El ba­ño, co­ra­zón de la ex­pe­rien­cia del clien­te

Hosteleria, Design, Equipment, Foodservice y Beverage - - PAVIMENTOS, REVESTIMIENTOS Y BAÑOS -

El ba­ño es una de las es­tan­cias que más ha cen­tra­do la aten­ción de los pro­fe­sio­na­les de la ar­qui­tec­tu­ra y el di­se­ño in­te­rior en los úl­ti­mos años. El con­cep­to de hi­gie­ne ha de­ja­do de ser la re­fe­ren­cia ca­si ex­clu­si­va, y ha da­do pa­so a otros li­ga­dos a la sa­lud, el con­fort o el bie­nes­tar... que tie­nen co­mo ob­je­ti­vo prin­ci­pal sa­tis­fa­cer el mun­do de los sen­ti­dos y ser el pun­to de par­ti­da de la ex­pe­rien­cia del clien­te.

Ese ob­je­ti­vo, ade­más, se ve acom­pa­ña­do por ser una es­tan­cia, tal co­mo se­ña­la Juan An­to­nio Par­do, Mar­ke­ting In­te­lli­gen­ce & Re­search Ma­na­ger de Gru­po Co­sen­tino, “de gran ca­pa­ci­dad de personalización en un ho­tel”. Apar­te de esa lí­nea es­té­ti­ca ba­sa­da en la per­so­na­li­dad o es­ti­lo cor­po­ra­ti­vo de la fir­ma, Par­do des­ta­ca en­tre las ten­den­cias ac­tua­les las “orien­ta­cio­nes ba­sa­das en un ba­ño mi­ni­ma­lis­ta, con co­lo­res cla­ros y neu­tros en am­plio for­ma­to que apo­ran lim­pie­za, pu­re­za de lí­neas y so­brie­dad, de orien­ta­ción re­tro, mez­clan­do ma­te­ria­les y tex­tu­ras, e in­clu­so aña­dien­do to­ques de co­lor, don­de ori­gi­na­li­dad y ca­li­dez se en­cuen­tran”.

En es­te sen­ti­do, des­de El Cor­te In­glés Di­vi­sión Em­pre­sas iden­ti­fi­can unas lí­neas que se van im­po­nien­do co­mo son “el es­ti­lo in­dus­trial con el uso del ce­men­to lu­ci­do; los re­ves­ti­mien­tos con tex­tu­ras y vo­lu­me­tría, que con­vier­ten las pa­re­ces en al­go vi­vo; así co­mo los mo­ti­vos na­tu­ra­les y las fi­gu­ras geo­mé­tri­cas”. En cuan­to a los ma­te­ria­les, con­si­de­ran que el gres por­ce­lá­ni­co “si­gue sien­do el pro­ta­go­nis­ta ab­so­lu­to por su du­ra­bi­li­dad, ver­sa­ti­li­dad de for­ma­tos y di­se­ños y fa­ci­li­dad de man­te­ni­mien­to y lim­pie­za”.

“El ba­ño es el te­rri­to­rio de la ce­rá­mi­ca por ex­ce­len­cia”, re­cal­ca Car­men Luna, Directora de Mar­ke­ting del Gru­po Gre­co Gres In­ter­na­cio­nal. “Los nue­vos aca­ba­dos en ma­de­ra es­tán de ple­na ac­tua­li­dad. Es -ar­gu­men­ta- un nue­vo ma­te­rial que re­si­te la hu­me­dad, no exi­ge man­te­ni­mien­to, se lim­pia fá­cil­men­te y no fa­vo­re­ce la apa­ri­ción de hon­gos ni bac­te­rias. Se es­tá uti­li­zan­do in­clu­so pa­ra el re­ves­ti­mien­to de du­chas con unos re­sul­ta­dos es­pec­ta­cu­la­res. Los aca­ba­dos pu­li­dos de Ve­nat­to nun­ca pa­san de mo­da y la pa­le­ta de co­lo­res en di­ver­sos to­nos de piedras de can­te­ra si­gue sien­do una de las al­ter­na­ti­vas pre­fe­ri­das pa­ra los ba­ños de los ho­te­les”. Juan Bau­tis­ta Ra­mos, res­pon­sa­ble del De­par­ta­men­to de Gran­des Pro­yec­tos de Por­ce­la­no­sa Gru­po, des­ta­ca por su par­te “los ma­te­ria­les efec­to ma­de­ra y los de ins­pi­ra­ción geo­mé­tri­ca. To­dos ellos con com­ple­men­tos me­tá­li­cos co­mo gri­fe­rías, com­ple­men­tos e in­clu­so la­va­bos. Una vez más, el es­ti­lo ro­se”.

Al mar­gen de los ce­rá­mi­cos, los pa­vi­men­tos vi­ní­li­cos se pre­sen­tan co­mo otra op­ción des­ta­ca­ble a la ho­ra de la elec­ción de ves­tir el ba­ño. Pa­ra Do­min­go Ló­pez, Di­rec­tor Co­mer­cial de Eu­ro­pa Con­ti­nen­tal de Al­tro, “las zo­nas hú­me­das con al­ta con­ta­mi­na­ción de pro­duc­tos, co­mo cham­pú, acon­di­cio­na­dor, gel..., siem­pre han si­do la es­pe­cia­li­dad de nues­tra em­pre­sa. Prin­ci­pal­men­te, du­chas de fá­cil ac­ce­so o ba­ños ge­riá­tri­cos, don­de es ne­ce­sa­rio que tan­to el re­si­den­te (des­cal­zo) co­mo el ayu­dan­te (cal­za­do) es­tén pro­te­gi­dos fren­te a po­si­bles caí­das. En es­te sen­ti­do, nues­tro pa­vi­men­to Al­tro Aqua­riu­sTM ha si­do, y es, la re­fe­ren­cia en el mer­ca­do. Fue desa­rro­lla­do pa­ra ofre­cer un ren­di­mien­to du­ra­de­ro en am­bien­tes se­cos y hú­me­dos, tan­to pa­ra ca­mi­nar con cal­za­do co­mo sin él. Ofre­ce una óp­ti­ma re­sis­ten­cia al des­li­za­mien­to du­ran­te to­da su vi­da útil y una apa­rien­cia uni­for­ma, de­li­ca­da y re­la­jan­te. Tam­bién las re­for­mas de re­ves­ti­mien­tos mu­ra­les rea­li­za­das con Al­tro Whi­te­rock™son rá­pi­das, lim­pias y evi­tan los can­tos vi­vos, ya que las plan­chas se pu­den ter­mo­for­mar (jun­tas en­tre pla­cas se suel­dan, no se­llan), evi­tan­do así si­li­co­nas y fil­tra­cio­nes de agua”.

Ni­co­las Feu­gier, Key Ac­count Ma­na­ger de Gros­fi­llex, dis­tin­gue tam­bién lo que se se po­dría ca­li­fi­car co­mo “un de­no­mi­na­dor co­mún de es­te ti­po de pa­vi­men­tos y re­ves­ti­mien­tos: la apues­ta por el di­se­ño, la sos­te­ni­bi­li­dad, el fá­cil man­te­ni­mien­to y la du­ra­bi­li­dad. Nues­tros pro­duc­tos re­co­gen las de­man­das que, al fin y al ca­bo, mar­can las ten­den­cias emer­gen­tes en as­pec­tos co­mo la im­pre­sión di­gi­tal Smart prin­ting, los aca­ba­dos Bricks eI Gros­fi­llex re­co­ge de­man­das que, al fin y al ca­bo, mar­can las ten­den­cias emer­gen­tes en as­pec­tos co­mo la im­pre­sión di­gi­tal Smart prin­ting”. En cuan­to al mo­bi­lia­rio y equi­pa­mien­to de ba­ño, su elec­ción se si­túa en un pun­to cen­tral a la ho­ra de op­ti­mi­zar el es­pa­cio. El uso del vi­drio, por ejem­plo, per­mi­te ali­ge­rar vi­sual­men­te la es­tan­cia, a lo que tam­bién con­tri­bui­rá la in­cor­po­ra­ción de inodo­ros, bi­dés y la­va­bos sus­pen­di­dos o la sus­ti­tu­ción de la ba­ñe­ra por un pla­to de du­cha. Ten­den­cias que apun­tan al mi­ni­ma­lis­mo -me­nor pre­sen­cia de ele­men­tos pa­ra am­pli­fi­car la sen­sa­ción de es­pa­cio- co­mo prin­ci­pal ten­den­cia de di­se­ño, pe­ro sin ol­vi­dar cier­tos gui­ños ha­cia lo rús­ti­co con el uso de la ma­de­ra “en el re­ves­ti­mien­to de los mue­bles de ba­ño con la­mas a jue­go con el sue­lo”, co­mo co­men­ta Ca­ro­li­na Hor­ca­jo Sáez de Ve­ta­par­ket, la in­cor­po­ra­ción de al­gún ele­men­to “vin­ta­ge” o la uti­li­za­ción de bal­do­sas ce­rá­mi­cas con re­lie­ve pa­ra re­mar­car o in­ten­si­fi­car un es­ti­lo, bien sien­do pro­ta­go­nis­ta o bien apor­tan­do de­ta­lles a la com­po­si­ción. En el apar­ta­do de inodo­ros y sa­ni­ta­rios, los nue­vos mo­de­los per­si­guen tras­pa­sar la ba­rre­ra del me­ro uso fun­cio­nal y la hi­gie­ne. Sin de­jar de la­do el di­se­ño es­té­ti­co, se bus­ca con­fort y co­mo­di­dad, fa­ci­li­dad de uso e ins­ta­la­ción, así co­mo nue­vas prestaciones (co­mo las que apor­tan las ta­pas mul­ti-fun­ción), mejorar la ac­ce­si­bi­li­dad (mayor al­tu­ra) y sos­te­ni­bi­li­dad (me­nor con­su­mo de agua). En el apar­ta­do de la­va­bos, por su par­te, las ten­den­cias gi­ran en torno a la ex­clu­si­vi­dad, crea­ti­vi­dad y personalización con las que con­se­guir crear nue­vos am­bien­tes y at­mós­fe­ras de ca­rác­ter atemporal.

Al ha­blar de adap­ta­bi­li­dad, ac­ce­si­bi­li­dad e in­te­gra­ción, el pla­to de du­cha es el ele­men­to que co­bra mayor ven­ta­ja fren­te al res­to. La gran fle­xi­bi­li­dad que per­mi­ten los nue­vos ma­te­ria­les, así co­mo su po­si­ble adap­ta­ción e ins­ta­la­ción a cual­quier me­di­da o es­pa­cio, han fa­vo­re­ci­do su evo­lu­ción y trans­for­ma­ción y han con­ver­ti­do a los pla­tos de du­cha en la op­ción más de­man­da­da fren­te a las ba­ñe­ras. Ex­tra­pla­nos, de ma­te­ria­les y tex­tu­ras di­ver­sas, lí­neas li­ge­ras, lim­pias y dis­cre­tas, los nue­vos pla­tos de du­cha se “iden­ti­fi­can” ca­da vez más es­tre­cha­men­te con pa­vi­men­tos y re­ves­ti­mien­tos, per­mi­tien­do crear es­pa­cios con­ti­nuos y per­so­na­li­za­dos.

A pe­sar del avan­ce re­co­rri­do por los pla­tos de du­cha, las ba­ñe­ras han ex­pe­ri­men­ta­do una gran trans­for­ma­ción -tan­to es­té­ti­ca co­mo fun­cio­nal- en los úl­ti­mos tiem­pos. Co­mo si bus­ca­ran su “lu­gar per­di­do”, los nue­vos mo­de­los se con­ci­ben pa­ra es­pa­cios am­plios en don­de pa­san a ser pro­ta­go­nis­tas. Ver­da­de­ras obras de ar­te con for­mas es­pec­ta­cu­la­res, cu­yo di­se­ño se com­bi­na con la er­go­no­mía y con la ca­pa­ci­dad de adap­tar­se a di­fe­ren­tes ne­ce­si­da­des, te­nien­do co­mo pre­mi­sa esen­cial la du­ra­bi­li­dad da­da por la ca­li­dad de los nue­vos sis­te­mas y ma­te­ria­les in­cor­po­ra­dos a su fa­bri­ca­ción.

Y por úl­ti­mo, la gri­fe­ría, que aun­que sea el úl­ti­mo ele­men­to men­cio­na­do es par­te esen­cial e im­pres­cin­di­ble en la ima­gen fi­nal que se quie­ra con­se­guir en el di­se­ño del cuar­to de ba­ño. Las úl­ti­mas ten­den­cias en cuan­to a di­se­ño, sos­te­ni­bi­li­dad y du­ra­bi­li­dad apues­tan por la in­no­va­ción en los aca­ba­dos, el aho­rro ener­gé­ti­co y la fun­cio­na­li­dad. Un sec­tor, el de la gri­fe­ría, que se re­cu­pe­ra tras las pér­di­das re­gis­tra­das en los úl­ti­mos años de­bi­do a la caí­da en la li­ci­ta­ción pú­bli­ca y la cons­truc­ción de vi­vien­das. Re­cu­pe­ra­ción que se ace­le­ra­rá en los pró­xi­mos ejer­ci­cios pre­ci­sa­men­te por el im­pul­so pre­vis­to de nue­vos pro­yec­tos ho­te­le­ros, sa­ni­ta­rios y ge­riá­tri­cos, la me­jo­ra de la li­ci­ta­ción pú­bli­ca y el in­cre­men­to en los vi­sa­dos pa­ra la cons­truc­ción de nue­vas vi­vien­das, y que tam­bién se ve­rá apo­ya­da por el man­te­ni­mien­to de la ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro de la ac­ti­vi­dad de reha­bi­li­ta­ción y re­for­ma. To­do ello, sos­te­ni­do por la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, fa­vo­re­ce­rá el lan­za­mien­to y desa­rro­llo de nue­vos pro­duc­tos ba­sa­dos en la in­no­va­ción y la tec­no­lo­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.