Los sol­da­dos, en ca­sa

Huelva Informacion - - Opinión -

Al­guien es­cri­bió una car­ta al di­rec­tor so­bre los in­cen­dios fo­res­ta­les, y le pa­re­cía que eran in­ten­cio­na­dos. Nues­tros sol­da­dos eran en­via­dos a paí­ses en con­flic­tos bé­li­cos a apa­gar los fue­gos de gue­rra que otros les pro­vo­can, mien­tras las lla­mas con

su­mían nues­tros bos­ques, sin que a na­die les preo­cu­pa­ra pre­ve­nir­los y de ese mo­do evi­tar que se pro­pa­ga­sen has­ta cal­ci­nar ga­na­dos, que­mar co­se­chas, así co­mo vi­vien­das, obli­gan­do a sus mo­ra­do­res a aban­do­nar­las y sal­var­se so pe­na de po­ner en ries­go sus vi­das. Tam­bién ten­go la im­pre­sión de que mo­la más ser so­li­da­rios con los de­más que con­si­go mis­mo. ¿Qué ha­cen nues­tros sol­da­dos fue­ra de nues­tras fron­te­ras? ¡To­dos de re­gre­so a ca­si­ta! que es don­de más les ne­ce­si­ta­mos.

Ma­nuel Ce­ba­llos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.