King­dom Hearts III

Lle­va­mos ca­si tre­ce años es­pe­ran­do el re­gre­so de la ma­gia de Dis­ney... y ha me­re­ci­do la pe­na

Hobby Consolas - - SUMARIO -

Dis­ney es pro­ta­go­nis­ta to­dos los años en el ám­bi­to del en­tre­te­ni­mien­to, pe­ro, en 2019, lo va a ser más que nun­ca, con "Star Wars: Epi­so­dio IX", sus pe­lí­cu­las de Mar­vel, sus pe­lí­cu­las de ani­ma­ción, el sal­to de mu­chos clá­si­cos a ima­gen real... y uno de los jue­gos más an­he­la­dos de la his­to­ria: King­dom­hear­tsiii.

La sa­ga no ha pa­ra­do quie­ta, mer­ced a múl­ti­ples en­tre­gas por­tá­ti­les y pa­ra mó­vi­les, o a re­co­pi­la­to­rios que han ser­vi­do pa­ra aña­dir pe­que­ños ca­pí­tu­los adi­cio­na­les, pe­ro lo cier­to es que lle­va­mos des­de 2006, cuan­do se lan­zó en PS2 la se­gun­da en­tre­ga nu­me­ra­da, so­ñan­do con una nue­va su­per­pro­duc­ción que ex­plo­ta­ra la ca­pa­ci­dad téc­ni­ca de un hard­wa­re mo­derno. Hu­bo que es­pe­rar has­ta el E3 2013 pa­ra que se con­fir­ma­ra tal pro­yec­to... y otros cin­co años y me­dio pa­ra po­der echar­le el guan­te. El desa­rro­llo no ha si­do na­da fá­cil, pues Tet­su­ya No­mu­ra, su di­rec­tor, es­ta­ba tam­bién en­fras­ca­do en Fi­nal­fan­tasy­ver­sus­xiii, has­ta que di­cho pro­yec­to mu­tó en Fi­nal­fan­tasyxv y él se hi­zo a un la­do pa­ra po­der cen­trar­se en es­ta se­cue­la. No só­lo eso: de pri­me­ras, se apos­tó por Lu­mi­nous En­gi­ne, el mo­tor pro­pio de Squa­re Enix, pe­ro, an­te los que­bra­de­ros de ca­be­za que da­ba, se de­ci­dió cam­biar al po­li­va­len­te Un­real En­gi­ne 4 de Epic Ga­mes. Por suer­te, to­do eso ya es his­to­ria: el desa­rro­llo es­tá ya fi­ni­qui­ta­do. Se­gu­ra­men­te Squa­re Enix lo po­dría ha­ber lan­za­do ya, pe­ro ha pre­fe­ri­do cu­rar­se en sa­lud an­te la sa­tu­ra­ción na­vi­de­ña y se­rá el 29 de enero cuan­do los usua­rios de PS4 y Xbox One pue­dan dis­fru­tar de un RPG lla­ma­do a ser un te­cho ge­ne­ra­cio­nal.

¿Por dón­de íba­mos?

King­dom­hearts es una de esas po­cas sa­gas que aún apues­tan hoy en día por la con­ti­nui­dad ar­gu­men­tal en­tre en­tre­gas. Eso es al­go que siem­pre aplau­di­mos, aun­que, en es­te ca­so, ha ha­bi­do tan­tas en­tre­gas "me­no­res" que la his­to­ria se ha vuel­to un ga­li­ma­tías, con de­ce­nas de per­so­na­jes in­vo­lu­cra­dos. Aun­que Squa­re Enix le ha fa­ci­li­ta­do las co­sas a cual­quie­ra mí­ni­ma­men­te in­tere­sa­do en la sa­ga sa­can­do va­rios re­co­pi­la­to­rios, lo cier­to es que pue­de ser pe­sa­do pa­sar re­vis­ta a una de­ce­na de jue­gos lar­gos, no to­dos los cua­les han en­ve­je­ci­do bien. Por eso, se agra­de­ce que va­ya a ha­ber un re­su­men de los acon­te­ci­mien­tos pre­vios, al­go que re­sul­ta im­pres­cin­di­ble, por ejem­plo, pa­ra los usua­rios de Xbox que no co­noz­can la se­rie (és­ta

es la pri­me­ra en­tre­ga que se lan­za­rá en una con­so­la de Mi­cro­soft) o, sim­ple­men­te, pa­ra los fans más jó­ve­nes de la factoría Dis­ney.

Sea co­mo fue­re, King­dom­hear­tsiii se en­mar­ca­rá en me­dio de la ten­ta­ti­va del Maes­tro Xe­nahort y la Or­ga­ni­za­ción XIII de cau­sar una gue­rra por la Lla­ve es­pa­da y for­jar su ver­sión de­fi­ni­ti­va, pa­ra la que ne­ce­si­tan co­ra­zo­nes pu­ros. Así, So­ra, Goofy y Do­nald irán en bus­ca de los sie­te guar­dia­nes de la luz, en tan­to que el Rey Mic­key y Ri­ku irán en pos de an­te­rio­res po­see­do­res del ar­ma. Ve­re­mos qué pa­pel jue­gan Kai­ri, Ro­xas, Aqua y tan­tos otros per­so­na­jes... Squa­re Enix ha­bla de la "ba­ta­lla de­fi­ni­ti­va por la luz y la vi­da", por lo que, a prio­ri, se­rá el pun­to fi­nal a la his­to­ria.

Ca­da mun­do... es un mun­do

Por en­ci­ma de to­do, la se­ña de iden­ti­dad de King­dom­hearts es su am­bien­ta­ción en mun­dos de Dis­ney, y es­ta en­tre­ga su­pon­drá un pe­que­ño cam­bio de ter­cio res­pec­to a las an­te­rio­res, en la me­di­da en que se cen­tra­rá, fun­da­men­tal­men­te, en fil­mes mo­der­nos y de ani­ma­ción por or­de­na­dor, co­mo "Fro­zen", "En­re­da­dos", "Big He­ro 6", "Mons­truos S.A." o "Pi­ra­tas del Ca­ri­be", si bien tam­bién mi­ra­rá a al­gu­nos de los años 90, co­mo "Toy Story" y "Hér­cu­les".

El di­se­ño de ni­ve­les man­ten­drá la lí­nea ha­bi­tual de la sa­ga, pe­ro ca­da mun­do pre­sen­ta­rá un ma­yor ta­ma­ño, tan­to a lo an­cho co­mo a lo al­to, pa­ra dar más sen­sa­ción de pe­que­ño mun­do abier­to. En ese sen­ti­do, no ha­brá tiem­pos de car­ga en­tre las sec­cio­nes ale­da­ñas, co­mo por ejem­plo, la ha­bi­ta­ción de Andy y el jar­dín, en el mun­do ju­gue­te­ro de "Toy Story". Ade­más, po­dre­mos co­rrer con li­ber­tad por las pa­re­des, en ver­ti­cal o en ho­ri­zon­tal, pa­ra lle­gar a zo­nas re­cón­di­tas.

Lo me­jor de to­do es que, den­tro del mar­co ar­gu­men­tal del jue­go, co­mo si de una ma­trios­ka se tra­ta­ra, ca­da mun­do es­ta­rá pla­ga­do de re­fe­ren­cias a los acon­te­ci­mien­tos de su co­rres­pon­dien­te pe­lí­cu­la. En el de "Pi­ra­tas del Ca­ri­be", por ejem­plo, ve­re­mos có­mo Davy Jo­nes y el Ho­lan­dés Erran­te ato­si­gan a Jack Spa­rrow y la tri­pu­la­ción de

To­dos los mun­dos pre­sen­ta­rán ma­yor ta­ma­ño, a lo an­cho y tam­bién a lo al­to

la Per­la Ne­gra. Ade­más, ca­da mun­do ten­drá unas ca­rac­te­rís­ti­cas ju­ga­bles muy mar­ca­das.

Pa­ra via­jar en­tre los dis­tin­tos en­tor­nos, ten­dre­mos que pi­lo­tar de nue­vo la na­ve Gu­mi por el es­pa­cio. Otros mi­ni­jue­gos nos lle­va­rán a un huer­to, una co­ci­na o una con­so­la don­de po­dre­mos dis­fru­tar de vein­te jue­gos con es­té­ti­ca de Ga­me & Watch y que ho­me­na­jea­rán a clá­si­cos de Dis­ney.

Por su par­te, los com­ba­tes ofre­ce­rán más po­si­bi­li­da­des que nun­ca, mer­ced a las dis­tin­tas trans­for­ma­cio­nes de la Lla­ve es­pa­da, que per­mi­ti­rán lu­char de dis­tin­tas for­mas, y a los vehícu­los y gad­gets, que va­ria­rán en­tre ca­da mun­do y que nos lle­va­rán por tie­rra, mar y ai­re. Asi­mis­mo, los alia­dos tem­po­ra­les da­rán mu­cho jue­go con sus res­pec­ti­vas ha­bi­li­da­des, co­mo Woody, Buzz, Hér­cu­les, Ra­pun­zel, Flynn, Jack Spa­rrow...

Has­ta el in­fi­ni­to y más allá

Los an­te­rio­res King­dom­hearts se veían muy bien, pe­ro és­ta se­rá la pri­me­ra vez que, de ver­dad, se pue­da com­pe­tir au­dio­vi­sual­men­te con el ci­ne. Por mo­men­tos, se­rá di­fí­cil dis­tin­guir el jue­go de las pe­lí­cu­las, y las es­ce­nas de ví­deo en­tron­ca­rán a la per­fec­ción con la ju­ga­bi­li­dad, sin la ne­ce­si­dad de usar ya CG. Por si fue­ra po­co, So­ra, Goofy y Do­nald apa­re­ce­rán per­tre­cha­dos con di­se­ños sor­pren­den­tes en mu­chos de los mun­dos, co­mo el de "Mons­truos S.A." y el de "Pi­ra­tas del Ca­ri­be". La apa­rien­cia de to­do se­rá su­bli­me, e irá de la mano de una gran di­rec­ción ar­tís­ti­ca, una ilu­mi­na­ción de al­tos vue­los o es­pec­ta­cu­la­res efec­tos de par­tí­cu­las pa­ra los com­ba­tes. La úni­ca du­da es si se ha­brán re­suel­to los pro­ble­mas de cá­ma­ra.

En la par­ce­la so­no­ra, vol­ve­re­mos a dis­fru­tar de las ma­ra­vi­llo­sas par­ti­tu­ras de Yo­ko Shi­mo­mu­ra y de la voz de Hi­ka­ru Uta­da en al­gu­nos te­mas can­ta­dos, así co­mo de las me­lo­días más fa­mo­sas de ca­da pe­lí­cu­la. Es­ta vez, no ten­dre­mos do­bla­je al cas­te­llano (só­lo sub­tí­tu­los), pe­ro las vo­ces in­gle­sas se­rán, en bue­na me­di­da, las mis­mas del ci­ne.

Ni Rey, ni Ca­pi­ta­na Mar­vel, ni Alad­din, ni Sim­ba... Las gran­des es­tre­llas de Dis­ney en 2019 se­rán So­ra, Goofy, Do­nald y comp añía. Al tiem­po...

se­rá di­fí­cil dis­tin­guir el jue­go de las pe­lí­cu­las de Dis­ney en las que se ba­sa

So­ra, Do­nald y Goofy as­pi­ran a al­can­zar el Olim­po del RPG con un jue­go que se­rá co­mo ver mu­chas pe­lí­cu­las de Dis­ney en una so­la.

Tet­su­ya No­mu­ra ya ha an­ti­ci­pa­do que ha­brá otros per­so­na­jes ju­ga­bles apar­te de So­ra. Es pre­vi­si­ble que, al me­nos, uno de ellos sea ri­ku, quien, acom­pa­ña­do del rey Mic­key, irá en bus­ca de an­ti­guos por­ta­do­res de la Lla­ve es­pa­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.