Heraldo de Aragón

El rey Carlos III va a misa días después de su operación de próstata

-

LONDRES. El rey Carlos III del Reino Unido acudió ayer con su esposa, Camila, a un servicio religioso en la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringha­m (este de Inglaterra), tras salir el lunes del hospital donde se sometió a una operación de próstata.

Los reyes saludaron a los curiosos a la salida del templo anglicano ubicado en los terrenos de su residencia campestre en el condado de Norfolk, cuando se les vio acompañado­s de miembros del clero.

El monarca, de 75 años, salió el lunes por su propio pie del hospital londinense The London Clinic, en el que se sometió a una intervenci­ón por una próstata agrandada benigna.

Unas horas antes había abandonado el mismo centro su nuera, Catalina, princesa de Gales, quien fue sometida hace más de dos semanas a una «cirugía abdominal» de la que apenas se han dado detalles.

Mientras que Catalina, de 42 años, afronta un relativame­nte largo periodo de recuperaci­ón en su hogar en Windsor (a unos 40 kilómetros de Londres), se espera que Carlos III reanude antes sus compromiso­s oficiales.

Su esposo Guillermo, heredero al trono, no asumirá funciones públicas mientras la princesa esté convalecie­nte, para acompañarl­a y cuidar de sus tres hijos, los príncipes Jorge, Carlota y Luis, según indicó el Palacio.

Un coche de Isabel II Además, ayer se supo que un vehículo todoterren­o de la marca Range Rover que perteneció a la difunta reina Isabel II de Inglaterra ha salido al mercado por más de 200.000 libras esterlinas (unos 234.000 euros). Tal y como recoge el ‘Mirror’, el coche fue modificado en su día para el uso especial por parte de la casa real e incluye un juego de asideros utilizados por la difunta reina para facilitar la entrada al vehículo. También llegó a tener una sirena de policía, aunque se ha eliminado.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain