ASÍ ES CO­MO NA­CIÓ EL PRA­DO

El ori­gen “afran­ce­sa­do” del mu­seo más im­por­tan­te de Es­pa­ña

Historia y Vida - - EXPOLIO -

EL MU­SEO JO­SE­FINO nun­ca abrió sus puer­tas. Se que­dó en una ten­ta­ti­va ilus­tra­da que jus­ti­fi­có la re­co­gi­da de 1.500 cua­dros pro­ce­den­tes de con­ven­tos y co­lec­cio­nes de to­da Es­pa­ña. Sin em­bar­go, el pro­yec­to no se aban­do­nó del to­do. Tras fi­na­li­zar la gue­rra y con la lle­ga­da al trono de Fer­nan­do VII, la Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes de San Fer­nan­do se en­car­gó de in­ven­ta­riar las obras de ar­te que ha­bían que­da­do en los de­pó­si­tos. Las per­te­ne­cien­tes a las ór­de­nes re­li­gio­sas fue­ron de­vuel­tas; las de­más vol­vie­ron a ser guar­da­das a la es­pe­ra de crear una gran galería real de pin­tu­ras. La di­fí­cil si­tua­ción eco­nó­mi­ca del país, que no per­mi­tía ha­cer fren­te a los gas­tos de reha­bi­li­ta­ción del pa­la­cio de Bue­na­vis­ta, y, qui­zá, el pro­pio de­sin­te­rés del rey, muy po­co ape­ga­do a las ar­tes, hi­cie­ron que el pro­yec­to se fue­ra re­tra­san­do.

FI­NAL­MEN­TE, en 1818, Fer­nan­do VII, pa­re­ce que in­flui­do por su es­po­sa Isa­bel de Bra­gan­za, or­de­nó la crea­ción de una pi­na­co­te­ca na­cio­nal. Se de­ci­dió ubi­car­la en un edi­fi­cio del pa­seo del Pra­do que ha­bía di­se­ña­do Juan de Vi­lla­nue­va en 1785 pa­ra al­ber­gar el Ga­bi­ne­te de His­to­ria Na­tu­ral. El Mu­seo Real de Pin­tu­ras se inau­gu­ró el 19 de no­viem­bre de 1819. Te­nía 311 lien­zos, to­dos ellos de pin­to­res es­pa­ño­les. En 1920 re­ci­bió ofi­cial­men­te el nom­bre de Mu­seo Na­cio­nal del Pra­do (aba­jo).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.