El "fin del mun­do" tal y co­mo lo co­no­ce­mos...

Hobby Consolas - - ACTUALÍZATE -

Cuan­do em­pe­cé a es­cri­bir esta co­lum­na, pen­sa­ba em­pe­zar con­tán­doos que, en la pa­sa­da Madrid Ga­mes Week, pu­de ha­blar con di­ver­sas per­so­nas de dis­tin­tas com­pa­ñías y, aun­que no lo que­rían de­mos­trar abier­ta­men­te, lo cier­to es que ha­bía al­go de "pe­si­mis­mo". Al­gu­nos acha­can las mo­de­ra­das ven­tas de cier­tos tí­tu­los a la du­pla Red­dead Re­dem­ptio­nii y Fort­ni­te. El pri­me­ro, por ser un triple A muy es­pe­ra­do que es­tá arra­san­do en ven­tas, fa­go­ci­tan­do las de otros tí­tu­los. El se­gun­do, por ser un free-to-play que es­tá ale­jan­do a los usua­rios de los jue­gos tra­di­cio­na­les y ocu­pan­do su tiem­po. No sé si se­rá una ver­dad ab­so­lu­ta o no, y mi si­tua­ción no es re­pre­sen­ta­ti­va de na­da... pe­ro no creo que sea ni tan­to ni tan cal­vo. Jue­go a Fort­ni­te, y eso no me im­pi­de dis­fru­tar de otros tí­tu­los. Fort­ni­te es más el "com­ple­men­to" de otros jue­gos, del que dis­fru­to 30 o 40 mi­nu­tos, un par de par­ti­das, y a otra co­sa. El pro­ble­ma, se­gún mi mo­do de ver las co­sas, es­tá en otra par­te, o en mu­chas a la vez. Que la ca­pa­ci­dad de sor­pre­sa ca­da vez es me­nor. Que si to­dos los años ven­des lo mis­mo, con unas cal­cu­la­das no­ve­da­des re­si­dua­les, co­rres el ries­go de que lle­gue al­go "dis­tin­to" y arra­se. Que li­mi­tar to­das tus ba­zas a uno o dos jue­gos al año pue­de vol­ver­te más vul­ne­ra­ble. Que si no cui­das has­ta el más mí­ni­mo de­ta­lle (pu­bli­ci­dad, pac­ka­ging...), pue­des que­dar se­pul­ta­do en la es­tam­pi­da de to­das las Na­vi­da­des. Que acos­tum­brar sis­te­má­ti­ca­men­te a re­ba­jar sal­va­je­men­te el pre­cio de tus jue­gos en el Black Fri­day ha he­cho que la gen­te no com­pre de lan­za­mien­to, lo que es­tá de­va­luan­do rá­pi­da­men­te los jue­gos (Nin­ten­do sigue sien­do la úni­ca fir­me en es­te sen­ti­do). En de­fi­ni­ti­va, pen­sa­ba en esos fac­to­res cuan­do, de nue­vo, la cru­da reali­dad es­ta­ba pre­pa­ran­do nue­vos y mor­ta­les zar­pa­zos. En ape­nas sie­te días, se ha anun­cia­do el cie­rre de nue­vas ca­be­ce­ras en Reino Uni­do (al­gu­nas tan ve­te­ra­nas co­mo Ga­mes TM, a la que vi­mos na­cer e in­clu­so te­ner una ma­lo­gra­da edición es­pa­ño­la) y de Pri­ma Ga­mes, la fa­mo­sa edi­to­rial en­car­ga­da de edi­tar mu­chas guías ofi­cia­les, de­ja­rá su ac­ti­vi­dad en pri­ma­ve­ra de 2019. Y, pa­ra col­mo de ma­les, lle­gan no­ti­cias de nue­vos des­pi­dos y po­si­bles re­es­truc­tu­ra­cio­nes en las se­des es­pa­ño­las de al­gu­nas com­pa­ñías que lle­van aquí "to­da la vi­da". Qui­zá no veáis los efec­tos in­me­dia­tos que pue­den su­po­ner en el fu­tu­ro to­das es­tas pér­di­das (más allá de la des­truc­ción de pues­tos de tra­ba­jo, que ha­ce más pe­que­ño el sec­tor). Si los de­par­ta­men­tos de mar­ke­ting se re­du­cen, se cui­da­rán me­nos las co­sas y se­rán otros, en otros paí­ses, los que de­ci­dan qué se ha­ce en el nues­tro. ¿Tra­duc­cio­nes? ¿Edi­cio­nes fí­si­cas? Son dos es­la­bo­nes más de la mis­ma ca­de­na, ca­da vez más frá­gil. Só­lo sé que, de mo­men­to, echa­ré de me­nos la sen­sa­ción de te­ner al la­do, mien­tras jue­go, cier­tas guías en pa­pel...

Al­gu­nos acha­can las ba­jas ven­tas de cier­tos tí­tu­los a Red Dead y Fort­ni­te, pe­ro el pro­ble­ma es­tá en otra par­te, o en mu­chas a la vez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.