Heraldo de Aragón

«El abogado sufre por la lentitud de la Justicia»

ABOGADA

-

En la presentaci­ón de su perfil en la red profesiona­l Linkedin explica que su vocación fue siempre «ayudar a las personas». ¿Cómo se decidió a hacerlo estudiando Derecho?

Yo tengo la vocación de ayudar a los demás, pero me definió ver la serie de abogados ‘Ally McBeal’ en televisión. Entonces pensé que tenía que ayudar a personas a resolver sus problemas.

Pero la realidad del trabajo de un abogado es muy diferente a lo que se ve en las series de televisión norteameri­canas.

La realidad no tiene nada que ver con lo que vemos en la televisión, se sufre mucho por los clientes, por la lentitud de la Justicia, es una profesión de sufrientes.

Ha terminado dedicándos­e al derecho Mercantil y Concursal. ¿Cómo acabó eligiendo esta rama del Derecho?

Yo no la elegí, la especialid­ad me eligió a mí. Recién colegiada tuve que concursar a la empresa de mi familia, del sector de la construcci­ón. Fue en 2008, en los años de la crisis inmobiliar­ia. Fue muy duro.

Tiene que ser complicado pasar por algo así y dedicarse luego a ver a otros particular­es y empresas solicitand­o acogerse a las antiguas quiebras, hoy concursos de acreedores.

Hay una parte muy dura porque muchas veces no puedes evitar implicarte. Muchas veces la persona que acude al despacho llega devastaba internamen­te. No me gustaba para nada el derecho Mercantil, pero aprendí porque me tocó y ahora me encanta. Además, hay más asuntos, no solo crisis.

La semana pasada estuvo al frente de la organizaci­ón del I Encuentro Nacional de secciones de Derecho Concursal y Mercantil con el Colegio de Abogados de Zaragoza, donde preside la sección de esta especialid­ad. Reunió a unos 200 expertos. Ya existen unas jornadas anuales de esta materia, ¿por qué otras?

Hay un circuito de congresos de derecho Concursal y Mercantil, pero este es el primer encuentro solo para abogados, en el que hemos compartido experienci­as y ha sido muy enriqueced­or. Terminó con un duelo jurídico en el que el ganador se jugaba la organizaci­ón del próximo encuentro, una Eurovisión pero jurídica. Ganó Jaén, pero cedió su lugar a Málaga. El encuentro no hubiera sido posible si los compañeros de fuera no hubieran venido a participar de forma totalmente altruista y generosa. El evento estaba enmarcado dentro del 625 aniversari­o del Colegio de Abogados de Zaragoza.

En la cita se habló de los casos de segunda oportunida­d, entre otros temas. ¿Sigue yendo en aumento el número de personas que no pueden afrontar sus deudas y tienen que recurrir a este mecanismo para que se las perdone un juzgado?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain