Mons­ter Hun­ter Ge­ne­ra­tions Ul­ti­ma­te

Un bo­ca­do re­tro­ac­ti­vo de an­tes de que el mun­do fue­ra mun­do

Hobby Consolas - - SUMARIO - Por rafael az­nar @Ra­faik­ko­nen

Mons­ter­hun­ter es­tá sien­do uno de los nom­bres de 2018. tras con­su­mar su des­em­bar­co de­fi­ni­ti­vo en oc­ci­den­te con World pa­ra Ps4-one, la sa­ga lle­ga aho­ra a switch con ge­ne­ra­tions ul­ti­ma­te, la edi­ción de­fi­ni­ti­va de la en­tre­ga que sa­lió en 3ds en 2016.

El mo­vi­mien­to es un tan­to ex­tra­ño, pues ha­bla­mos de un jue­go que se lan­zó en Ja­pón en 2017 (en mar­zo pa­ra 3DS y en agosto pa­ra Switch) y que no lle­ga aquí en su ver­sión pa­ra la ve­te­ra­na por­tá­til. De he­cho, a di­fe­ren­cia de to­dos los Mons­ter­hun­ter lan­za­dos en Wii, Wii U o 3DS, es­ta vez no es Nin­ten­do quien se en­car­ga de la dis­tri­bu­ción, sino Koch Me­dia. Al mar­gen de eso, la de­mo­ra lla­ma la aten­ción por­que Cap­com re­no­vó la fórmula de la sa­ga por com­ple­to con World y es­ta en­tre­ga se va a sen­tir al­go an­ti­cua­da, si bien se en­tien­de que es­tá des­ti­na­da, prin­ci­pal­men­te, a los nin­ten­de­ros acé­rri­mos que no tra­ba­jan otras con­so­las y a los fans de lar­go re­co­rri­do.

cien­tos y cien­tos de pre­sas

El Ge­ne­ra­tions ori­gi­nal se plan­teó co­mo un ho­me­na­je a la his­to­ria de la sa­ga, con mons­truos y es­ce­na­rios de to­das sus en­tre­gas pre­té­ri­tas. To­do el con­te­ni­do de 3DS re­pi­te, pe­ro, ade­más, se han aña­di­do más mons­truos gran­des, co­mo Vals­trax y Ah­tal-ka, y la can­ti­dad to­tal ro­za aho­ra el cen­te­nar (ca­si el tri­ple que World). Ade­más, des­ta­can las mi­sio­nes de ran­go G que tan­to se echa­ron en fal­ta en el ori­gi­nal y que dis­pa­ran la di­fi­cul­tad. En ese sen­ti­do, se po­drán tras­la­dar las par­ti­das guar­da­das de 3DS, pa­ra que no ten­ga­mos que re­pe­tir las mi­sio­nes que ya tu­vié­ra­mos com­ple­ta­das allí.

En lo ju­ga­ble, re­pe­ti­rán las ca­tor­ce ar­mas del ori­gi­nal y me­cá­ni­cas co­mo las bo­las de pin­tu­ra pa­ra ras­trear a los mons­truos o el uso de pie­dras de afi­lar, al­go ya su­pe­ra­do en World... No obs­tan­te, es­ta en­tre­ga te­nía la pe­cu­lia­ri­dad de per­mi­tir ele­gir es­ti­los de caza, que mo­di­fi­can los mo­vi­mien­tos del per­so­na­je y que se han am­plia­do has­ta seis, con el de va­lor, que per­mi­ti­rá lan­zar ata­ques su­ce­si­vos, o el de al­qui­mia, que fa­vo­re­ce­rá la crea­ción de ob­je­tos. Asi­mis­mo, se han aña­di­do nue­vas téc­ni­cas de caza, que son ha­bi­li­da­des de uso li­mi­ta­do. Co­mo es ló­gi­co, el hard­wa­re de Switch tam­bién ha­rá que los grá­fi­cos luz­can me­jor.

PRI­ME­RA IM­PRE­SIÓN

se sen­ti­rá añe­jo res­pec­to a World, pe­ro quie­nes só­lo ten­gan switch en­con­tra­rán aquí un rpg pa­ra cien­tos de ho­ras.

in­clui­rá cer­ca de 100 mons­truos y, es­ta vez sí, mi­sio­nes de ran­go g

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.