La ciu­dad re­cu­pe­ra el an­ti­guo edi­fi­cio de la Pa­pe­le­ría In­gle­sa

Las obras de reha­bi­li­ta­ción co­mien­zan es­ta pró­xi­ma se­ma­na

Huelva Informacion - - Portada - Ja­vier Ron­chel

Las Na­vi­da­des de­ja­rán es­te año un gran re­ga­lo a la ciu­dad con la re­cu­pe­ra­ción del edi­fi­cio de la an­ti­gua Pa­pe­le­ría In­gle­sa. Esa em­ble­má­ti­ca cons­truc­ción de la ca­lle Pa­la­cio, una de las jo­yas del pa­tri­mo­nio ar­qui­tec­tó­ni­co de Huel­va, va ca­mino de re­co­brar el es­plen­dor del pa­sa­do, el de 111 años atrás, cuan­do fue le­van­ta­do en pleno cen­tro pa­ra la fa­mi­lia Mu­ñoz. Las obras em­pie­zan en ape­nas tres días, con una reha­bi­li­ta­ción ge­ne­ral que de­vol­ve­rá a la fa­cha­da la in­te­gri­dad del ca­rac­te­rís­ti­co ar­co de en­tra­da y las vi­se­ras de for­ja que tan­ta sin­gu­la­ri­dad apor­ta­ron al pro­yec­to ini­cial del ar­qui­tec­to je­re­zano Fran­cis­co Her­nán­dez-Ru­bio Gó­mez.

Ha­ce me­ses que el Gru­po Lyn­cis ad­qui­rió el in­mue­ble co­mo par­te de su es­tra­te­gia de con­tri­buir a la con­ser­va­ción del le­ga­do patrimonia­l en la ca­pi­tal. Des­de en­ton­ces se ha tra­ba­ja­do de for­ma ex­haus­ti­va pa­ra reha­bi­li­tar es­te edi­fi­cio del nú­me­ro 13 de la ca­lle Pa­la­cio, ca­ta­lo­ga­do en el Plan Es­pe­cial del Cas­co His­tó­ri­co de Huel­va con gra­do 3 de pro­tec­ción am­bien­tal, apli­ca­do a cons­truc­cio­nes que po­seen in­te­rés en su con­fi­gu­ra­ción ex­te­rior de fa­cha­da a es­pa­cios pú­bli­cos pe­ro que no cuen­tan con una es­truc­tu­ra­ción in­te­rior con va­lo­res que jus­ti­fi­quen su pro­tec­ción.

Al­fre­do Gon­zá­lez Gon­zá­lez es el ar­qui­tec­to en­car­ga­do del pro­yec­to de reha­bi­li­ta­ción, pa­ra el que no ha en­con­tra­do mu­chas pis­tas pa­ra desa­rro­llar­lo, sin pla­nos del edi­fi­cio ni do­cu­men­ta­ción re­la­ti­va a su cons­truc­ción. La in­ves­ti­ga­ción ha si­do com­ple­ja y son las fo­to­gra­fías an­ti­guas re­co­pi­la­das la úni­ca re­fe­ren­cia fiel que se ma­ne­ja pa­ra pla­ni­fi­car la ac­tua­ción que aho­ra se va a aco­me­ter.

La más sig­ni­fi­ca­ti­va es­ta­rá en la fa­cha­da, con la res­ti­tu­ción del ar­co de en­tra­da al lo­cal co­mer­cial de plan­ta ba­ja, que fue des­trui­do en los la­te­ra­les y en los re­ma­tes su­pe­rio­res por la co­lo­ca­ción de car­te­le­ría y es­ca­pa­ra­tes en las úl­ti­mas dé­ca­das, mu­cho an­tes de que se die­ra pro­tec­ción al in­mue­ble.

La ca­ta­lo­ga­ción del Ayun­ta­mien­to de Huel­va de­ta­lla la exis­ten­cia de esos “ele­men­tos inade­cua­dos ex­te­rio­res”. Cual­quier con­ce­sión de li­cen­cia de obras de­bía con­tem­plar, por tan­to, la su­pre­sión de los ele­men­tos dis­con­for­mes y su re­cons­truc­ción acor­de a la com­po­si­ción ori­gi­nal del edi­fi­cio.

La fa­cha­da de­be ser aho­ra re­de­fi­ni­da, de ma­ne­ra que, por in­di­ca­cio­nes del de­par­ta­men­to mu­ni­ci­pal de Ur­ba­nis­mo, se apro­xi­me lo má­xi­mo po­si­ble a la dis­po­si­ción ori­gi­na­ria. Por ello, mien­tras las obras co­mien­zan es­ta se­ma­na, se

si­guen bus­can­do pie­zas ce­rá­mi­cas de la­dri­llo ade­cua­das, que no des­en­to­nen por su co­lor con el res­to del con­jun­to en los tra­mos de ar­co que de­ben ser re­pues­tos.

Lo mis­mo ocu­rre con el mu­re­te de pie­dra de la fa­cha­da, mu­ti­la­do a am­bos la­dos de la puer­ta de en­tra­da al lo­cal, y que de­be­rá ser res­tau­ra­do de la for­ma más fiel po­si­ble al ori­gi­nal, siem­pre con la pre­via acep­ta­ción por par­te de los ser­vi­cios téc­ni­cos del Ayun­ta­mien­to.

“Se­gui­re­mos muy pen­dien­tes du­ran­te el desa­rro­llo de la obra, que en to­do mo­men­to per­ma­ne­ce­rá ba­jo la su­per­vi­sión de nues­tros téc­ni­cos”, in­di­ca el te­nien­te de al­cal­de de Ur­ba­nis­mo, Me­dio Am­bien­te y Tran­si­ción Eco­ló­gi­ca, Ma­nuel Gó­mez. Hay un gran in­te­rés en el Ayun­ta­mien­to, ase­gu­ra, por “re­cu­pe­rar pa­ra el pai­sa­je urbano de la ciu­dad es­ta fa­cha­da mo­der­nis­ta de gran im­pac­to vi­sual”, den­tro de su “com­pro­mi­so con las en­se­ñas de nues­tra ar­qui­tec­tu­ra”.

El ar­qui­tec­to de Lyn­cis De­sign des­ta­ca el en­ten­di­mien­to exis­ten­te con Ur­ba­nis­mo, por cuan­to que am­bas par­tes tie­nen cla­ra, más allá de la re­gu­la­ción exis­ten­te, la ne­ce­si­dad de rea­li­zar una reha­bi­li­ta­ción a ima­gen del ori­gi­nal de 1908.

En es­ta lí­nea se tra­ba­ja tam­bién pa­ra la re­cons­truc­ción de las es­truc­tu­ras de for­ja y vi­drio que ac­tua­ban co­mo vi­se­ra so­bre la en­tra­da a la vi­vien­da y el bal­cón de la pri­me­ra plan­ta, que tam­bién tie­nen co­mo úni­ca guía las fo­to­gra­fías con­ser­va­das de la épo­ca.

To­dos es­tos de­ta­lles que res­tan por ce­rrar­se res­pec­to a la fa­cha­da, ex­pli­ca Al­fre­do Gon­zá­lez Gon­zá­lez, obli­ga a que los pri­me­ros tra­ba­jos de la re­for­ma se cen­tren en el in­te­rior del in­mue­ble.

Aun­que la pro­tec­ción del edi­fi­cio no al­can­za a su in­te­rior, el pro­yec­to con el que se tra­ba­ja pre­ten­de tam­bién vol­ver al ori­gen. Con li­cen­cias de obra me­nor an­te­rio­res se ha ac­tua­do en el lo­cal co­mer­cial pa­ra con­fi­gu­rar un es­pa­cio diá­fano de te­chos al­tos y con los mu­ros ori­gi­na­les de la­dri­llo a la vis­ta, co­mo el sue­lo de már­mol des­cu­bier­to ba­jo una ca­pa de vi­ni­lo. Una vez que con­clu­yan las obras, es­ta plan­ta se­rá se­de de la fir­ma in­mo­bi­lia­ria del gru­po pro­pie­ta­rio, Lyn­cis Real Sta­te, que dis­pon­drá tam­bién de un pe­que­ño só­tano vi­si­ble des­de el ex­te­rior a tra­vés de sen­das re­jas de ven­ti­la­ción a ras de sue­lo.

El uso de la vi­vien­da en las plan­tas su­pe­rio­res no es­tá de­fi­ni­do pe­ro se pro­ce­de­rá tam­bién a su to­tal res­tau­ra­ción, man­te­nien­do, igual­men­te, la fi­de­li­dad a los ma­te­ria­les ori­gi­na­les. En es­te sen­ti­do, las es­ca­le­ras de ac­ce­so a la vi­vien­da has­ta la se­gun­da plan­ta, con pel­da­ños de már­mol y ba­ran­di­lla de for­ja y ma­de­ra, tam­bién se­rán res­tau­ra­dos, co­mo to­da la car­pin­te­ría in­te­rior, al igual que la ex­te­rior.

Lo mis­mo se ha­rá en las es­tan­cias de las dos plan­tas, diá­fa­nas en la ac­tua­li­dad y con un sue­lo de bal­do­sas hi­dráu­li­cas que se con­ser­va­rá. Es­tas mis­mas lo­sas for­man par­te de los pel­da­ños, con bor­de de ma­de­ra, que al­can­zan el úl­ti­mo tra­mo de la es­ca­le­ra, ha­cia la azo­tea, don­de tam­bién se ac­tua­rá pa­ra su ade­cua­ción y se­gu­ri­dad.

En los pró­xi­mos me­ses irán to­man­do for­ma to­das es­tas ac­tua­cio­nes pa­ra con­tri­buir a que la Ca­sa de la viu­da de Mu­ñoz, co­mo la pro­yec­tó Her­nán­dez-Ru­bio, re­cu­pe­re el bri­llo y do­te a Huel­va de un edi­fi­cio de gran sin­gu­la­ri­dad y va­lor ar­qui­tec­tó­ni­co. Una nue­va jo­ya al al­can­ce de to­dos los onu­ben­ses en la céntrica ca­lle Pa­la­cio.

FO­TOS: LYN­CIS DE­SIGN

1

5 1. In­te­rior de la pri­me­ra plan­ta de la vi­vien­da, con el bal­cón prin­ci­pal a con­tra­luz. 2. Tra­mo de es­ca­le­ra en­tre el pri­mer pi­so y la plan­ta ba­ja. 3. Es­ta­do ac­tual de la fa­cha­da, an­tes del ini­cio de las obras . 4. In­te­rior del lo­cal co­mer­cial, con la puer­ta de en­tra­da al fon­do. 5. Bal­cón prin­ci­pal de la pri­me­ra plan­ta. To­do el ca­blea­do vi­si­ble aho­ra irá so­te­rra­do en la ca­lle. 6. Re­ja de for­ja de la par­te su­pe­rior de la puer­ta de en­tra­da a la vi­vien­da. 7. Bal­do­sas hi­dráu­li­cas del sue­lo en el in­te­rior de la vi­vien­da, en las dos plan­tas su­pe­rio­res. 8. De­ta­lle de los azu­le­jos que re­ma­tan la par­te su­pe­rior de la fa­cha­da, con la ba­ran­di­lla de for­ja en la azo­tea. 9. Vis­ta del in­te­rior de la pri­me­ra plan­ta. 10. De­ta­lle de las co­lum­nas de for­ja a la en­tra­da del lo­cal co­mer­cial, de las que ten­drá que eli­mi­nar­se la pin­tu­ra blan­ca aña­di­da. 11. Tra­mo de es­ca­le­ra en el ac­ce­so a la ter­ce­ra plan­ta, don­de se en­cuen­tra la azo­tea. 12. Tres ven­ta­nas abren al ex­te­rior la ca­sa en la se­gun­da plan­ta. 13. Re­jas de ven­ti­la­ción del só­tano. 14. Puer­ta de ac­ce­so a la vi­vien­da en el pri­mer pi­so.

4

8

7

6

FO­TOS: AL­BER­TO DO­MÍN­GUEZ

3

2

12

11

13

14

9

10

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.