La mu­sa de los 60 cu­ya his­to­ria lle­va Ta­ran­tino al ci­ne

Fue una de las ac­tri­ces más des­ta­ca­das de Holly­wood en los 60 Su cruel ase­si­na­to a ma­nos de Char­les Man­son ha si­do lle­va­do al ci­ne por el di­rec­tor nor­te­ame­ri­cano

Huelva Informacion - - Pasarela De Verano - Juan Jo­sé Gar­dón

Una mu­jer de ci­ne que ha si­do lle­va­da a la pe­que­ña pan­ta­lla re­cien­te­men­te. El es­treno de la nue­va pe­lí­cu­la de Quen­tin Ta­ran­tino ba­sa­da en la vi­da de Sha­ron Ta­te, Éra­se una vez en Holly­wood, coin­ci­de con el 50 aniver­sa­rio del ase­si­na­to de la ac­triz por me­dio de los miem­bros de la fa­mi­lia Man­son. Sha­ron Ma­rie Ta­te, na­ci­da en Da­llas, Te­xas (Es­ta­dos Uni­dos) el 24 de enero de 1943, fue una de las es­tre­llas más ru­ti­lan­tes de la in­dus­tria del ci­ne allá por los años 60.

Su in­fan­cia trans­cu­rrió por di­fe­ren­tes paí­ses ya que su pa­dre ejer­cía co­mo mi­li­tar y tu­vo que afron­tar con­ti­nuos cam­bios de des­tino. Du­ran­te su ado­les­cen­cia en Ita­lia fue ga­lar­do­na­da con di­ver­sos tí­tu­los de be­lle­za y ya apa­re­ció co­mo fi­gu­ran­te en al­gu­nas pe­lí­cu­las. Ya de re­gre­so en los Es­ta­dos Uni­dos, su me­jor año se­ría 1967. La gran opor­tu­ni­dad le lle­gó de la mano del di­rec­tor J. Lee Thom­pson pa­ra la pe­lí­cu­la de te­rror El ojo del dia­blo, don­de com­par­tió pla­tó con es­tre­llas co­mo De­bo­rah Kerr, Da­vid Ni­ven o Do­nald Plea­san­ce. Ese pa­pel, jun­to con su tra­ba­jo en El va­lle de las mu­ñe­cas, por la que fue no­mi­na­da al Glo­bo de Oro, de­mos­tró que es­tá­ba­mos an­te una ac­triz con una ca­rre­ra pro­me­te­do­ra por de­lan­te. Lo su­yo no era só­lo be­lle­za.

Ro­man Po­lans­ki lla­mó a su puer­ta. El di­rec­tor po­la­co re­qui­rió de sus ser vi­cios pa­ra pro­ta­go­ni­zar El bai­le de los vam­pi­ros. A raíz de la pe­lí­cu­la, Po­lans­ki y Ta­te co­men­za­ron una re­la­ción sen­ti­men­tal. Un año des­pués, se ca­sa­ron y Ta­te que­dó em­ba­ra­za­da. Tras par­ti­ci­par en el ro­da­je de La man­sión de los sie­te pla­ce­res en 1968, se re­ti­ró mo­men­tá­nea­men­te de la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca pa­ra te­ner a su hi­jo.

El 9 de agos­to de 1969 Ta­te y tres miem­bros de su fa­mi­lia fue­ron ase­si­na­dos en la man­sión de Bel Air pa­sa­da la me­dia­no­che, de una ma­ne­ra cruel y sal­va­je, por Char­les Man­son y su ‘fa­mi­lia’ sa­ta­nis­ta. Ese día no se en­con­tra­ba en ca­sa Ro­man Po­lans­ki que es­ta­ba de via­je. Un to­tal de 16 pu­ña­la­das aca­ba­ron con la vi­da de Ta­te. Con su san­gre los miem­bros que per­pe­tra­ron tal atro­ci­dad de­ja­ron el si­guien­te men­sa­je im­preg­na­do en la pa­red: “cer­do”. La ac­triz que te­nía 26 años es­ta­ba em­ba­ra­za­da de ocho me­ses. En la ac­tua­li­dad, el cuer­po de Sha­ron Ta­te per­ma­ne­ce, jun­to al del be­bé del que es­ta­ba em­ba­ra­za­da, en el ce­men­te­rio ca­tó­li­co de Holy Cross.

En un principio to­do ti­po de teo­rías cir­cu­la­ron en torno a su ase­si­na­to. Des­de que Ta­te per­te­ne­cía a un gru­po sa­tá­ni­co a una cam­pa­ña or­ques­ta­da pa­ra aca­bar con la vi­da de los ros­tros pun­te­ros de Holly­wood. El mun­do del ci­ne que­dó im­pac­ta­do por la tra­ge­dia. Las du­das se di­si­pa­ron cuan­do Su­san At­kins, tras un arres­to por ro­bo, pre­su­mió de ha­ber co­me­ti­do el cri­men. La con­fe­sión con­du­jo a la de­ten­ción de Char­les Man­son y su gru­po de ase­si­nos.

Es­te año se cum­plen 50 años del ase­si­na­to de Sha­ron Ta­te a ma­nos de los se­gui­do­res de Char­les Man­son. Quen­tin Ta­ran­tino, atraí­do por es­ta fas­ci­nan­te his­to­ria, ha ro­da­do una pe­lí­cu­la so­bre el ca­so. Los pro­ta­go­nis­tas son Brad Pitt y Leo­nar­do DiCa­prio, mien­tras que el pa­pel de Sha­ron Ta­te re­cae en Mar­got Rob­bie.

La ac­triz fue ase­si­na­da cuan­do te­nía 26 años y se en­con­tra­ba em­ba­ra­za­da de ocho me­ses

Sha­ron Ta­te, una de las be­lle­zas de la in­dus­tria del ci­ne.

La ac­triz y el di­rec­tor Ro­man Po­lans­ki se ca­sa­ron en 1968.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.