ETA "Los de nun­ca cre­ye­ron en LA IN­DE­PEN­DEN­CIA"

SU HIS­TO­RIA ES DE PE­LÍ­CU­LA, PE­RO A ÉL LE HU­BIE­RA GUS­TA­DO ES­CRI­BIR OTRO GUIÓN PA­RA SU VI­DA. NA­DIE HA LLE­GA­DO TAN LE­JOS CO­MO ÉL EN LA LU­CHA CON­TRA ETA. SE IN­FIL­TRÓ Y AL­CAN­ZÓ LA CÚ­PU­LA. GRA­CIAS A SU TRA­BA­JO SE PU­DO DESCABEZAR A LA BAN­DA. DES­PUÉS DE HA­CER­LO,

Historia de Iberia Vieja - - DOSSIER ETA -

Pron­to ve­re­mos la his­to­ria real de la or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta ETA, la gran men­ti­ra que han es­ta­do ven­dien­do y que mu­chos les com­pra­ron, su ver­da­de­ra his­to­ria de in­fa­mias y ma­ni­pu­la­cio­nes. Eso de que pi­den per­dón a unos y a la ma­yo­ría no, eso de que les im­por­ta­ba al­go el País Vas­co al que tan­to da­ño han he­cho... Tran­qui­los, muy pron­to va a que­dar cla­ro. las ca­lles de to­da Es­pa­ña y el sur de Fran­cia pa­ra de­tec­tar­les y con­se­guir su de­ten­ción, y to­da mi vi­da ayu­dan­do en lo que he po­di­do y me han pe­di­do pa­ra po­ner freno a sus aten­ta­dos, el anun­cio de que se van de la vi­da de Es­pa­ña me pro­du­ce unas sen­sa­cio­nes con­tra­dic­to­rias.

La par­ti­ci­pa­ción de los po­lí­ti­cos en la tra­ma ocul­ta de la or­ga­ni­za­ción ha si­do de­ci­si­va. La cú­pu­la de ETA que yo co­no­cí en 1975 cuan­do creían que era uno más de ellos, no so­ña­ba si quie­ra con la in­de­pen­den­cia. Un día, yo es­ta­ba en Ar­nai-Arte­ta con los di­ri­gen­tes y an­te la pa­si­vi­dad que te­nían con los que aca­bá­ba­mos de huir al sur de Fran­cia, les pre­gun­té: “¿Vo­so­tros creéis que así vais a con­se­guir la in­de­pen­den­cia?” Y, an­te mi sor­pre­sa, me con­tes­ta­ron: “¿La in­de­pen­den­cia? Pe­ro ¿qué di­ces?”, y se des­co­jo­na­ron de ri­sa. “En­ton­ces, ¿qué es­ta­mos ha­cien­do aquí?” Y me res­pon­die­ron: “A ver si con­se­gui­mos al­go, hay que ga­nar co­sas po­co a po­co”. No ha­bía un con­cep­to de in­de­pen­den­cia, no exis­tía. Eso lo de­cían pa­ra te­ner a las ba­ses ama­rra­das, pe­ro en las al­tu­ras no exis­tía ese con­cep­to.

En 1980 ETA po­lí­ti­co-mi­li­tar anun­ció pú­bli­ca­men­te que se di­sol­vía y a par­tir de ahí no te­nía nin­gún sen­ti­do que si­guie­ran. El úni­co in­te­rés era el po­lí­ti­co de otros tres co­jo­nes, lo di­go así, que hu­bie­ra 100 muer­tos o 200 o 300 o 400... El po­der tie­ne que ti­rar pa­ra ade­lan­te y le da igual.

Pa­ra mi, des­de que ETA anun­ció que no va a vol­ver a ma­tar es cuan­do de ver­dad van más a por aque­llas per­so­nas que me han sen­ten­cia­do a muer­te de por vi­da. Yo pue­blo vas­co nun­ca per­do­na”. Te es­tán di­cien­do, si no so­mos no­so­tros, se­rá al­guien del pue­blo vas­co el que te ma­te. Ló­gi­ca­men­te, pa­ra mi aho­ra es el mo­men­to en el que veo más pe­li­gro.

Es una épo­ca apa­ren­te­men­te bue­na pa­ra el pue­blo, pe­ro ma­la pa­ra mí. La ex a va­rios acu­sa­dos de trai­do­res con es­co­pe­tas de ca­za, que ma­ta más fá­cil que una pis­to­la. Ha ocu­rri­do y pue­de ocu­rrir. Que lo van a in­ten­tar lo ten­go más cla­ro que el agua. Aho­ra a mí me vie­ne una vi­da más jodida. Vuel­vo otra vez a mis tiem­pos de mi­rar pa­ra to­dos la­dos, de dar cua­ren­ta vuel­tas a las ro­ton­das. Vuel­vo a re­cor­dar los ma­los tiem­pos que ya te­nía ol­vi­da­dos. Es du­ro.

“HA OCU­RRI­DO Y PUE­DE OCU­RRIR. QUE LO VAN A IN­TEN­TAR LO TEN­GO MÁS CLA­RO QUE EL AGUA. AHO­RA A MÍ ME VIE­NE UNA VI­DA MÁS JODIDA”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.