Heraldo de Aragón

Las claves de la caída de Xavi

El todavía entrenador del Barcelona perdió la credibilid­ad al aceptar que Joan Laporta le hiciese la convocator­ia para el partido de Champions en Amberes

- DANIEL PANERO

BRCELONA. La era Xavi ha comenzado su cuenta atrás. El técnico de Tarrasa anunció el sábado por la noche, tras la debacle por 3-5 frente al Villarreal en el Estadio Lluis Companys, que dejará el Barcelona el 30 de junio e hizo palpable la crisis que afronta el equipo desde que comenzó la temporada. La caída de este símbolo culé ha sido lenta y dolorosa y se explica a través de cinco claves que han marcado el devenir de los últimos meses y que han precipitad­o el prematuro adiós del entrenador que parecía destinado a marcar el futuro de la entidad azulgrana. A partir de ahora quizá se valorará más quizá los títulos logrados en el ejercicio precedente y el legado que dejará con jovencísim­os valores.

Xavi se reunió ayer con su plantilla, a la que explicó los últimos acontecimi­entos y pidió disculpas por no haberla informado antes que a los medios de comunicaci­ón. También compareció el presidente Joan Laporta ante los medios oficiales del club para valorar el anuncio de su entrenador. «Xavi nos ha comunicado que va a acabar la temporada y no seguirá. Es una fórmula que acepto porque es Xavi. Me lo ha propuesto y es una persona honesta.

Actúa con mucha dignidad y estima al Barcelona», dijo el máximo dirigente.

Los resultados

Son el motivo que precipita todo, el acelerador de lo bueno y lo malo que pasa en el fútbol. «Esto va de ganar», se ha cansado de repetir el preparador catalán una y otra vez en rueda de prensa. Y ganar, lo que se dice ganar, Xavi ha ganado lo justo, aunque la Supercopa del curso pasado y la Liga son muy meritorias. Ha dirigido al Barça en 122 partidos oficiales entre todas las competicio­nes con un bagaje de 76 victorias, 20 empates y 26 derrotas, demasiados tropiezos para un club acostumbra­do a la excelencia y a estar siempre en lo más alto, en la lucha por los títulos.

Tan elevado número de derrotas sitúan a Xavi como el entrenador español con más partidos perdidos en la historia de la entidad y como el cuarto con peor porcentaje de citas con caída entre los que han dirigido al menos cien partidos. Los resultados han ido poco a poco socavando la moral de un grupo que ha pasado en apenas ocho meses de ser uno de los equipos más fiables del continente a ser un manojo de nervios.

La dinámica no era buena y lo demuestra que el equipo lleva ya los mismos goles encajados entre todas las competicio­nes que la temporada pasada a estas alturas.

Falta de control del vestuario Fruto de esa mala dinámica, Xavi ha ido poco a poco perdiendo su ascendenci­a en el vestuario. Esta circunstan­cia quedó escenifica­da en el desplazami­ento de Liga de Campeones frente al Amberes en diciembre. El Barça llegó a la cita tras la debacle contra el Girona (2-4) en el Lluis Companys y el egarense tuvo que rehacer sus pasos para incluir en la convocator­ia a Lewandowsk­i, Gündogan, Araujo y De Jong y cumplir así con los deseos de la planta noble. «La lista fue consensuad­a, la decidimos como club. Cambia el itinerario, es una noche más en Amberes, y por eso modificamo­s la lista», explicó Xavi para aclarar un malentendi­do que le hizo perder autoridad de puertas para adentro.

Desde ese día, el 13 de diciembre, el Barça no ha conseguido retomar el vuelo. El mensaje de Xavi se ha diluido y con él las sensacione­s de un equipo que ha acumulado tropiezos y partidos en el alambre. Royal Amberes,

Valencia, Real Madrid, Athletic y Villarreal han hurgado en la herida de un equipo fracturado.

La falta de alternativ­as.

El plan de Xavi era innegociab­le y se ha mantenido contra viento y marea. Poco ha importado el desgaste físico, la idoneidad de los jugadores y hasta el planteamie­nto del rival. La idea era presionar en campo contrario, ser protagonis­tas en todos los partidos con la pelota y dominar el juego. Ese estilo ha chocado con una plantilla más justa que otras temporadas y que no ha conseguido ejecutar esa idea.

El Barça se ha fracturado este curso cada vez que la presión arriba no ha dado frutos y a menudo ha demostrado ser un conjunto sin ideas para encontrar a jugadores entre líneas. Xavi no ha conseguido ofrecer alternativ­as para mejorar en este aspecto. Probó con Cancelo en el lateral zurdo para ganar un jugador más en la medular, probó con tres centrales y hasta intentó tener un centrocamp­ista más cuando las bajas lo permitían, pero las soluciones ofrecidas nunca fueron duraderas.

La distensión del grupo.

Los culés llegaron a esta temporada como campeones de Liga y Supercopa de España y eso, lejos de rebajar la presión en el proyecto, hizo que incluso aumentara. Los culés no han sabido gestionar ese nuevo escenario. El propio Xavi reconoció en rueda de prensa tras el partido ante el Almería que el principal problema de su equipo era de actitud. «No tenemos la calidad del Barça de 2010, ni la capacidad individual. El año pasado recuperamo­s 200 balones en campo contrario, este año no. Si no damos todo, no nos llega», afirmó después de un partido en el que la caída ya empezaba a ser pronunciad­a pese a la victoria.

La baja de Gavi

Todo se precipitó cuando el Barça perdió al jugador más enérgico del grupo. Gavi se lesionó el 19 de noviembre en un partido con la selección española contra Georgia y ese día los azulgranas perdieron al «alma del equipo». La baja del sevillano resulta clave. Era el jugador con más pulmones para liderar al equipo en la presión, el que tenía más capacidad para retroceder en fase defensiva y un futbolista capaz de abarcar mucho campo en la parcela ancha. Desde entonces, el Barça ha ido perdiendo fuelle. Sin él, los culés han ganado ocho partidos, han perdido cinco, han empatado dos y han puesto fin a un proyecto que iba para largo, pero que ha sido devorado en muy pocos meses.

 ?? ENRIC FONTCUBERT­A/EFE ?? El entrenador del Barcelona, Xavi Hernández, en el partido contra el Villarreal.
ENRIC FONTCUBERT­A/EFE El entrenador del Barcelona, Xavi Hernández, en el partido contra el Villarreal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain