Los pri­me­ros años de UNA LE­YEN­DA

Historia de Iberia Vieja - - DOSSIER ETA -

Guy Fawkes era na­tu­ral de la ciu­dad de York. Na­ció el año 1570 en el seno de un ma­tri­mo­nio for­ma­do por Ed­ward Fawkes y Edith Jackson.

Sa­be­mos que el neo­na­to fue bau­ti­za­do en la igle­sia de Saint Mi­chael-le-Befry el 13 de abril, así que de­bió de na­cer tres días an­tes, pues esa era la cos­tum­bre se­gui­da por los pro­tes­tan­tes en la épo­ca. Y es que la fa­mi­lia del jo­ven Guy no pro­fe­sa­ba el ca­to­li­cis­mo, al me­nos por vía pa­ter­na. Ed­ward ejer­cía co­mo no­ta­rio y pro­ce­día de un con­so­li­da­do li­na­je de ser­vi­do­res pú­bli­cos pro­tes­tan­tes, en su ma­yo­ría al­cal­des y al­gua­ci­les. Aho­ra bien, la ra­ma ma­ter­na pre­sen­ta­ba una si­tua­ción muy di­fe­ren­te. Los Jackson ha­bía si­do ca­li­fi­ca­dos co­mo “re­cu­san­tes”, es de­cir, de­lin­cuen­tes cul­pa­bles de no adop­tar la re­li­gión ofi­cial de In­gla­te­rra: el an­gli­ca­nis­mo. Des­de ha­cía unos años, la di­si­den­cia re­li­gio­sa en el país era se­ve­ra­men­te per­se­gui­da has­ta el pun­to de que los ca­tó­li­cos, co­mo la fa­mi­lia ma­ter­na de Guy Fawkes, ter­mi­na­ron con­si­de­ra­dos unos pe­li­gro­sos pa­pis­tas des­lea­les a la co­ro­na bri­tá­ni­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.