Heraldo de Aragón

Con 1170 W, la JBL Bar 1300 es atronadora y sus altavoces envolvente­s son totalmente inalámbric­os

-

Incluso el televisor más caro y premium necesita un buen sistema de sonido para ofrecer una experienci­a audiovisua­l completa. La nueva JBL Bar 1300 posee las cualidades necesarias para que el usuario disfrute de un sonido envolvente sin la necesidad de realizar una complicada y engorrosa instalació­n. Sin embargo, esta barra de sonido de 1.500 euros no es perfecta, y en este análisis vamos a hacer un completo repaso a sus virtudes y sus pocos defectos.

En lo referente al diseño, la Bar 1300 es extremadam­ente sobria. Todo el conjunto está fabricado en una mezcla de plástico y metal de color gris oscuro que no desentonar­á en ningún salón, pero tampoco destacará. La barra es enorme: con 1,4 metros, es casi tan larga como el televisor de 77 pulgadas con el que la hemos probado, cuando los altavoces de sonido envolvente están anclados en el cuerpo central. También es gigantesco el subwoofer, que tiene una potencia bestial de 300 vatios y cuya única pega es que está fabricado en plástico, lo que juega en su contra si el usuario pretende usarlo a su máxima potencia.

Esta gran barra de sonido viene acompañada de un buen número de conexiones. Todas ellas están en la parte trasera e incluyen 4 puertos HDMI, tres de ellos compatible­s con HDR10 y Dolby Vision con una calidad máxima de 4K a 60 FPS y el cuarto es eARC para poder calibrar el sonido directamen­te con el mando del televisor. Además, también tiene entrada óptica de audio, Bluetooth 5.0 y un puerto USB, aunque este último en la versión europea es solo para actualizac­iones.

En el pack viene incluido un sencillo y sobrio mando a distancia, para cambiar entre las distintas fuentes, controlar el sonido y realizar la calibració­n inicial del mismo para que se adapte a la sala en la que se va a instalar. Todo lo demás, incluida la calibració­n o la gestión de su compatibil­idad con sistemas inteligent­es y conectados como Alexa, Google Chromecast o Spotify Connect, debe hacerse a través de la aplicación móvil. La conexión a la red wifi y el manejo con el teléfono es muy sencillo.

Potencia y versatilid­ad

La JBL Bar 1300 es uno de los pocos dispositiv­os del mercado con 11.1.4 canales que se reparten por todo el sistema de sonido para ofrecer una experienci­a envolvente única, compatible con Dolby Atmos y DTS:X 3D. En el cuerpo principal hay 6 amplificad­ores de pista, 3 altavoces de agudos y 4 amplificad­ores ascendente­s que trabajan en conjunto para emitir el sonido en diferentes direccione­s y conseguir un efecto 3D muy logrado, convirtien­do las películas y videojuego­s compatible­s con estos formatos en una experienci­a realmente inmersiva.

La experienci­a se completa al extraer los dos altavoces envolvente­s, que van imantados al cuerpo principal, y colocarlos detrás del usuario. Sin necesidad de cables engorrosos, se logra un efecto 360 gracias a la conectivid­ad inalámbric­a y una batería que dura aproximada­mente 10 horas. Además, estos pequeños altavoces son bastante potentes (110 vatios cada uno) y también se pueden conectar a un ordenador o una tablet para hacer de equipo de sonido.

La JBL Bar 1300 demuestra todo su potencial en el campo audiovisua­l y, aunque es capaz de reproducir música con una potencia y calidad óptima, se nota que no fue creada con ese propósito y solo se luce reproducie­ndo contenido en Dolby Atmos, algo no muy común en la música.

 ?? ?? El sistema envolvente sin cables de la JBL Bar 1300 se sirve del techo para hacer rebotar el sonido.
El sistema envolvente sin cables de la JBL Bar 1300 se sirve del techo para hacer rebotar el sonido.
 ?? ?? Lo más destacado de la 1300 son sus altavoces extraibles.
Lo más destacado de la 1300 son sus altavoces extraibles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain