La La ur­be ur­be que que se se aso­ma aso­ma al al mar mar

La is­le­ña fue una de las pla­yas más cas­ti­ga­das por los tem­po­ra­les en mar­zo del año pa­sa­do, pe­ro se ha re­com­pues­to y, co­mo el ave Fé­nix, mues­tra to­do su es­plen­dor

Huelva Informacion - - Vivir Verano -

QUE­DÓ mal­he­ri­da en mar­zo del pa­sa­do año, cuan­do el Atlán­ti­co, al que por es­ta pla­ya se aso­ma la ur­be is­le­ña, fa­go­ci­tó bue­na par­te del pa­seo ma­rí­ti­mo y de sus fi­nas are­nas. La pla­ya Cen­tral de Is­la Cris­ti­na, no obs­tan­te, ha re­sur­gi­do de sus ce­ni­zas cual ave Fé­nix y lo ha he­cho des­ple­gan­do to­do el es­plen­dor de su plu­ma­je do­ra­do, que se alía de nue­vo con la cal­ma del azul del mar.

Ubi­ca­da en el en­torno del pa­ra­je na­tu­ral y mon­te pú­bli­co Du­nas de Is­la Cris­ti­na, por el que trans­cu­rre la Ru­ta del Ca­ma­león, ofre­ce al vi­si­tan­te una am­plia ri­que­za pai­sa­jís­ti­ca y bio­ló­gi­ca . Aquí se pue­de con­tem­plar la fau­na au­tóc­to­na, des­ta­can­do el ca­ma­león co­mún, que se mi­me­ti­za con el ver­de del pi­nar y las re­ta­mas.

A lo lar­go de dos ki­ló­me­tros, la pla­ya Cen­tral de Is­la Cris­ti­na es la más con­cu­rri­da de la lo­ca­li­dad de­bi­do a la ac­ce­si­bi­li­dad que pre­sen­ta. A ella se lle­ga di­rec­ta­men­te por la ave­ni­da de la Pla­ya, en­tre eu­ca­lip­tos, ho­te­les con en­can­to y bo­ni­tas vi­vien­das. Jus­to an

tes de desem­bo­car en ella se en­cuen­tra el re­co­no­ci­do res­tau­ran­te Ca­sa Ru­fino o la ma­ris­que­ría El Fo­re­ño, y ya en su pa­seo ma­rí­ti­mo se pue­de de­gus­tar lo mejor de la gas­tro­no­mía lo­cal en los res­tau­ran­tes El Car­men, Ca­sa Pe­pín y Océano, que ofre­cen unas im­po­nen­tes vis­tas al mar en pri­me­ra lí­nea.

Apar­car es fá­cil aquí, pe­se a es­tar afec­ta­da en par­te por la zo­na ORA. Dis­po­ne de la zo­na de es­ta­cio­na­mien­to más am­plia de to­da la pla­ya, bien acon­di­cio­na­da y se­ña­li­za­da.

En­tre las pla­yas de San­ta­na y del Ho­yo emerge es­ta zo­na del li­to­ral is­le­ño a la que no le fal­ta nin­guno de los ser­vi­cios. Cuen­ta con du­chas in­di­vi­dua­les y adap­ta­das a personas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da, ram­pas de ac­ce­so al pa­seo ma­rí­ti­mo y una pa­sa­re­la adap­ta­da para que los que pre­sen­tan pro­ble­mas para des­pla­zar­se pue­dan lle­gar a la ori­lla por la are­na.

So­bre ella, al ac­ce­der por el pa­seo ma­rí­ti­mo, lo pri­me­ro que uno se en­cuen­tra son las tres con­ce­sio­nes de som­bri­llas y ha­ma­cas que otor­gan su se­llo a la es­tam­pa tra­di­cio­nal de la Cen­tral is­le­ña. Es­tas zo­nas tam­bién es­tán adap­ta­das para personas con di­fi­cul­ta­des para mo­ver­se.

Ade­más, to­do el que lo re­quie­re pue­de ob­te­ner la in­for­ma­ción que ne­ce­si­te en el pun­to de in­for­ma

ción tu­rís­ti­ca, don­de el per­so­nal mu­ni­ci­pal ofre­ce las me­jo­res al­ter­na­ti­vas de ocio de Is­la Cris­ti­na.

Des­de una to­rre de vi­gi­lan­cia los nue­ve so­co­rris­tas que pres­tan ser­vi­cio en es­ta pla­ya ob­ser­van aten­ta­men­te a los ba­ñis­tas para que es­tén siem­pre a buen re­cau­do. Es­tos vo­lun­ta­rios cuen­tan, co­mo in­di­có a es­te pe­rió­di­co el Ayun­ta­mien­to de Is­la Cris­ti­na, con una em­bar­ca­ción. Ade­más, para las personas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da que quie­ran dar­se un re­fres­can­te cha­pu­zón dan el ser­vi­cio de acom­pa­ña­mien­to para la si­lla an­fi­bia con la que cuen­tan.

Tan­to en el pues­to de sal­va­men­to co­mo en el pun­to de in­for­ma­ción tu­rís­ti­ca, los in­tere­sa­dos pue­den ob­te­ner in­for­ma­ción so­bre la ca­li­dad de las aguas. La re­la­ti­va a las ma­reas, las tem­pe­ra­tu­ras o el es­ta­do de la mar se pue­de ob­te­ner a dia­rio a tra­vés de la red so­cial Fa­ce­book, en el perfil de la De­le­ga­ción de Pla­yas de Is­la Cris­ti­na.

Al ser la pla­ya con más afluen­cia de la lo­ca­li­dad, es aquí don­de se rea­li­zan las cam­pa­ñas de sen­si­bi­li­za­ción y ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas. Co­mo in­for­ma el Con­sis­to­rio is­le­ño, es­te año se ha lle­va­do a ca­bo el Dis­co­ver Huel­va SUP Fes­ti­val 2019, una de las prue­bas del Cam­peo­na­to de An­da­lu­cía de Padd­le Surf pun­tua­ble para el Cir­cui­to de Beach Ra­ce.

Y es que los aman­tes de los de­por­tes acuá­ti­cos tam­bién en­cuen­tran su es­pa­cio en la Cen

tral, con­cre­ta­men­te en la Es­cue­la de Ve­la Wind­zo­ne.

To­mar un buen re­fri­ge­rio a pie de are­na es po­si­ble en el chi­rin­gui­to Obiol, que ofre­ce des­de ex­qui­si­tos cóc­te­les a lo mejor de la gas­tro­no­mía, to­do ade­re­za­do con la mejor mú­si­ca para to­dos los pú­bli­cos. ¿Quién se apun­ta?

REPORTAJE GRÁ­FI­CO: AL­BER­TO DOMÍNGUEZ

1. El pa­seo ma­rí­ti­mo que­dó des­trui­do tras el tem­po­ral de mar­zo de 2018; aho­ra, re­cons­trui­do, lan­za su pro­pio men­sa­je. 2. El chi­rin­gui­to Obiol, uno de los lu­ga­res de ocio fa­vo­ri­tos. 3. La pla­ya cuen­ta con buenos ac­ce­sos, in­clu­so para personas con mo­vi­li­dad re­du­ci­da. 4. Los pi­na­res son la vía de en­tra­da al cor­dón du­nar. 5. Ha­ma­cas y som­bri­llas. 6. El pa­seo ma­rí­ti­mo con la to­rre de vi­gi­lan­cia al fon­do, 7. La Es­cue­la de Ve­la Wind­zo­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.