An­dreu Nin en el ob­je­ti­vo

Historia de Iberia Vieja - - SUMARIO - CAR­LOS MON­TE­RO RO­CHER

QUIZÁS SEA UNO DE LOS NOM­BRES QUE ME­NOS SUE­NAN CUAN­DO SE ES­TU­DIA LA GUE­RRA CI­VIL, PE­RO AN­DREU NIN LLE­GÓ A SER, NA­DA MÁS Y NA­DA ME­NOS, QUE EL SE­CRE­TA­RIO PER­SO­NAL DE LEÓN TROTSKY. POR SU RE­LA­CIÓN CON ES­TE LÍ­DER SO­VIÉ­TI­CO FUE PER­SE­GUI­DO DU­RAN­TE LA GUE­RRA CI­VIL ES­PA­ÑO­LA POR EL SEC­TOR CO­MU­NIS­TA MÁS PRÓ­XI­MO A STALIN, HAS­TA QUE DE­SA­PA­RE­CIÓ EN EX­TRA­ÑAS CIR­CUNS­TAN­CIAS DU­RAN­TE LOS “HE­CHOS DE MA­YO” EN 1937, SU­PUES­TA­MEN­TE ASE­SI­NA­DO. UNA MUER­TE QUE AÚN HOY, MÁS DE OCHEN­TA AÑOS DES­PUÉS, SI­GUE EN­VUEL­TA EN LAS BRU­MAS DEL MIS­TE­RIO…

An­dreu Nin na­ció en la lo­ca­li­dad ca­ta­la­na de El Ven­drell en 1892, en el seno de una fa­mi­lia hu­mil­de. Cur­só es­tu­dios de ma­gis­te­rio en Ta­rra­go­na an­tes de mar­char a Bar­ce­lo­na don­de, en 1909, vi­vió y par­ti­ci­pó en los acon­te­ci­mien­tos de la Se­ma­na Trá­gi­ca y co­men­zó a to­mar con­tac­to con - ción So­cia­lis­ta de Bar­ce­lo­na; aun­que tam­bién se sin­tió atraí­do por el sin­di­ca­lis­mo revolucionario de la CNT.

En 1921, lle­gó a se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la CNT y, ca­si al mis­mo tiem­po, fue de­sig­na­do miem­bro de una de­le­ga­ción que la CNT en­vió a Mos­cú pa­ra asis­tir al Con­gre­so de la In­ter­na­cio­nal Co­mu­nis­ta y al Con­gre­so de fun­da­ción de la In­ter­na­cio­nal Sin­di­cal Ro­ja. Nin se que­dó en Mos­cú y en­tró en con­tac­to con los prin­ci­pa­les lí­de­res co­mu­nis­tas. Se hi­zo miem­bro del Par­ti­do, de­le­ga­do de la In­ter­na­cio­nal Sin­di­cal Ro­ja y miem­bro del propio So­viet de Mos­cú. Du­ran­te su es­tan­cia en la URSS, se unió a Trotsky co­mo su se­cre­ta­rio y to­mó par­ti­do por és­te en las lu­chas po­lí­ti­cas de su­ce­sión que ocu­rrie­ron tras la muer­te de Lenin en 1924. En­ro­la­do en el gru­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.