... A SANTA TERESA DE JE­SÚS LA DESENTERRARON Y LE CORTARON LA MANO IZ­QUIER­DA?

Historia de Iberia Vieja - - ...A QUE TAMPOCO SABÍAS? -

Nue­ve me­ses des­pués de ser en­te­rra­da, Teresa de Je­sús fue ex­hu­ma­da y las au­to­ri­da­des vie­ron que su cuer­po es­ta­ba in­co­rrup­to. El pa­dre Je­ró­ni­mo Gra­cián cor­tó una de las ma­nos al ca­dá­ver y se la ce­dió al con­ven­to de San Jo­sé de Ávi­la, no sin an­tes que­dar­se con el me­ñi­que co­mo re­li­quia.

La ad­mi­ra­ción de Santa Teresa y el pa­dre Gra­cián, trein­ta años más jo­ven que ella, lle­gó a cris­ta­li­zar en un amor pla­tó­ni­co. El sa­cer­do­te de­jó es­cri­to que ha­bía ama­do a Teresa de Je­sús más que a nin­gu­na cria­tu­ra de la tie­rra, que es­te amor le pro­por­cio­na­ba “pu­re­za, con­sue­lo y ali­vio” y que era muy dis­tin­to al que sue­le dar­se en el mun­do. El jo­ven frai­le ate­so­ró el de­do has­ta que fue he­cho pri­sio­ne­ro por los tur­cos, pe­ro lo res­ca­tó a cam­bio de unas sor­ti­jas y vein­te reales de la épo­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.