbe.

¿Cuá­les son las ca­rac­te­rís­ti­cas que dis­tin­guen y di­fe­ren­cian a los Habanos in­clui­dos en es­te apar­ta­do tan se­lec­to? ¿Có­mo di­fe­ren­ciar a un Gran Re­ser­va de otro ti­po de Ha­bano?

El añe­ja­mien­to de la ma­te­ria pri­ma en ra­ma y en los ter­cios de ta­ba­co, pro­du­ce un afi­na­mien­to muy su­til y len­to de las ca­rac­te­rís­ti­cas or­ga­no­lép­ti­cas más des­ta­ca­das en la fu­ma­da del Ha­bano. Las pe­que­ñas notas pi­can­tes que se en­cuen­tran en los Habanos tien­den a des­pa­re­cer, co­mo con­se­cuen­cia de la re­duc­ción de las pe­que­ñas tra­mas de amo­nia­co que per­ma­ne­cen en el ta­ba­co fer­men­ta­do. El ta­ba­co tien­de a te­ner un sa­bor al­go más dul­zón, y el aro­ma del hu­mo es al­go me­nos pe­ne­tran­te

pe­ro man­te­nien­do las pun­tas aro­má­ti­cas pro­pias del hu­mo de un Ha­bano. Y co­mo re­gla ge­ne­ral, la for­ta­le­za tien­de a dis­mi­nuir pues­to que las ho­jas van muy len­ta­men­te per­dien­do los con­te­ni­dos que im­pri­men la for­ta­le­za al ta­ba­co ne­gro cu­bano.

¿Cuál es el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción y en qué me­di­da in­flu­ye la se­lec­ción de las ho­jas, las eva­lua­cio­nes de ca­tas y el añe­ja­mien­to en el aca­ba­do ideal de es­tos Habanos?

La se­lec­ción de las ho­jas des­ti­na­das a un añe­ja­mien­to cin­co años es el pun­to de par­ti­da cla­ve en la ela­bo­ra­ción de un Ha­bano Gran Re­ser­va, pues es un as­pec­to co­no­ci­do en la agri­cul­tu­ra ta­ba­ca­le­ra cu­ba­na que no to­das las ho­jas de ta­ba­co tie­nen po­ten­cial de añe­ja­mien­to su­pe­rior al año na­tu­ral de añe­ja­mien­to, que es nor­ma ge­ne­ra­li­za­da en un Ha­bano. Co­mo se di­ce en Vuel­ta Aba­jo*, hay ma­te­ria pri­ma que “se la­va” con el añe­ja­mien­to, ex­pre­sión con la que se de­fi­ne la pér­di­da de con­te­ni­dos de la ho­ja que im­pri­men el ca­rác­ter al ta­ba­co ne­gro cu­bano. Hay ho­jas de ta­ba­co que ya en el pro­ce­so de la pri­me­ra fer­men­ta­ción (en la pro­pia es­co­gi­da de ta­ba­co que vie­ne a con­ti­nua­ción de la cu­ra­ción) se des­ta­can por sus al­tos ni­ve­les de con­te­ni­dos, gra­sa y pro­pie­da­des que les per­mi­ti­rán un me­jo­ra­mien­to cua­li­ta­ti­vo con el añe­ja­mien­to de la ra­ma, mien­tras que otras ho­jas se des­ta­can co­mo inapro­pia­das pa­ra di­cho pro­ce­so, pues en el mis­mo se per­de­rían sus con­te­ni­dos que­dan­do co­mo ho­jas con gran com­bus­ti­bi­li­dad y nu­lo sa­bor o aro­ma.

La pro­pie­dad de una ho­ja pa­ra acep­tar ma­yor o me­nor fer­men­ta­ción vie­ne con­di­cio­na­da por el pro­ce­so agrí­co­la (que la plan­ta de ta­ba­co ha­ya te­ni­do un desa­rro­llo óp­ti­mo sin nin­gún es­trés de nu­trien­tes o hí­dri­co, un des­bo­to­na­do a tiem­po, etc.) y por unas óp­ti­mas con­di­cio­nes en el pro­ce­so de cu­ra­ción. Ade­más, los con­te­ni­dos y la es­truc­tu­ra del sue­lo de­ter­mi­nan que ha­ya ho­jas con ma­yor po­ten­cial de añe­ja­mien­to que otras.

Por to­do ello, el co­no­ci­mien­to de la ma­te­ria pri­ma y de su “his­to­rial” agrí­co­la y de cu­ra­ción es cla­ve en la se­lec­ción de los ta­ba­cos que se des­ti­nan al añe­ja­mien­to pro­pio de la Gran Re­ser­va.

Pos­te­rior­men­te, el pro­ce­so de li­ga­da y prue­bas de ca­ta de las dis­tin­tas li­ga­das se­lec­cio­na­das pa­ra una Gran re­ser­va es otro mo­men­to cla­ve, pues co­mo la for­ta­le­za y los ma­ti­ces or­ga­no­lép­ti­cos se ven afi­na­dos en el añe­ja­mien­to, la li­ga­da que se rea­li­za­ría pa­ra un ta­ba­co es­tán­dar en una Mar­ca co­mo Ho­yo de Mon­te­rrey (en la que en es­te Fes­ti­val pre­sen­ta­mos el Double Co­ro­nas Gran Re­ser­va) de­be su­frir li­ge­ras mo­di­fi­ca­cio­nes cuan­do la li­ga­da se ha­ce con ta­ba­cos con 5 años de añe­ja­mien­to, si que­re­mos man­te­ner el ca­rác­ter pro­pio de la Mar­ca.

Por tan­to, con­clui­ría di­cien­do que pa­ra ela­bo­rar un Gran Re­ser­va, ade­más de una ma­te­ria pri­ma de óp­ti­ma ca­li­dad en el mo­men­to que va­ya a co­men­zar el añe­ja­mien­to, es ne­ce­sa­rio dis­po­ner de gran­des co­no­ce­do­res de la ma­te­ria pri­ma ta­ba­ca­le­ra cu­ba­na y de ex­per­tos li­ga­do­res que creen una li­ga­da fiel a la mar­ca con unos ta­ba­cos mu­cho más re­fi­na­dos. ¿Acep­ta­ción, con­su­mo, po­si­cio­na­mien­to y apor­te mun­dial de los Gran Re­ser­va en el es­ca­pa­ra­te de Habanos?

Los Gran Re­ser­va se po­si­cio­nan al me­nos un 100% por en­ci­ma del pre­cio que su­pon­dría el mis­mo Ha­bano en su pro­duc­ción es­tán­dar, aun­que en al­gu­nos ca­sos pue­de lle­gar a te­ner un va­lor has­ta tres y cua­tro ve­ces su­pe­rior al mis­mo pro­duc­to es­tán­dar.

Co­mo es ló­gi­co en un pro­duc­to tan cui­da­do, la pre­sen­ta­ción del mis­mo y su po­si­cio­na­mien­to en ima­gen tie­nen una gran di­fe­ren­cia­ción fren­te al pro­duc­to es­tán­dar y por ello tie­ne atri­bu­tos es­pe­cí­fi­cos, co­mo un en­va­se de lu­jo, do­ble ani­lla, vi­to­li­na con la ex­pli­ca­ción del con­cep­to. Ade­más, to­dos los en­va­ses es­tán nu­me­ra­dos del 1 al 5.000.

Sien­do una pro­duc­ción to­tal de 75.000 uni­da­des, el apor­te de la Gran Re­ser­va al to­tal de ven­tas de Habanos no tie­ne gran sig­ni­fi­ca­ción en tér­mi­nos de vo­lu­men, ya que con es­te con­cep­to bus­ca­mos sa­tis­fa­cer a los con­su­mi­do­res más exi­gen­tes, ade­más de crear una ima­gen de nues­tro pro­duc­to co­mo el más ex­qui­si­to y re­fi­na­do que se pue­de en­con­trar en la pro­duc­ción mun­dial de ta­ba­cos Pre­mium.

El añe­ja­mien­to de la ma­te­ria

pri­ma en ra­ma y en los ter­cios de ta­ba­co, pro­du­ce un afi­na­mien­to muy su­til y len­to de las ca­rac­te­rís­ti­cas or­ga­no­lép­ti­cas más des­ta­ca­das

en la fu­ma­da del Ha­bano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.