Cam­pa­ña es­pe­cial de con­trol de la ve­lo­ci­dad en las ca­rre­te­ras onu­ben­ses

El dis­po­si­ti­vo se ex­tien­de has­ta el do­min­go La DGT in­ci­de en vías con­ven­cio­na­les, don­de se pro­du­ce el 75% de los fa­lle­ci­dos

Huelva Informacion - - Huelva - Redacción HUEL­VA

La Di­rec­ción Ge­ne­ral de Trá­fi­co (DGT) pu­so en mar­cha ayer una cam­pa­ña es­pe­cial de con­trol de ve­lo­ci­dad que se desa­rro­lla­rá has­ta el do­min­go pró­xi­mo, 18 de agos­to. Pa­ra ello, es­tá pre­vis­to un in­cre­men­to de los con­tro­les en las ca­rre­te­ras de la pro­vin­cia, así co­mo la uti­li­za­ción del má­xi­mo nú­me­ro de me­dios hu­ma­nos y ma­te­ria­les dis­po­ni­bles de la Agru­pa­ción de Trá­fi­co de la Guar­dia Ci­vil, en co­la­bo­ra­ción con po­li­cías lo­ca­les de va­rios mu­ni­ci­pios.

Es­ta cam­pa­ña, que se en­mar­ca den­tro del ca­len­da­rio anual de ac­cio­nes que la DGT eje­cu­ta so­bre se­gu­ri­dad vial, tie­ne por ob­je­ti­vo con­cien­ciar so­bre la pe­li­gro­si­dad del ex­ce­so de ve­lo­ci­dad en la con­duc­ción, así co­mo ejer­cer una la­bor pre­ven­ti­va con pre­sen­cia de pa­tru­llas, a la vez que se vi­gi­lan y con­tro­lan los ex­ce­sos de ve­lo­ci­dad me­dian­te ra­da­res fi­jos, es­tá­ti­cos y mó­vi­les.

De­bi­do al al­to por­cen­ta­je de ac­ci­den­tes que se pro­du­cen en las ca­rre­te­ras con­ven­cio­na­les, se re­for­za­rán los con­tro­les en los tra­mos más pe­li­gro­sos de es­te ti­po de vía con la pre­sen­cia de pa­tru­llas in­te­gran­tes de mo­to­ris­tas de la Agru­pa­ción de Trá­fi­co de la Guar­dia ci­vil, equi­pa­das con me­dios por­tá­ti­les que les per­mi­ten rea­li­zar ac­cio­nes de con­trol de ve­lo­ci­dad. La úl­ti­ma cam­pa­ña es­pe­cial de con­trol de ve­lo­ci­dad lle­va­da a ca­bo en abril de es­te año, se sal­dó en la pro­vin­cia de Huel­va con el con­trol de 2.910 vehícu­los y un to­tal de 149 de­nun­cias for­mu­la­das.

Así, du­ran­te es­ta se­ma­na se ha­rá es­pe­cial hin­ca­pié en aque­llos tra­mos de las ca­rre­te­ras se­cun­da­rias de la pro­vin­cia en los que exis­ten ma­yor si­nies­tra­li­dad o aque­llos cu­yo tra­za­do les ha­ga sus­cep­ti­bles de que se pro­duz­can ac­ci­den­tes por ve­lo­ci­dad ex­ce­si­va.

Ca­be re­cor­dar que en el 10% de los ac­ci­den­tes con víc­ti­mas y el 35% de los ac­ci­den­tes mor­ta­les re­gis­tra­dos en 2018, la ve­lo­ci­dad in­ter­vino co­mo fac­tor des­en­ca­de­nan­te de los mis­mos, sien­do la cau­sa di­rec­ta, un da­to que evi­den­cia que la con­si­de­ra­ción de la ve­lo­ci­dad co­mo fac­tor de ries­go todavía no ha ad­qui­ri­do el mis­mo ni­vel de acep­ta­ción en­tre los con­duc­to­res que la in­com­pa­ti­bi­li­dad en­tre el con­su­mo de al­cohol y la con­duc­ción, por ejem­plo. El to­tal de de­nun­cias por in­frac­cio­nes de trá­fi­co en 2018 fue de 60.835, de las que 31.468 (el 52%) fue­ron por ex­ce­sos de ve­lo­ci­dad.

En es­te sen­ti­do, hay que te­ner en cuen­ta que lle­var una ve­lo­ci­dad ade­cua­da po­dría evi­tar prác­ti­ca­men­te una cuar­ta par­te de los muer­tos en ac­ci­den­te de trá­fi­co con­ta­bi­li­za­dos a ni­vel na­cio­nal. Asi­mis­mo, hay que te­ner en cuen­ta que a par­tir de 80 km/h es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble que un pea­tón se sal­ve en un atro­pe­llo. A una ve­lo­ci­dad de 30 ki­ló­me­tros por ho­ra, el ries­go de muer­te del pea­tón se re­du­ce al 10%.

La ve­lo­ci­dad tie­ne im­pac­tos muy ne­ga­ti­vos so­bre el me­dio am­bien­te, da­do que el ni­vel de emi­sión de ga­ses no­ci­vos tie­ne una re­per­cu­sión ne­ga­ti­va so­bre el en­torno, la ca­li­dad de vi­da y el con­su­mo de com­bus­ti­ble.

El con­su­mo ideal de com­bus­ti­ble, de­pen­dien­do del ti­po de vehículo, sue­le es­tar en­torno a una ve­lo­ci­dad de 90 Km/h. Si la ve­lo­ci­dad au­men­ta a 120 Km/h, el con­su­mo se in­cre­men­ta en un 30%.

Ade­más, la ve­lo­ci­dad tie­ne un im­pac­to muy im­por­tan­te en la ca­li­dad de vi­da de las zo­nas ur­ba­nas, don­de los vehícu­los pue­den in­ter­fe­rir en el bie­nes­tar de los re­si­den­tes y te­ner un im­pac­to muy ne­ga­ti­vo so­bre la se­gu­ri­dad de pea­to­nes, ci­clis­tas y otros usua­rios vul­ne­ra­bles.

El pa­sa­do mes de enero de 2019 en­tró en vi­gor una mo­di­fi­ca­ción de los lí­mi­tes de ve­lo­ci­dad en las ca­rre­te­ras es­pa­ño­las, que fi­jó un cua­dro más sim­pli­fi­ca­do de ve­lo­ci­da­des má­xi­mas en las vías.

En las ca­rre­te­ras con­ven­cio­na­les los lí­mi­tes son de 90 Km/h (tu­ris­mos, mo­tos y au­to­bu­ses) y 80 Km/h (resto de vehícu­los); mien­tras que en au­to­vía y au­to­pis­ta hay tres lí­mi­tes: pa­ra tu­ris­mos y mo­tos (120 Km/h), ca­mio­nes y fur­go­ne­tas ( 90 Km/h) y el resto de vehícu­los, in­clui­dos au­to­bu­ses (100 Km/h).

Co­mo ex­cep­ción, en vías con­ven­cio­na­les con se­pa­ra­ción fí­si­ca de los dos sen­ti­dos de cir­cu­la­ción, el ti­tu­lar de la vía po­drá fi­jar un lí­mi­te má­xi­mo de 100 Km/h pa­ra tu­ris­mos y mo­tos.

La ve­lo­ci­dad tie­ne una in­fluen­cia di­rec­ta en la ocu­rren­cia y se­ve­ri­dad de los ac­ci­den­tes de trá­fi­co, con ve­lo­ci­da­des de con­duc­ción más al­tas, el nú­me­ro de si­nies­tros y su gra­ve­dad au­men­tan des­pro­por­cio­na­da­men­te.

El año pa­sa­do, las vías se­cun­da­rias acu­mu­la­ron el 70% de las víc­ti­mas mor­ta­les re­gis­tra­das en las ca­rre­te­ras de la pro­vin­cia. La je­fa pro­vin­cial de Trá­fi­co, Cris­ti­na Gago sub­ra­ya que “lle­var una ve­lo­ci­dad ade­cua­da po­dría evi­tar prác­ti­ca­men­te una cuar­ta par­te de los muer­tos en ac­ci­den­te de trá­fi­co”.

En 2018 fa­lle­cie­ron tres pea­to­nes en ac­ci­den­tes de trá­fi­co (uno de ellos en vía ur­ba­na y dos en vía in­ter­ur­ba­na), lo que su­po­ne un 17% del to­tal de fa­lle­ci­dos, uno me­nos que en 2017.

CANTERLA

Trá­fi­co en la ca­rre­te­ra de Pun­ta Um­bría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.