Ne­go­cia­cio­nes

Huelva Informacion - - Opinión -

Ja­más de­be­ría fra­ca­sar una in­ves­ti­du­ra por unas ne­go­cia­cio­nes desa­ti­na­das. Pa­ra te­ner éxi­to es con­ve­nien­te apli­car el sen­ti­do co­mún y re­fle­xio­nar so­bre si en ver­dad se desea pac­tar,. Se de­ben for­mar equi­pos ne­go­cia­do­res em­pá­ti­cos pa­ra en­ten­der y sua­vi­zar los ti­ras y af lo­jas que sur­gi­rán. A par­tir de ahí, se dis­cu­te el con­te­ni­do pro­gra­má­ti­co que pue­da unir a las par­tes pa­ra tra­tar de al­can­zar un buen pac­to. Una vez lo­gra­do, se debate la es­truc­tu­ra de Go­bierno ne­ce­sa­ria pa­ra lle­var a ca­bo lo acor­da­do y, más tar­de, se ana­li­za quiénes asu­mi­rán las res­pon­sa­bi­li­da­des. Y to­do ello, con de­li­ca­da dis­cre­ción, sin cru­ce de co­mu­ni­ca­dos ni en pren­sa ni en re­des, y sin ofer­tas de úl­ti­ma ho­ra. En lo que du­ren las con­ver­sa­cio­nes se evi­ta­rán re­pro­ches, ve­tos y ame­na­zas, pues sue­len te­ner di­fí­cil vuelta atrás. To­do lo que no sea así, abo­ca­rá al desas­tre el con­ve­nio más sim­ple. Miguel Fer­nán­dez-Pa­la­cios

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.