CAM­PA­ÑA DOR­MI­DA

Huelva Informacion - - Opinión - IG­NA­CIO MAR­TÍ­NEZ

LA cam­pa­ña elec­to­ral an­da­lu­za no le­van­ta, duer­me me­ci­da por la mano maes­tra del eterno par­ti­do go­ber­nan­te. Am­bien­te que au­gu­ra una par­ti­ci­pa­ción ba­ja, in­fe­rior al 60% se­gún las úl­ti­mas en­cues­tas. Em­pie­za un lar­go ci­clo que en año y me­dio va a acla­rar el ma­pa po­lí­ti­co. An­da­lu­zas el 2 de di­ciem­bre; mu­ni­ci­pa­les, au­to­nó­mi­cas y eu­ro­peas el 26 de ma­yo de 2019; ge­ne­ra­les co­mo tar­de en ju­nio de 2020 e in­me­dia­ta­men­te des­pués las vas­cas y ga­lle­gas. Así que en es­ta cam­pa­ña es inevi­ta­ble el ini­cio del pul­so his­pano es­pa­ñol, con los gran­des te­mas na­cio­na­les: sa­li­da del em­bro­llo ca­ta­lán, re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal y nue­vo di­se­ño del es­ta­do, com­pe­ten­cias y fi­nan­cia­ción te­rri­to­rial, re­for­ma fis­cal y de­fen­sa de la so­cie­dad del bie­nes­tar… Y de mo­men­to la dis­cu­sión re­gio­nal es de muy ba­ja in­ten­si­dad.

El PSOE le po­ne sor­di­na; ha­rá los mí­ni­mos de­ba­tes en te­le­vi­sión, a pe­sar de que TVE y Ca­nal Sur han pro­pues­to mu­chos. Los so­cia­lis­tas van por de­lan­te en las en­cues­tas y no quie­ren ries­gos; Díaz no le ga­nó a Mo­reno nin­guno de los dos de 2015. La opo­si­ción de de­re­chas imi­ta el tre­men­dis­mo de Trump. Los je­fes del PP, Ca­sa­do y Egea, di­cen que la Jun­ta gas­tó mil mi­llo­nes en pu­tas y co­caí­na o em­plea más di­ne­ro en pros­ti­tu­ción que en edu­ca­ción. Las NNGG ta­chan a los ex pre­si­den­tes de ra­tas o de gas­tar el di­ne­ro “en dro­gas y pu­ti­clubs”. En pa­ra­le­lo, Marín, el can­di­da­to más dé­bil a la Pre­si­den­cia, in­ten­ta abrir un hue­co en el al­bo­ro­to. El je­fe de Ciu­da­da­nos quie­re ha­cer­se per­do­nar su apo­yo al Go­bierno so­cia­lis­ta los úl­ti­mos tres años y me­dio, y aho­ra des­cu­bre que en An­da­lu­cía “hay una dic­ta­du­ra”.

Con es­tas va­lio­sas con­tri­bu­cio­nes a su cau­sa, la pre­si­den­ta tie­ne blin­da­do su flan­co de­re­cho. Las dos úl­ti­mas en­cues­tas, de me­dios tan dis­pa­res co­mo La Ra­zón y el­dia­rio.es, coin­ci­den en sus re­sul­ta­dos. Sim­pli­fi­can­do: PSOE 45 dipu­tados, PP 29, Ade­lan­te An­da­lu­cía 22 y Cs 13. PP y Ciu­da­da­nos no su­ma­rían más que el PSOE, y AA me­jo­ra­ría a Po­de­mos e IU se­pa­ra­das. Con un re­sul­ta­do así, a la pre­si­den­ta le bas­ta­ría con la abs­ten­ción de la coa­li­ción de iz­quier­das en una se­gun­da vo­ta­ción de in­ves­ti­du­ra pa­ra ser re­ele­gi­da.

Su­sa­na Díaz es­tá en­can­ta­da de ha­ber­se co­no­ci­do y po­ne su me­jor son­ri­sa pa­ra las mi­les de fo­tos y sel­fies a los que se en­tre­ga con pa­sión a dia­rio. Esa es su cam­pa­ña. Esa, y de­cir que es­ta­mos en una re­gión ré­cord en em­pleo, cre­ci­mien­to, PIB y ex­por­ta­cio­nes, que tal pa­re­ce que es­to fue­se Lu­xem­bur­go, Ba­vie­ra o la re­gión de Pa­rís. Y en sus res­pues­tas en cual­quier en­tre­vis­ta ha­ce siem­pre una ecua­ción: quie­nes la ofen­den a ella, insultan a An­da­lu­cía. Si Pe­dro Sán­chez co­pia el estilo de Jus­tin Tru­deau, Su­sa­na Díaz pre­fie­re el de Jordi Pu­jol en sus años de glo­ria; él era Ca­ta­lu­ña, ella es An­da­lu­cía. Con to­do el ca­rril del cen­tro a su dis­po­si­ción, en mo­do par­ti­do na­cio­na­lis­ta an­da­luz, el PSOE-A ca­mi­na en­tre son­ri­sas y ré­cords ha­cia la vic­to­ria so­ña­da, con una cam­pa­ña dor­mi­da.

@imar­ti­nez­cano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.