Heraldo de Aragón

«Aquí se vota a las personas, no miramos las siglas»

Los vecinos de los barrios rurales volvieron a apostar ayer por la cercanía dejando a un lado el color político y las polémicas que marcan la agenda a nivel nacional

- J. L. Q.

Aquí se vota a la persona, no a las siglas. Aunque uno sea del PP puede acabar apoyando al PSOE por el candidato que hay detrás», resumía Julián Uche, uno de los cientos de vecinos de Movera que ayer participar­on en la encuesta ciudadana en la que se eligió a los alcaldes pedáneos. Como en el resto de barrios rurales, la relación con el alcalde es «de calle»; una cercanía que vale más que cualquier campaña electoral.

«Yo, por ejemplo, tengo relación con todos los candidatos. La gestión en un barrio rural es mucho más humana y familiar», añadía Marta Pérez, otra de las empadronad­as que se acercó hasta el colegio Pedro Orós, reconverti­do en punto de votación.

Tampoco se atiende a polémicas nacionales como la amnistía o la sequía, sino que son los problemas ‘cotidianos’ los que marcan la agenda. «Creemos que esta vez han podido influir mucho las placas solares que se pretenden instalar en la huerta. Es un tema del que se habla mucho», reconocían Regina Alcay y Ana Olivares.

También pesan las carencias que arrastra cada zona. «En Movera se vive muy bien y muy tranquilo, pero hace mucho que no se construye vivienda y lo que se vende está muy caro», comentaba Uche. Adrián Jiménez, otro de los vecinos, lo sabe bien. «Nos sentimos un tanto olvidados por el Ayuntamien­to. No todo es Zaragoza capital. Los jóvenes estamos teniendo problemas para encontrar una casa y muchos terminan yéndose», agregaba.

En Juslibol, el debate se centraba en el cambio o la continuida­d. «El barrio lleva años estancado, no se ven mejoras. El pabellón apenas se puede utilizar, y las casas cueva pasan de padres a hijos.

Quienes no tienen una no pueden comprar y terminan marchándos­e a otras zonas como Parque Goya, cuando mucha gente se hubiese querido quedar», señalaban Carolina Martínez y David Navarro.

María Jesús, en cambio, se mostraba mucho más satisfecha con la gestión. «He nacido en Juslibol. Es mi barrio y, cuando me muera, quiero que me entierren aquí. Todo en esta vida es mejorable, pero hay que tener claro que esto no es la capital. Se está haciendo una buena gestión», opinaba instantes después de depositar su voto.

Para otros, como Raquel Ogueta, vecina del Zorongo, la de ayer era una oportunida­d para reivindica­rse. «A Juslibol han ido a parar en los últimos años 3,1 millones de euros y al Zorongo, apenas 41.530, con eso lo digo todo. Tenemos la carretera llena de baches y el IBI no es precisamen­te barato», decía.

 ?? JOSÉ MIGUEL MARCO ?? Los vecinos de Movera, ayer, durante la votación.
JOSÉ MIGUEL MARCO Los vecinos de Movera, ayer, durante la votación.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain