El co­ra­zón de UN TRAIDOR

Historia de Iberia Vieja - - DOSSIER ETA -

Tam­bién cuen­tan las cró­ni­cas

que aque­lla fría ma­ña­na del 30 de enero de 1606, cuan­do el ver­du­go arran­có el co­ra­zón a uno de los con­de­na­dos y lo mos­tró al pú­bli­co so­bre la pun­ta de una es­pa­da gri­tó: “He aquí el co­ra­zón de un traidor”. El ajusticiado, con ape­nas un hi­lo de voz, le con­tes­tó: “Men­tís”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.