Apren­dien­do a con­vi­vir con ani­ma­les

● Un gru­po de ve­ci­nos desa­rro­lla un pro­yec­to de adies­tra­mien­to con mas­co­tas a tra­vés de la edu­ca­ción y so­cia­li­za­ción

Huelva Informacion - - Vivir Verano - Juan A. Hipólito

Un gru­po de ve­ci­nos de Ner­va con ani­ma­les de com­pa­ñía han par­ti­ci­pa­do es­tos días en el ta­ller El pe­rro, un com­pa­ñe­ro muy es­pe­cial, or­ga­ni­za­do por el Área de Sa­ni­dad, De­por­te y Tu­ris­mo del Ayun­ta­mien­to de Ner­va e im­par­ti­do por adies­tra­do­res es­pe­cia­li­za­dos en el mar­co del Plan Lo­cal de Sa­lud en el Com­ple­jo Mu­ni­ci­pal de De­por­tes An­to­nio Ga­lin­do.

En­tre los ob­je­ti­vos de es­te ta­ller des­ta­can los de adies­tra­mien­to, edu­ca­ción, so­cia­li­za­ción y mo­di­fi­ca­ción de con­duc­tas no desea­das. La me­to­do­lo­gía cog­ni­ti­va emo­cio­nal na­tu­ral es

La me­to­do­lo­gía cog­ni­ti­va emo­cio­nal na­tu­ral es una de las ba­ses más im­por­tan­tes

una de las ba­ses más im­por­tan­tes pa­ra desa­rro­llar con éxi­to es­te ti­po de ac­ti­vi­dad, ya que “el pe­rro pien­sa, sien­te y nos en­tien­de”. La em­pa­tía tam­bién re­sul­ta fun­da­men­tal.

Con es­te ti­po de ini­cia­ti­vas, des­de el Ayun­ta­mien­to de Ner­va pre­ten­den fo­men­tar una co­rrec­ta re­la­ción en­tre per­so­na y pe­rro que vaya más allá de la amis­tad ba­sa­da en la com­pli­ci­dad y que am­bos vean sus ex­pec­ta­ti­vas y ne­ce­si­da­des cu­bier­tas. En la ma­yo­ría de las oca­sio­nes, los pro­ble­mas de re­la­ción vie­nen da­do por el des­co­no­ci­mien­to de la per­so­na so­bre el tra­to que de­ber dar a su ani­mal de com­pa­ñía.

Los due­ños de pe­rros que han asis­ti­do al ta­ller han po­di­do com­pro­bar de pri­me­ra mano có­mo mos­trar las señales bá­si­cas que den co­mo re­sul­ta­do una bue­na con­duc­ta, a tra­vés del uso de téc­ni­cas de re­com­pen­sa o uso de aver­si­vos, crean­do un bi­no­mio so­cial en­tre el pe­rro y el due­ño. Ade­más, de fa­ci­li­tar al pe­rro co­no­ci­mien­tos y he­rra­mien­tas pa­ra una co­rrec­ta con­vi­ven­cia den­tro de un en­torno hu­mano.

Los ejer­ci­cios em­plea­dos en el ta­ller han si­do múl­ti­ples y va­ria­dos, des­de la es­ta­bi­li­dad has­ta la lla­ma­da, pa­san­do por el tú­nel, jue­gos, bus­ca, sube, ba­ja, en­tre otros mu­chos. Al­gu­nos de es­tos ejer­ci­cios for­man par­te de la edu­ca­ción bá­si­ca, otros son com­ple­men­ta­rios y con ca­da uno de ellos se apren­de prac­ti­can­do, “pe­ro na­da co­mo la co­mu­ni­ca­ción hu­ma­no­pe­rru­na des­de el tra­to ama­ble, edu­ca­do y con amor, sin ti­ro­nes de co­rrea, ni gri­tos, ni co­lla­res de aho­gue, ni na­da pa­re­ci­do”.

La ma­yo­ría de alum­nos de es­te ta­ller son ni­ños que acu­den con sus mas­co­tas.

FO­TOS: JUAN A. HIPÓLITO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.