Heraldo de Aragón

Alumnos formados en emergencia buscan empresas para practicar

- JORGE ZORRAQUÍN

ATECA. Rescates verticales, incendios urbanos y forestales, excarcelac­ión en vehículos, salvamento acuático, traslados de heridos… El día a día del alumnado del Grado Medio de Emergencia­s y Protección Civil que se imparte en el Centro Público Integrado de Formación Profesiona­l San Blas de Teruel y en el Instituto de Educación Secundaria Zaurín de Ateca está marcado por unos contenidos eminenteme­nte prácticos para aprender a actuar ante sucesos de diversa índole y se complement­a con el grado superior en coordinaci­ón. Son 2.000 horas lectivas, incluida la toma de contacto con centros de trabajo.

«A nuestro alumnado lo que más le gusta es estar probando el material en la calle. Primero tienen que saber la teoría, pero tenemos prácticas casi todos los días y hacemos visitas a parques profesiona­les», explica David Arnal, oficial de bomberos de la Diputación de Zaragoza y profesor especialis­ta en el módulo de intervenci­ón operativa en sucesos de origen natural, tecnológic­o y antrópico. Arnal cuenta que impartir las clases le implica un «enriquecim­iento grande» ya que tiene «recordar y actualizar contenidos».

Con vista al futuro laboral del alumnado, explica que cuando se incorporan al trabajo lo hacen con una formación que, de otra forma, tendrían que aprender. «Si se valorase el grado, habría chicos de 18 o 20 años con un perfil muy orientado», incide. En algunas comunidade­s se empiezan a valorar como mérito e incluso como requisito: «La lógica dice que si la administra­ción ofrece esta formación luego la debe de tener en cuenta».

Lo dice mientras preparan un simulacro: una fuga de amoniaco en un sistema de refrigerac­ión. Los alumnos sacan del almacén lo necesario para montar cabinas de descontami­nación, despliegan mangueras y se enfundan trajes de protección. «El centro hace lo que puede con el presupuest­o que tiene para comprar material. Mucho de lo que tenemos es donado, porque lo que desechan en los parques de bomberos nos viene muy bien y no hace falta que sea nuevo», afirma. Y agradece las donaciones del servicio provincial de extinción de incendios de la Diputación de Huesca.

Además de más donaciones, otro de sus deseos es que todos los servicios de bomberos cogieran a los chicos para las prácticas, ya que necesitan estar dos meses y «cuesta mucho» encontrar destino para que las hagan. Por eso pide convenios de colaboraci­ón estables para facilitar el proceso.

Para Daniel Longás, de 34 años y que se desplaza desde Zaragoza, es el camino que ha elegido después de más de una década en el mundo laboral. «Me di cuenta de que era lo que quería hacer y estoy muy contento porque aquí das mucho temario de una futura oposición», valora este alumno de segundo curso que hará prácticas en Motorland. A su juicio, la programaci­ón sirve para «afianzar conceptos y nociones básicas para trabajar».

Mediante casos de rescates verticales, maniobras en el monte, simulacros parecidos a la prueba de claustrofo­bia, el alumnado está satisfecho. «Me puse a investigar y fue el que más me llamó la atención porque no quería estar sentado en una oficina», destaca Álvaro Abad, de 18 años. En su caso, alaba el material que tienen e insiste en que «es más fácil estudiar algo cuando se puede practicar que solo cuando está en el libro».

 ?? MACIPE ?? Alumnos del IES Zaurín de Ateca practican para actuar en un simulacro de fuga de amoníaco.
MACIPE Alumnos del IES Zaurín de Ateca practican para actuar en un simulacro de fuga de amoníaco.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain