In­va­sión de PO­LO­NIA

Historia de Iberia Vieja Monográfico - - El Monstruo -

El Mu­seo del Al­za­mien­to de Var­so­via es uno de los lu­ga­res más es­tre­me­ce­do­res de Eu­ro­pa. En 1944 –y an­te la atroz in­di­fe­ren­cia de los so­vié­ti­cos–, la ciu­dad eli­gió mo­rir de pie an­tes que vi­vir de ro­di­llas, plan­tan­do ca­ra a las fuer­zas ale­ma­nas que unos años an­tes ha­bían vio­la­do sus fron­te­ras en una suer­te de blitz­krieg o gue­rra re­lám­pa­go. La po­bla­ción fue so­me­ti­da en ape­nas un mes. La bru­ta­li­dad de las ope­ra­cio­nes –que la Wehr­macht ha­bía di­se­ña­do con el nom­bre de Ca­so Blan­co y en la que la su­pe­rio­ri­dad de la Luft­waf­fe, su fuer­za aé­rea, se hi­zo muy pron­to pa­ten­te– no im­pi­dió que los po­la­cos en­se­ña­ran los dien­tes en es­tos otros “campos del ho­nor”; si bien to­do lo que con­si­guie­ron fue pos­po­ner el mo­men­to en que la so­ga anu­da­ría, al fin, sus cue­llos. Cuan­do dos gru­pos del ejér­ci­to so­vié­ti­co pe­ne­tra­ron por el es­te del país el 17 de sep­tiem­bre de 1939 –“a río re­vuel­to, ga­nan­cia de pes­ca­do­res”, de­bie­ron de pen­sar– la ca­pi­tal asu­mió que te­nía los días con­ta­dos. El 12% de los edi­fi­cios de la ciu­dad que­dó des­trui­do a fi­na­les de sep­tiem­bre de 1939.

Du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, mu­rie­ron seis mi­llo­nes de ci­vi­les y 850.000 mi­li­ta­res de na­cio­na­li­dad po­la­ca. Mu­chos ca­ye­ron du­ran­te la in­va­sión –seis mil sol­da­dos y 25.800 ci­vi­les– y mu­chos, mu­chí­si­mos más, en Ausch­witz y otros campos de con­cen­tra­ción. Víc­ti­mas de los bom­bar­deos, de las re­pre­sa­lias in­dis­cri­mi­na­das, de las eje­cu­cio­nes su­ma­rias. Víc­ti­mas de una lo­cu­ra que es­tá a pun­to de cum­plir 80 años. Nun­ca más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.