Heraldo de Aragón

Conde de Aranda sale del letargo con 69 nuevas viviendas en dos de sus mayores vacíos urbanos

Las máquinas trabajan ya en los solares, abandonado­s desde hace décadas Los vecinos dicen que lo que se construya será bienvenido, pero piden más limpieza y presencia policial

- JAVIER ESCARTÍN

ZARAGOZA. La calle del Conde de Aranda registra estos días un movimiento de tierras que ni sus vecinos más longevos recuerdan. Dos de sus mayores vacíos urbanos dicen adiós para dar la bienvenida a dos promocione­s de viviendas llamadas a dar una nueva vida a una de las zonas de la ciudad que más lo necesitan.

Los residentes llevaban años denunciand­o la degradació­n de esta vía y sus aledaños, en parte marcada por solares como el situado junto al colegio Escolapios, en la calle de Santiago Ramón y Cajal. Hace apenas un año, no obstante, apareció un cartel anunciando su renacimien­to: una promoción de 53 viviendas de la promotora Nozar.

Desde diciembre del año pasado, la maquinaria trabaja en el movimiento de tierras para dar a luz a este bloque, que estará listo en torno a octubre de 2025.

Los inmuebles serán de una, dos y tres habitacion­es, además de áticos con terrazas. Contarán con 55 plazas de garaje, 53 trasteros y dos oficinas que se sumarán a los espacios compartido­s compuestos por gimnasio, «gastroteca» y un pequeño patio ajardinado. El precio: desde los 153.000 euros del piso más barato hasta los 410.000 del ático.

El solar, según explican desde la asociación de vecinos Zaragoza Antigua, llevaba unas tres décadas en desuso. Una parte ya fue ocupada por equipamien­tos de otro tipo, pero en su mayoría estaba repleto de maleza.

Este, en todo caso, no es el único terreno vacío y degradado que quedaba en esta céntrica vía. A la altura del número 99, junto a la plaza del Portillo, había hace años un bloque de viviendas que terminó derribado. Quedó así un solar lleno de vegetación y con una fachada ‘flotante’ que el Ayuntamien­to protegió por su «interés ambiental», según se recoge en las fichas de Patrimonio. Estuvo desatendid­o durante unos 15 años, según estima la citada asociación vecinal, hasta hoy.

El 11 de diciembre del año pasado, las máquinas entraron a la zona para prepararla para otra promoción de 16 viviendas de obra nueva, con sus respectivo­s trasteros y plazas de garaje. El estudio A4 Arquitectu­ra ha sido el encargado de diseñar los inmuebles, mientras que el promotor es Sergio Sol S. L., según se puede leer en la licencia del Consistori­o. Por el momento, no se conoce más informació­n acerca de esta promoción, salvo que la fachada se integrará con la ya existente, que será rehabilita­da y puesta a punto para el nuevo edificio.

María Luisa Verde, presidenta de la asociación de vecinos Zaragoza Antigua, celebra el interés que está despertand­o la zona. «Los nuevos pisos son bastante caros y aun así, nos han informado de que tienen bastantes vendidos. Es algo bueno, necesitamo­s que se mezcle el tejido social», explica. No obstante, el entorno no vive sus mejores momentos: «Estamos teniendo unos problemas tremendos por ruidos, suciedad, droga...».

Según dice, todo lo que se edifique será bien recibido. «Es la petición de la asociación, además de que se desaloje todo aquello que esté okupado», comenta Verde. Este es uno de los grandes males endémicos de esta parte de la ciudad. «Cuando construyen viviendas públicas, necesitamo­s que regulen quién entra a ellas para que los nuevos vecinos no traigan más problemas al entorno», expresa.

Lamenta, además, que la zona más interior de San Pablo «da pena». «Me llegan unas fotografía­s de basura, excremento­s, orines en la calle... Estamos a escasos 200 metros de todos los lugares que se deben visitar en Zaragoza y damos una mala impresión», añade la presidenta de la asociación vecinal, que pide más limpieza y presencia policial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain