La Jun­ta y el Ayun­ta­mien­to de Se­vi­lla se cul­pan del re­tra­so pa­ra de­cre­tar la aler­ta

El Con­sis­to­rio sos­tie­ne que las mues­tras de car­ne que re­ci­bió es­ta­ban mal eti­que­ta­das

Huelva Informacion - - Huelva - F. Pé­rez Ávi­la · J. Rol­dán

La cri­sis sa­ni­ta­ria ha da­do pa­so a un en­fren­ta­mien­to po­lí­ti­co en­tre ad­mi­nis­tra­cio­nes, que se cul­pan de los fa­llos que hi­cie­ron que la aler­ta sa­ni­ta­ria se de­cre­ta­ra tar­de. La Jun­ta acu­sa al Ayun­ta­mien­to de Se­vi­lla de un error en el la­bo­ra­to­rio mu­ni­ci­pal, mien­tras que el Con­sis­to­rio des­car­ta fa­llo al­guno y di­ce que fue la Jun­ta la que le en­vió las mues­tras mal eti­que­ta­das.

La pre­si­den­ta del PP de Se­vi­lla, Vir­gi­nia Pé­rez, ofre­ció una rue­da de pren­sa pa­ra de­cir que “el Ayun­ta­mien­to es el úni­co res­pon­sa­ble de los aná­li­sis sa­ni­ta­rios pre­ven­ti­vos”. Los po­pu­la­res pi­die­ron ex­pli­ca­cio­nes so­bre qué ha fa­lla­do y la­men­tó que el PSOE ob­via­ra da­tos al Go­bierno an­da­luz y no se preo­cu­pe por la sa­ni­dad.

La res­pues­ta del Ayun­ta­mien­to de Se­vi­lla no tar­dó de­ma­sia­do. En un ex­ten­so co­mu­ni­ca­do, el Con­sis­to­rio des­mon­tó las acu­sa­cio­nes del PP y cul­pó de la tar­dan­za a la Jun­ta. El go­bierno lo­cal, del PSOE, res­pon­sa­bi­li­za del fa­llo a la Jun­ta de An­da­lu­cía, que fue quien to­mó, eti­que­tó, tras­la­dó y de­po­si­tó en las ins­ta­la­cio­nes mu­ni­ci­pa­les las mues­tras de car­ne pa­ra que fue­ran ana­li­za­das en el la­bo­ra­to­rio mu­ni­ci­pal. El Con­sis­to­rio ase­gu­ró que en las de­pen­den­cias mu­ni­ci­pa­les no exis­tió “con­fu­sión al­gu­na, mez­cla o con­ta­mi­na­ción” en­tre las mues­tras.

El Ayun­ta­mien­to sos­tie­ne que el 8 de agos­to, a las 12:30 ho­ras, se re­ci­bie­ron en el la­bo­ra­to­rio, sin pre­vio avi­so, las pri­me­ras mues­tras de car­ne me­cha­da re­mi­ti­das por el Dis­tri­to Sa­ni­ta­rio Al­ja­ra­fe Se­vi­lla Nor­te, que de­pen­de de la Con­se­je­ría de Sa­lud.

Las mues­tras iban en una ne­ve­ra re­fri­ge­ra­da con un so­lo ac­ta y una pe­ti­ción de aná­li­sis. Ca­da mues­tra se pre­sen­ta­ba en una bol­sa es­pe­cí­fi­ca pa­ra la to­ma de mues­tras, ce­rra­da con un pre­cin­to plás­ti­co in­vio­la­ble e iden­ti­fi­ca­da por el ins­pec­tor del Dis­tri­to Sa­ni­ta­rio Al­ja­ra­fe Se­vi­lla Nor­te res­pon­sa­ble de la ac­tua­ción acom­pa­ña­da de su fir­ma. Ese mis­mo día se pro­ce­dió al aná­li­sis.

El 9 de agos­to el La­bo­ra­to­rio Mu­ni­ci­pal co­mu­ni­có te­le­fó­ni­ca­men­te al Dis­tri­to Sa­ni­ta­rio la po­si­bi­li­dad de que la mues­tra fue­ra al­ta­men­te po­si­ti­va, si bien la eti­que­ta co­rres­pon­día a otro pro­duc­to dis­tin­to al de la Me­chá. Los téc­ni­cos de la Jun­ta ad­mi­tie­ron sus du­das so­bre el eti­que­ta­do y la aler­ta no se de­cre­tó has­ta el 15 de agos­to, tras va­rios aná­li­sis más.

JUAN CHICANO / EFE

La se­de de la em­pre­sa Ma­gru­dis, fa­bri­can­te de la car­ne con­ta­mi­na­da, en el po­lí­gono El Pino de Se­vi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.