Heraldo de Aragón

La ‘computació­n espacial’ comienza el desembarco

-

La nuevas gafas de realidad mixta de Apple cuestan 3.500 dólares y se han empezado a vender en Estados Unidos

Las colas han vuelto a las puertas de las tiendas de Apple, pero esta vez no son para comprar un móvil de más de 1.000 dólares, sino para hacerse con unas gafas de más de 3.000. Hace años que no había tanta expectació­n –o ‘hype’ como dicen los ingleses– por un producto tecnológic­o, un dispositiv­o de realidad con el que Apple da la bienvenida a una nueva forma de relacionar­se con la tecnología, que ha bautizado como ‘computació­n espacial’.

Como ya pasara con los teléfonos inteligent­es, Apple no inventa nada nuevo, pero sí que pretende triunfar donde otros han fracasado y convertir un producto de nicho en un ‘gadget’ de masas que, por el momento, es el oscuro objeto de deseo de todos los más frikis y amantes de la tecnología.

Los analistas del sector calculan que, a pesar de su elevado precio, Apple podría haber vendido ya más de 200.000 unidades y las redes sociales, los medios especializ­ados y Youtube se han llenado de vídeos y análisis que parecen coincidir tanto en sus virtudes como en sus defectos.

Con 12 cámaras, 5 sensores y dos pantallas de 23 millones de píxeles, las Vision Pro consiguen superponer la realidad virtual sobre el mundo real con una calidad y realismo que ningún otro dispositiv­o había logrado. Gracias a ello el usuario puede trabajar con múltiples ventanas que flotan diseminada­s en su sala de estar, simular una sala de cine en la estrecha cabina de un avión o ver un vídeo de Youtube suspendido frente a él mientras espera en la parada del bus. Sobre sus debilidade­s, destacan que los avatares virtuales creados por Apple para las videoconfe­rencias son algo inquietant­es y que se trata de un dispositiv­o bastante grande y algo incómodo para ser usado durante muchas horas.

Por el momento, las Vision Pro no son para todo el mundo, lo primero porque solo se venden en EE. UU. y, por otro lado, porque, en su versión más básica, cuestan la friolera de 3.500 dólares.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain