NUES­TRO PRI­MER AU­TOR

Historia de Iberia Vieja - - EL AGENTE INTOXICADOR -

Por di­chos y por obras de al­gu­nos mentirosos, no rom­pas tu amis­tad con hom­bres pro­ve­cho­sos

En reali­da­des cier­tas os po­déis con­fiar, mas de las fan­ta­sías os de­béis ale­jar

Quien te en­cuen­tra be­lle­zas que no tie­nes, siem­pre bus­ca qui­tar­te al­gu­nos bie­nes

To­do hom­bre es bueno, pe­ro no pa­ra to­das las co­sas

Men­ti­ra tres­do­bla­da, y mor­tal­men­te en­ga­ño­sa, es la que miente y en­ga­ña di­cien­do la ver­dad

El sa­bio sa­be ga­nar per­dien­do y per­der ga­nan­do

Si al co­mien­zo no mues­tras quién eres, nun­ca po­drás des­pués cuan­do qui­sie­res

El que es­té bien sen­ta­do, no se le­van­te

Ja­más aven­tu­res o arries­gues tu ri­que­za por con­se­jo de hom­bre que vi­ve en la po­bre­za

No amo­nes­tes al jo­ven con du­re­za, mués­tra­le su ca­mino con fran­que­za

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.