Detalles en nor­te, sur, es­te y oes­te

El mi­mo que Rocks­tar ha pues­to en Red Dead Re­dem­ption I se ob­ser­va de de­ta les que no son ha­bi­tua­les prác­ti­ca­men­te nin­gún otro jue­go y qau­ceal­doa c poans­voieqr­tuee­nuenno a dl­gao. Smuáisnm­queen­suon msi­munpd­leo veisd­teáolj­lueen­goo .

Hobby Consolas - - ANÁLISIS -

El es­ti­lo ci­ne­ma­to­grá­fi­co no se li­mi­ta a los ví­deos, que ti­ran de ban­das ne­gras arri­ba y aba­jo. Al ex­plo­rar, po­de­mos cam­biar a cá­ma­ras que usan pla­nos fi­jos o tra­ve­llings; en los ti­ro­teos, al­gu­nas muer­tes se mues­tran con pri­me­ros pla­nos a cá­ma­ra len­ta.

El cam­pa­men­to no só­lo sir­ve de "re­si­den­cia", sino que hay que con­tri­buir a su bie­nes­tar lle­van­do co­mi­da y apor­tan­do di­ne­ro pa­ra me­jo­rar­lo. Si bien es op­cio­nal, ha­blar con los otros miem­bros de la banda per­mi­te sa­ber co­sas y ac­ti­var de­ter­mi­na­das ac­ti­vi­da­des.

La fauna es­tá muy cui­da­da, tan­to por lo que res­pec­ta a la ca­za (hay 178 ani­ma­les) co­mo por los ca­ba­llos que sir­ven co­mo prin­ci­pal me­dio de transporte, ya que hay que for­jar un víncu­lo de con­fian­za con ellos y pue­den mo­rir si su­fren una caí­da fuer­te. El mun­do re­zu­ma vi­da, en for­ma de cien­tos de sucesos que se pro­du­cen alea­to­ria­men­te y que ni si­quie­ra tie­nen por qué ser "ju­ga­bles". Ca­da per­so­na­je del mun­do lle­va su pro­pia vi­da, y po­de­mos in­ter­ac­tuar con ellos gra­cias al ga­ti­llo iz­quier­do.

Las mi­sio­nes se­cun­da­rias es­tán tan cui­da­das co­mo las prin­ci­pa­les, y cuen­tan con va­rias par­tes que hay que ir lo­ca­li­zan­do en el ma­pa. Com­ple­tar­las an­tes de que se pro­duz­ca un de­ter­mi­na­do he­cho pue­de ha­cer que sal­ten es­ce­nas o con­ver­sa­cio­nes úni­cas.

El con­te­ni­do co­lec­cio­na­ble va aso­cia­do, en bue­na me­di­da, a al­gu­nos per­so­na­jes. Hay 144 es­tam­pas de ci­ga­rri­llos, 30 hue­sos de di­no­sau­rio, 30 ob­je­tos exó­ti­cos, vein­te atra­pa­sue­ños, diez ro­cas ta­lla­das... Al­gu­nos no sa­len has­ta ca­si el fi­nal del jue­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.