‘ZAPENANDO’

Huelva Informacion - - Televisión - FRAN­CIS­CO AN­DRÉS GA­LLAR­DO

[email protected]­llar­do

I con la in­cor­po­ra­ción de Da­ni Mateo se que­ría do­tar a Za­pean­do del es­ti­lo de El in­ter­me­dio lo me­jor hu­bie­ra si­do cam­biar­le di­rec­ta­men­te el nom­bre y ti­tu­lar­lo In­ter­me­dio So­bre­me­sa, Pri­me­ra Edi­ción o al­go así. A los de La Sexta les ha da­do un re­pun­te del pen­sa­mien­to úni­co y creen que a lo lar­go del día só­lo les ven los mis­mos es­pec­ta­do­res. Al que le gus­ta Za­pean­do, tal co­mo era, no tie­ne por qué ver­le la gra­cia a Wyo­ming y sus se­cua­ces, ca­pa­ces de des­per­tar las ma­yo­res ad­mi­ra­cio­nes y las más ex­tre­mas an­ti­pa­tías.

Arús tie­ne un es­ti­lo cla­ro que ha re­gre­sa­do pa­ra ale­gría de las tos­ta­das, bien dis­tin­to del tono de Al ro­jo vi­vo o de Más va­le tar­de. Za­pean­do era otro es­pa­cio di­fe­ren­cia­do de una pa­rri­lla don­de el es­cu­do de la ideo­lo­gía se usa por al­gu­nos (Gon­zo, Évo­le, Men­di­zá­bal) co­mo es­ca­lón de ín­fu­las de su­pe­rio­ri­dad. Con la pre­sen­cia de Da­ni Mateo se desea aho­ra acen­tuar la lí­nea edi­to­rial de un es­pa­cio sim­pá­ti­co de sies­ta, can­te­ra de ros­tros po­pu­la­res, y que re­chi­na siem­pre que se le apli­ca doc­tri­na.

El Zapenando de es­te lu­nes ha de­ja­do una sen­sa­ción a sus in­con­di­cio­na­les en­tre la frus­tra­ción y el frau­de. De un día pa­ra otro se ha con­ver­ti­do en El in­ter­me­dio bis pa­ra ha­cer fren­te con las mis­mas ar­mas a otro an­ti­pá­ti­co co­mo Ris­to Me­ji­de, eli­mi­nan­do la ter­tu­lia con­jun­ta y con­vir­tién­do­lo en un in­for­ma­ti­vo de pa­ro­dia don­de ni el ve­te­rano Mi­ki Na­dal es­ta­ba a gus­to.

Sí, ha si­do só­lo un pro­gra­ma y ha­brá días por de­lan­te pa­ra rec­ti­fi­car. No van a te­ner más re­me­dio. Di­rá al­gún lec­tor que es pre­ci­pi­ta­do cri­ti­car el nue­vo Za­pean­do des­de el pri­mer día, pe­ro el asun­to es que es­ta ma­la re­for­ma se veía ve­nir des­de le­jos. En lu­gar de adap­tar­se Da­ni Mateo a un for­ma­to en­gra­sa­do, se ha re­mo­vi­do to­do al ser­vi­cio de un nue­vo pre­sen­ta­dor al que le han sua­vi­za­do la go­mi­na y las barbas. El re­pa­so con gua­sa a la te­le­vi­sión ne­ce­si­ta más cam­bios en la ter­tu­lia (Cris­ti­na Pe­dro­che, ma­la ac­triz, es ca­da vez más in­su­fri­ble) que en el fun­cio­na­mien­to en el for­ma­to. Al fi­nal, la som­bra de Arús lle­ga has­ta la so­bre­me­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.