“No se tra­ta de un ré­cord, sí de ha­cer his­to­ria”

● Kip­cho­ge vol­ve­rá a in­ten­tar ba­jar de las dos ho­ras en oc­tu­bre

Huelva Informacion - - Deportes - Pa­tri­cia Mar­tí­nez (Efe) NAIROBI

Tan só­lo 25 se­gun­dos se­pa­ran al ke­niano Eliud Kip­cho­ge, de 34 años, de al­can­zar lo que nin­gún otro atle­ta ha lo­gra­do: co­rrer 42 ki­ló­me­tros en me­nos de dos ho­ras. Una ha­za­ña pa­ra la ma­yo­ría de mor­ta­les in­hu­ma­na que, sin em­bar­go, él con­si­de­ra al al­can­ce de la mano.

“No se tra­ta de rom­per un ré­cord, sino de ha­cer his­to­ria”, ase­gu­ra des­de el cam­pa­men­to de entrenamie­nto de Kap­ta­gat, en el nor­te de Ke­nia, po­co an­tes de afron­tar el de­no­mi­na­do Re­to Ineos 1:59 el pró­xi­mo oc­tu­bre en Vie­na. “Mi úni­co ob­je­ti­vo es de­jar el men­sa­je a más de tres mil mi­llo­nes de per­so­nas de es­te pla­ne­ta de que nin­gún ser hu­mano tie­ne lí­mi­tes. Y la úni­ca for­ma de ha­cer­lo es co­rrien­do por de­ba­jo de las dos ho­ras”, se­ña­la quien ya os­ten­ta el ré­cord del mun­do en ma­ra­tón, con 2:01.39.

Ya en 2017, en el cir­cui­to au­to­mo­vi­lís­ti­co de Mon­za (Ita­lia), le fal­ta­ron só­lo 25 se­gun­dos pa­ra lo­grar es­te hi­to; pe­se a que la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Atle­tis­mo (IAAF) no lo con­ta­bi­li­zó co­mo un nue­vo ré­cord mun­dial –al­go que se es­pe­ra vuel­va a ocu­rrir en Vie­na– por las ayu­das ex­ter­nas que re­ci­bió du­ran­te la ca­rre­ra, co­mo el apo­yo de vehícu­los cor­ta­vien­tos: “Cuan­do me que­da­ba un ki­ló­me­tro me di cuen­ta de que iba de­ma­sia­do len­to. In­ten­té ajus­tar­lo, pe­ro ya era de­ma­sia­do tar­de”.

“En aquel mo­men­to me sen­tía co­mo un bo­xea­dor que sube al ring y des­co­no­ce lo que va a pa­sar, si va a no­quear o si se­rá no­quea­do”, des­cri­be en alu­sión al le­gen­da­rio Muham­mad Ali, so­bre quien aca­ba de leer un li­bro en bus­ca de ins­pi­ra­ción, “pe­ro aho­ra es­toy me­jor pre­pa­ra­do men­tal­men­te y sé que lo pue­do con­se­guir”.

Quie­nes co­no­cen a Kip­cho­ge lo des­cri­ben co­mo un hom­bre de ideas cla­ras, maes­tro en tác­ti­ca y téc­ni­ca, per­se­ve­ran­te has­ta el ex­ce­so: cua­li­da­des que ha­cen que a sus 34 años, y tras ha­ber ga­na­do el Cam­peo­na­to del Mun­do en Pa­rís con tan só­lo 18, to­da­vía se man­ten­ga en el cé­nit de su ca­rre­ra. “No creo que sea di­fe­ren­te a los de­más”, se di­ce a sí mis­mo Kip­cho­ge, quien tan só­lo ha si­do de­rro­ta­do en una oca­sión de un to­tal de on­ce ma­ra­to­nes –con un se­gun­do pues­to en Ber­lín 2013–, “Sim­ple­men­te es­ta­blez­co mis prio­ri­da­des de la for­ma ade­cua­da”, sim­pli­fi­ca.

Y su úni­ca prio­ri­dad, por el mo­men­to, es co­rrer 42 ki­ló­me­tros por de­ba­jo de las dos ho­ras; pa­ra lo que –siem­pre con buen ros­tro y dis­pues­to al má­xi­mo sa­cri­fi­cio– se le­van­ta ca­da día a las 5:45, se en­tre­na in­clu­so los do­min­gos y só­lo ve a su fa­mi­lia, que re­si­de en el mu­ni­ci­pio co­lin­dan­te de El­do­ret, los fi­nes de se­ma­na.

El res­to del tiem­po con­vi­ve con otros atle­tas del equi­po NN Run­ning en el cam­pa­men­to de Kap­ta­gat, don­de las ha­bi­ta­cio­nes son do­bles y “ni tan si­quie­ra ha­cen fal­ta los cu­chi­llos”, co­mo ex­pli­ca Marc Roig, fi­sio­te­ra­peu­ta del equi­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.