Nos­tal­gia

Historia de Iberia Vieja - - ÁGORA - A.T.

ES­CRI­TOS con más de trein­ta años de di­fe­ren­cia, Ri­chard Ford (Mis­sis­sip­pi, 1944) ha reuni­do en es­te vo­lu­men dos tex­tos au­to­bio­grá­fi­cos en los que rea­li­za un ho­me­na­je a sus pa­dres. El de­di­ca­do a su ma­dre, que es­cri­bió en 1981, tras su muer­te, se pu­bli­có de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te en 1986; el se­gun­do, el de su pa­dre, es­tá es­cri­to en fe­cha más re­cien­te, 2016. Es­tos tex­tos co­nec­tan con al­gu­nos re­la­tos me­mo­ria­lís­ti­cos que Ford reunió en su li­bro Flo­res en las grie­tas, en es­te ca­so más cen­tra­dos en su re­la­ción con la li­te­ra­tu­ra.

“He in­ten­ta­do, en la me­di­da de lo po­si­ble –es­cri­be Ford–, es­cri­bir so­lo aque­llo que sa­bía y no sa­bía de un mo­do ob­je­ti­vo”. Es­te es­ti­lo es muy si­mi­lar al de sus no­ve­las más fa­mo­sas, aun­que ló­gi­ca­men­te ha­ya una im­pli­ca­ción más per­so­nal y sub­je­ti­va en es­tas na­rra­cio­nes. Par­tien­do de los he­chos, ha­bla de su pa­dre de ma­ne­ra au­tó­no­ma, con­tan­do su vi­da has­ta que co­no­ce a su mujer.

Ya por aquel en­ton­ces, su pa­dre era via­jan­te de co­mer­cio, tra­ba­jo que con­di­cio­nó su vi­da, la de su mujer y tam­bién la de Ri­chard. Tras su na­ci­mien­to en 1944, de­bie­ron to­mar al­gu­nas de­ci­sio­nes im­por­tan­tes, co­mo com­prar­se una ca­sa don­de el ma­tri­mo­nio se es­ta­ble­ció, aun­que el pa­dre se­guía via­jan­do de lu­nes a vier­nes. Es­te sen­ti­do de una in­ter­mi­ten­te au­sen­cia mar­ca las re­la­cio­nes en­tre el pa­dre y el hi­jo y ha­rá que Ri­chard ten­ga con su ma­dre una in­ti­mi­dad mu­cho ma­yor, aun­que la re­la­ción con su pa­dre siem­pre fue cor­dial./

En­tre ellos RI­CHARD FORD ANA­GRA­MA. BAR­CE­LO­NA (2018). 168 PÁGS. 16,90 €.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.