Una ver­sión ofi­cial NO CREÍ­BLE

Historia de Iberia Vieja - - EL 70 ARTE -

A pe­sar de los des­ve­los de la NKVD en Es­pa­ña y del propio

PCE, la ver­sión del res­ca­te de Nin por las fuer­zas su­ble­va­das no con­ven­ció a la gran ma­yo­ría del sec­tor re­pu­bli­cano. El 21 de ju­lio de 1937, en una con­fe­ren­cia da­da en el Tea­tro Olim­pia de Bar­ce­lo­na, la lí­der anar­quis­ta Fe­de­ri­ca Mon­tseny de­nun­ció que a An­dreu Nin lo ha­bían ase­si­na­do mien­tras que el propio pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Ma­nuel Aza­ña, re­co­ge­ría en sus me­mo­rias su im­po­ten­cia an­te es­te ca­so y sus sos­pe­chas al res­pec­to, ya que, se­gún el propio Aza­ña, los rap­to­res de Nin “eran co­mu­nis­tas”.

Mien­tras los di­ri­gen­tes re­pu­bli­ca­nos re­ce­la­ban del asun­to, en la ca­lle apa­re­cían pin­ta­das co­mo “Ne­grín, ¿dón­de es­tá Nin?”, que cla­ra­men­te re­la­cio­na­ba al go­bierno re­pu­bli­cano con la des­apa­ri­ción del po­lí­ti­co ca­ta­lán. Por su con­tra, en esa mis­ma pin­ta­da, de­trac­to­res de Nin aña­di­rían des­pués: “En Sa­la­man­ca o en Berlín”.

La opi­nión in­ter­na­cio­nal tam­bién se po­si­cio­nó al res­pec­to y va­rios lí­de­res so­cia­lis­tas ex­tran­je­ros tra­ta­ron de rea­li­zar, sin éxi­to, las ges­tio­nes opor­tu­nas pa­ra es­cla­re­cer qué ha­bía pa­sa­do con el lí­der del POUM.

“Ne­grín, ¿dón­de es­tá Nin?, re­za es­ta pin­ta­da. A na­die se le es­ca­pa­ba que los rap­to­res de Nin ha­bían sa­li­do de las fi­las de la pro­pia iz­quier­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.