UN ES­PÍA neó­fi­to

Historia de Iberia Vieja - - EL AGENTE INTOXICADOR -

Ni el mis­mo Jo­sé Ber­trán po­dría ha­ber va­ti­ci­na­do con ar­gu­men­tos en los ini­cios de los tur­bios años 30 que des­pués de es­tu­diar la ca­rre­ra de abo­ga­do iba a de­di­car­se a mon­tar un ser­vi­cio se­cre­to en el ex­tran­je­ro. Más bien, se ha­bría vis­to a sí mis­mo ha­cien­do una ca­rre­ra po­lí­ti­ca que con­si­guie­ra re­co­no­ci­mien­tos im­por­tan­tes pa­ra su que­ri­da Ca­ta­lu­ña. Pe­ro los acon­te­ci­mien­to lo cam­bia­ron to­do. Par­ti­ci­pó con Cam­bó en la fun­da­ción de la Lli­ga Re­gio­na­lis­ta Ca­ta­la­na, que de­fen­día los va­lo­res de una po­lí­ti­ca lim­pia sin co­rrup­ción y la po­ten­cia­ción de los va­lo­res es­pe­cia­les de la re­gión co­mo el idio­ma y la cul­tu­ra pro­pias. Pe­ro era de de­re­chas, ca­tó­li­co y mo­nár­qui­co, va­lo­res opues­tos a los que triun­fa­ron en Ca­ta­lu­ña y en el res­to de Es­pa­ña en los años 30. Tu­vo que ele­gir y se in­cli­nó por el ban­do fran­quis­ta con la es­pe­ran­za de que una vez ga­na­da la gue­rra Ca­ta­lu­ña con­se­gui­ría un re­co­no­ci­mien­to a su pro­pia idio­sin­cra­sia. Fue un jefe bri­llan­te del SIFNE, pe­ro in­clu­so an­tes de que con­clu­ye­ra la con­tien­da se dio cuen­ta de que al­gu­nos de los mo­ti­vos de su apues­ta an­ti re­pu­bli­ca­na nun­ca los ve­ría cum­pli­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.