se alo­jó en la Car­tu­ja de Vall­de­mo­sa (Ma­llor­ca)?

Historia de Iberia Vieja - - ¿A QUE TAMPOCO SABÍAS...? -

NO CABE DU­DA de que el poe­ta ni­ca­ra­güen­se, cu­yo nom­bre ver­da­de­ro era Fé­lix Rubén Gar­cía Sar­mien­to, sen­tía una de­bi­li­dad es­pe­cial por nues­tro país. Con mo­ti­vo del cuar­to cen­te­na­rio del des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca, via­jó por pri­me­ra vez a Es­pa­ña y aquí co­no­ció a lo más gra­na­do de las le­tras es­pa­ño­las y a al­gu­nas per­so­na­li­da­des po­lí­ti­cas.

Tu­vo que re­gre­sar an­ti­ci­pa­da­men­te a su país tras el re­pen­tino fa­lle­ci­mien­to de su es­po­sa, pe­ro vol­ve­ría en otras oca­sio­nes, lle­gan­do a ser em­ba­ja­dor en Ma­drid. Su vi­da per­so­nal dio un vuel­co en la ca­pi­tal, pues en la Ca­sa de Cam­po co­no­ció a la que se­ría su pa­re­ja du­ran­te los úl­ti­mos años de su vi­da, Fran­cis­ca Sán­chez. Asi­mis­mo, su ca­rre­ra li­te­ra­ria es­tá ín­ti­ma­men­te re­la­cio­na­da con la ca­pi­tal es­pa­ño­la, ya que fue aquí don­de pu­bli­có su obra mag­na Can­tos de vi­da y es­pe­ran­za, los cis­nes y otros poe­mas, edi­ta­do por Juan Ra­món Ji­mé­nez en 1905.

Rubén vi­si­tó Ma­llor­ca en dos oca­sio­nes: en la pri­me­ra, al­qui­ló una ca­sa en el barrio El Te­rreno en Pal­ma y en la se­gun­da se alo­jó en la Car­tu­ja de Vall­de­mo­sa, in­vi­ta­do por sus pro­pie­ta­rios, Los Su­re­da. El en­cla­ve le im­pre­sio­nó tan­to que es­cri­bió, ins­pi­rán­do­se en él, el poe­ma La Car­tu­ja y la no­ve­la El Oro de Ma­llor­ca. Co­mo tes­ti­mo­nio gráfico de la vi­si­ta, que tu­vo lu­gar en 1913, se con­ser­va un re­tra­to su­yo con há­bi­to de car­tu­jo.

La úl­ti­ma ciu­dad es­pa­ño­la que le aco­gió fue Bar­ce­lo­na, don­de cul­mi­nó su obra pos­tre­ra, Can­to a la Ar­gen­ti­na y otros poe­mas. Fran­cis­ca Sán­chez do­nó el le­ga­do de Da­río al ar­chi­vo de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid en 1956.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.