El um­bral del mi­to

Huelva Informacion - - Cultura Y Ocio -

for­tu­nio: la me­lan­co­lía y la pe­na de la or­fan­dad, y el in­con­ce­bi­ble in­for­tu­nio de la gue­rra.

Se­ría des­viar­nos de­ma­sia­do ofre­cer aquí al­gu­na ra­zón por la que el gé­ne­ro fan­tás­ti­co y la literatura de terror guar­dan una es­tre­cha re­la­ción con Ir­lan­da. Sí de­be­mos se­ña­lar que es­te li­bro de las co­sas per­di­das de Con­nolly re­mi­te, vo­lun­ta­ria­men­te o no, a dos obras muy co­no­ci­das del mun­do an­glo­sa­jón: Las Cró­ni­cas de Nar­nia, del an- gloir­lán­dés C. S. Le­wis, y La puer­ta en el mu­ro, de H. G. Wells. En am­bos ca­sos, hay un pa­sa­di­zo a una reali­dad pa­ra­le­la, ca­mu­fla­da en el ám­bi­to do­més­ti­co. En am­bos re­la­tos exis­te un jar­dín, una in­fan­cia so­li­ta­ria, una evo­ca­ción –aca­so la ne­ce­si­dad– del Pa­raí­so. Tam­bién hay, en el ca­so de Le­wis, un fondo úl­ti­mo que ex­pli­ca el apremio con que se sueña ese Edén, re­fle­jo in­ver­so de la gue­rra. ¿Es ne­ce­sa­rio po­ner en re­la­ción la in­fe­li­ci­dad y el sue­ño, las épo­cas acia­gas, y un ar­te mal lla­ma­do es­ca­pis­ta? Con­nolly, en es­tas pá­gi­nas um­brías, tan le­ja­nas del Lon­dres ase­dia­do por la Luft­waf­fe, ha vin­cu­la­do sin em­bar­go la des­truc­ción del mun­do y la aper­tu­ra de un universo pa­ra­le­lo. Un universo ima­gi­na­rio, que no tie-

ne por qué ser idí­li­co, pe­ro que con­ser­va un sen­ti­do pro­fun­do, una dia­fa­ni­dad es­con­di­da, que se ci­fra y se re­su­me en el mi­to.

El li­bro de las co­sas per­di­das es, pues, un li­bro de ex­tra­ña uti­li­dad, por cuan­to mues­tra el sen­ti­do pri­ma­rio, la va­li­dez ur­gen­te de la mi­to­lo­gía. Es de­cir, mues­tra un or­den con el que el ni­ño pue­da atra­ve­sar, con éxi­to, la va­ria hos­ti­li­dad de la vi­da. Las hos­ti­li­da­des de to­do or­den que aque­jan al pro­ta­go­nis­ta de es­ta obra son fá­cil­men­te ima­gi­na­bles. Al ca­bo, no es nin­gún se­cre­to que la literatura es una for­ma de su­plir la or­fan­dad, su in­hós­pi­to va­cío, con lo inefa­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.