Nin­ten­do en­tra en la era del ser­vi­cio on­li­ne de pa­go

Nin­ten­do Switch On­li­ne lle­va ya un mes ha­bi­li­ta­do y, aun­que es más eco­nó­mi­co que el ser­vi­cio de otras com­pa­ñías, aún le que­da un lar­go ca­mino por re­co­rrer

Hobby Consolas - - ACTUALÍZATE -

Nin­ten­do ha tar­da­do en su­bir­se al ca­rro del on­li­ne de pa­go, pe­ro, des­de sep­tiem­bre, es­tá ya en mar­cha Switch On­li­ne, un ser­vi­cio que, aun­que tie­ne po­ten­cial, de mo­men­to pre­sen­ta lu­ces y som­bras. Mi­cro­soft y Sony ne­ce­si­ta­ron tiem­po pa­ra le­van­tar sus res­pec­ti­vas in­fra­es­truc­tu­ras de Xbox Li­ve y PS Net­work, así que en­tra­ba den­tro de lo pre­vi­si­ble. Pe­se a lo que due­le pa­gar por lo que an­tes era gra­tui­to, lo cier­to es que Switch On­li­ne tie­ne un pre­cio eco­nó­mi­co. La sus­crip­ción in­di­vi­dual cues­ta 4 € por un mes, 8 € por tres me­ses o 20 € por do­ce me­ses, pe­ro tam­bién hay una op­ción fa­mi­liar pa­ra te­ner en­cua­dra­das has­ta ocho cuen­tas por 35 € al año

Por en­ci­ma de to­do, el cam­bio más sig­ni­fi­ca­ti­vo que ha traí­do con­si­go el ser­vi­cio es que re­sul­ta obli­ga­to­rio pa­ra po­der dis­fru­tar del mul­ti­ju­ga­dor de la in­men­sa ma­yo­ría de tí­tu­los, co­mo Spla­toon2, Ma­rio­kart8de­lu­xe o el ve­ni­de­ro Su­pers­mash­bro­sul­ti­ma­te. Es­te úl­ti­mo, tras el desas­tre que fue el on­li­ne del de Wii

U, da­rá cuen­ta El chat de Switch On­li­ne es­tá aso­cia­do a una app pa­ra mó­vi­les. Eso ayu­da a pro­te­ger al pú­bli­co in­fan­til, por ejem­plo, pe­ro obli­ga a mon­tar un en­go­rro­so tin­gla­do. de si los ser­vi­do­res fun­cio­nan co­mo es exi­gi­ble en 2018. Por des­gra­cia, el chat de voz si­gue sin es­tar in­te­gra­do en la pro­pia con­so­la y en los pro­pios jue­gos, lo que obli­ga a ti­rar de la en­go­rro­sa app de mó­vil que ya co­no­cía­mos. Se­gún Reg­gie Fils-ai­me, es pa­ra fa­vo­re­cer que se pue­da cha­tear si nos lle­va­mos la con­so­la fue­ra de ca­sa, pe­ro lo cier­to es que jue­gos de third par­ties co­mo Fort­ni­te sí per­mi­ten ha­blar con quien nos plaz­ca des­de la con­so­la, así que Nin­ten­do tie­ne ahí una asig­na­tu­ra pen­dien­te, aho­ra que la gen­te pa­ga por ju­gar.

El con­te­ni­do que me­jor aco­gi­da ha te­ni­do has­ta aho­ra es, sin du­da, el de los jue­gos re­tro de NES, si bien se echan en fal­ta de más con­so­las... lo cual no sa­be­mos si se­rá com­pa­ti­ble con SNES Mi­ni o la su­pues­ta N64 Mi­ni. En cuan­to al guar­da­do de da­tos en la Nu­be al que da de­re­cho el ser­vi­cio, su uti­li­dad pa­ra te­ner a sal­vo las par­ti­das o pa­ra cam­biar de con­so­la es in­ne­ga­ble, pe­ro mu­chos jue­gos, co­mo FIFA19, no per­mi­ten uti­li­zar­lo, en teo­ría pa­ra evi­tar tram­pas...

El guar­da­do de da­tos en la Nu­be só­lo es­tá dis­po­ni­ble pa­ra sus­crip­to­res. Si de­ja­mos de ser­lo, su vi­gen­cia en los ser­vi­do­res se­rá de seis me­ses an­tes de des­apa­re­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.