Fo­to con his­to­ria

PA­RÍS AMA EL ME­TAL

Historia y Vida - - SUMARIO -

La to­rre Eif­fel se con­vir­tió en el sím­bo­lo de la ca­pi­tal fran­ce­sa.

Fue­ron mu­chos los que no pu­die­ron en­ten­der qué ha­cía se­me­jan­te mo­le de hie­rro en me­dio de Pa­rís. Su van­guar­dis­mo re­sul­ta­ba tan des­con­cer­tan­te que un gru­po de ar­tis­tas pres­ti­gio­sos lle­gó a pu­bli­car un ma­ni­fies­to con­tra aquel su­pues­to en­gen­dro. Nin­guno de ellos ima­gi­na­ba que la to­rre Eif­fel iba a con­ver­tir­se en el sím­bo­lo por ex­ce­len­cia de la ca­pi­tal fran­ce­sa. Su cons­truc­tor, el in­ge­nie­ro Gus­ta­ve Eif­fel (1832-1923), de cu­ya muer­te se cum­plen es­te mes 95 años, res­pon­dió a sus crí­ti­cos re­cor­dan­do que una cons­truc­ción só­li­da y per­du­ra­ble po­día ser, al mis­mo tiem­po, her­mo­sa. La reac­ción po­pu­lar iba a dar­le la ra­zón. Cuan­do la to­rre se inau­gu­ró en 1889, con mo­ti­vo de la Ex­po­si­ción In­ter­na­cio­nal, dos mi­llo­nes de per­so­nas acu­die­ron a vi­si­tar­la. En la ima­gen, Eif­fel po­sa en una de las par­tes más al­tas de su me­tá­li­ca crea­ción tras la fi­na­li­za­ción de los tra­ba­jos. En esos mo­men­tos ya era un hom­bre cé­le­bre, co­no­ci­do, en­tre otras obras, por el di­se­ño de la es­truc­tu­ra in­ter­na de la Es­ta­tua de la Li­ber­tad, inau­gu­ra­da en Nue­va York tres años an­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.