F1 2018

Más ca­ba­llos de po­ten­cia pa­ra el mo­tor v6 hí­bri­do

Hobby Consolas - - SUMARIO -

Con las sa­gas de ve­lo­ci­dad ba­sa­das en cam­peo­na­tos reales, es di­fí­cil in­no­var, y más si una em­pre­sa lle­va to­da una dé­ca­da ges­tio­nan­do la li­cen­cia. Aun así, un año más, Co­de­mas­ters si­gue aña­dién­do­le po­ten­cia a su Fór­mu­la 1.

Des­pués de su de­cep­cio­nan­te es­treno en PS4 y Xbox One con F12015, la com­pa­ñía acla­ró sus ideas y no ha pa­ra­do de pro­gre­sar. F12018 es la cul­mi­na­ción de ese pro­ce­so, justo en la tem­po­ra­da más in­tere­san­te de to­das las que ha ha­bi­do en la era hí­bri­da, con Se­bas­tian Vet­tel y Le­wis Ha­mil­ton ju­gán­do­se el tí­tu­lo y con tres es­cu­de­rías, co­mo son Mer­ce­des, Fe­rra­ri y Red Bull, dis­pu­tán­do­se las vic­to­rias.

El jue­go re­crea a la per­fec­ción el desa­rro­llo de los gran­des pre­mios, con las elec­cio­nes de neu­má­ti­cos de Pi­re­lli, las pa­ra­das en bo­xes, la es­truc­tu­ra de las se­sio­nes... Ade­más, vuel­ven a es­tar fiel­men­te re­crea­das las ca­ras de los pi­lo­tos y los di­rec­to­res téc­ni­cos de los diez equi­pos del cam­peo­na­to. Co­mo en la reali­dad, se ha in­tro­du­ci­do el ha­lo, lo que di­fi­cul­ta la vi­sión al ju­gar con la cá­ma­ra ubi­ca­da en el cas­co. Asi­mis­mo, es po­si­ble cam­biar la con­fi­gu­ra­ción del ERS, el sis­te­ma de re­cu­pe­ra­ción de ener­gía, pa­ra te­ner un plus de ve­lo­ci­dad en el mo­men­to exac­to en que lo ne­ce­si­te­mos. Es de­cir, es un jue­go he­cho pa­ra pu­ris­tas del Gran Cir­co.

Se­gu­ra­men­te, la adi­ción más re­le­van­te es la del cir­cui­to de Paul Ri­card, jun­to con el re­gre­so de Hoc­ken­heim. La lás­ti­ma es que se ha per­di­do el tra- za­do de Se­pang. Apar­te, el nú­me­ro de co­ches clá­si­cos se ha am­plia­do de do­ce a vein­te, sa­ca­dos del pe­río­do de 1972 a 2010. Así, hay mo­de­los de Fe­rra­ri, Mcla­ren, Lo­tus, Re­nault, Red Bull, Wi­lliams y Brawn. Por des­gra­cia, dos de ellos no es­tán en el dis­co, sino que van aso­cia­dos a un có­di­go pa­ra las edi­cio­nes del día 1... o a un pér­fi­do DLC.

Aga­rre y un lar­go re­co­rri­do

Co­mo es ha­bi­tual en Co­de­mas­ters, el jue­go ofre­ce un con­trol fan­tás­ti­co, a ca­ba­llo en­tre ar­ca­de y si­mu­la­ción, que se pue­de con­fi­gu­rar muy am­plia­men­te. Re­co­men­da­mos en­ca­re­ci­da­men­te

no pue­de in­ven­tar la rue­da, pe­ro es un jue­go Com­ple­tí­si­mo; eso sí, no hay pis­tas Clá­si­cas Co­mo en F1 2013

ju­gar con vo­lan­te, pues la ex­pe­rien­cia es mu­cho más sa­tis­fac­to­ria, so­bre to­do pa­ra ges­tio­nar los con­tra­vo­lan­tes. Y, si no sois du­chos en el ar­te de con­du­cir, se pue­de ti­rar del tí­pi­co re­bo­bi­na­do. Por otra par­te, la IA ofre­ce un in­men­so ran­go de di­fi­cul­ta­des, aun­que si­gue pe­can­do de agre­si­va en la pri­me­ra rec­ta y de ti­mo­ra­ta en la pri­mer cur­va. Ya lue­go se es­ta­bi­li­za y pue­de ser un hue­so tre­men­da­men­te du­ro de roer.

Los mo­dos de jue­go son con­ti­nuis­tas, pe­ro presentan pe­que­ños cam­bios. Por en­ci­ma de to­do, des­ta­ca Ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, don­de hay que crear­se un ál­ter ego y lle­var­lo a lo más al­to. Po­de­mos coor­di­nar la evo­lu­ción de cua­tro áreas del mo­no­pla­za y, co­mo no­ve­dad, hay en­tre­vis­tas con una periodista, que afec­tan a nues­tra repu­tación, pe­ro las pre­gun­tas se re­pi­ten a más no po­der y no tie­nen gran­des con­se­cuen­cias. Más que na­da, es una for­ma de au­men­tar la in­mer­sión, mos­tran­do si­tios co­mo la sa­la de pe­sa­je de la FIA o el pad­dock. Por otra par­te, el mo­do Cam­peo­na­tos ofre­ce mul­ti­tud de pe­que­ñas com­pe­ti­cio­nes es­pe­cia­les, con con­di­cio­nan­tes co­mo que ha­ya pa­rri­llas in­ver­ti­das a lo F2, en cier­tos con­ti­nen­tes o con de­ter­mi­na­das con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas (la llu­via es­tá real­men­te lo­gra­da). En cuan­to al mul­ti­ju­ga­dor on­li­ne, se ha aña­di­do una Su­per­li­cen­cia que mi­de la ha­bi­li­dad y la de­por­ti­vi­dad pa­ra aso­ciar­las al sis­te­ma de bús­que­da de par­ti­das. Ade­más, se pue­den con­fi­gu­rar cam­peo­na­tos pa­ra ju­gar con ami­gos e in­cluir pi­lo­tos ma­ne­ja­dos por la CPU.

Fi­bra de car­bono muy pu­li­da

Qui­zá no es tan fo­to­rrea­lis­ta co­mo otros jue­gos de ve­lo­ci­dad, pe­ro F12018 se ve fran­ca­men­te bien, a 4K y 60 fps en PS4 Pro y Xbox One X. Se man­tie­nen to­dos los ele­men­tos de otras tem- po­ra­das (pa­rri­lla, po­dio, op­ción de cam­biar la ho­ra del día) y se han aña­di­do pe­que­ños de­ta­lles, co­mo las chis­pas del fon­do plano al ro­zar con el as­fal­to o los apén­di­ces de los ale­ro­nes, que se pue­den rom­per por se­pa­ra­do al cho­car.

No pue­de in­ven­tar la rue­da, pe­ro es un jue­go com­ple­tí­si­mo. Eso sí, si hay co­ches clá­si­cos, tam­bién de­be­ría ha­ber cir­cui­tos del pa­sa­do, co­mo en F12013.

el ha­lo, la gran no­ve­dad téc­ni­ca de 2018, con­di­cio­na la vi­si­bi­li­dad des­de el cock­pit, pe­ro, si se quie­re, se pue­de eli­mi­nar por com­ple­to.

el cir­cui­to de paul ri­card, con sus es­ca­pa­to­rias "tri­co­lor", ha si­do la prin­ci­pal in­cor­po­ra­ción de es­ta tem­po­ra­da.hay vein­te co­ches clá­si­cos. tan­to su ma­nio­bra­bi­li­dad co­mo el so­ni­do de los mo­to­res di­fie­ren mu­cho de los de los ac­tua­les v6 hí­bri­dos.

clai­re, la "noe­mí de mi­guel" del mo­do ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, nos en­tre­vis­ta en los gran­des pre­mios, aun­que sus pre­gun­tas se re­pi­ten más que el ajo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.