Los prín­ci­pes tam­bién van al co­le

● El mé­to­do Mon­tes­so­ri, ba­sa­do en el apren­di­za­je del ni­ño por sí so­lo, cau­sa fu­ror en la reale­za ● La prin­ce­sa Leonor y la in­fan­ta So­fía re­to­ma­rán sus es­tu­dios ma­ña­na

Huelva Informacion - - Pasarela - Fá­ti­ma Díaz

A pe­sar del ca­lor, el ve­rano es­tá a pun­to de aca­bar y co­mien­za el co­le­gio. De la vuel­ta a cla­se no se li­bra na­die, ni los pe­que­ños prín­ci­pes de las ca­sas reales eu­ro­peas. El pa­sa­do jue­ves inau­gu­ra­ron el nue­vo cur­so Car­lo­ta y Jor­ge de Cam­brid­ge po­san­do an­te la pren­sa. Los hi­jos de Fe­li­pe y Ma­til­de Bél­gi­ca han si­do es­te año los pri­me­ros en vol­ver a sus au­las. Y ma­ña­na es­tá pre­vis­to que re­to­men su ru­ti­na en Es­pa­ña la prin­ce­sa Leonor y la in­fan­ta So­fía, al igual que a lo lar­go de la se­ma­na los ro­yals más pe­que­ños de No­rue­ga, Di­na­mar­ca, Mó­na­co, Sue­cia y Ho­lan­da, en­tre otros paí­ses. Aun­que en al­gu­nos ca­sos el asun­to aca­rrea in­clu­so po­sa­do ofi­cial, co­mo ocu­rrió el jue­ves en In­gla­te­rra, otros miem­bros de la reale­za pre­fie­ren de­jar el pri­mer día de co­le­gio en la es­tric­ta in­ti­mi­dad fa­mi­liar. Sea co­mo sea, las cla­ses em­pie­zan... pa­ra to­dos.

Mien­tras unos se de­can­tan –o, me­jor di­cho, sus pa­dres– por ma­tri­cu­lar­se en cen­tros pri­va­dos, co­mo es el ca­so de los prín­ci­pes jor­ge y Car­lo­ta, si­guien­do qui­zás una tra­di­ción arrai­ga­da en la fa­mi­lia, otros op­tan por apo­yar la edu­ca­ción pú­bli­ca, co­mo los hi­jos de Fe­de­ri­co y Mary de Di­na­mar­ca, los pri­me­ros en su fa­mi­lia que acu­den a un cen­tro pú­bli­co. La ma­yo­ría de nue­vos ro­yals, sin em­bar­go, se han de­ja­do se­du­cir por una me­to­do­lo­gía ale­ja­da de lo tra­di­cio­nal y que en es­tos mo­men­tos es una de las me­jor va­lo­ra­das: Mon­tes­so­ri. Un mo­de­lo edu­ca­ti­vo im­plan­ta­do por la ita­lia­na Ma­ría Mon­tes­so­ri y que abo­ga por la au­to­no­mía y la res­pon­sa­bi­li­dad por par­te del ni­ño en su queha­cer dia­rio en la es­cue­la.

Al­ber­to y Char­le­ne de Mó­na­co de­ci­die­ron lle­var a sus dos hi­jos, Ja­ques y Ga­brie­lla, a un cen­tro de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, La Pe­ti­te Eco­le de Mó­na­co, una ins­ti­tu­ción bi­lin­güe que si­gue la fi­lo­so­fía Mon­tes­so­ri y que en­cuen­tra en la ex­pe­ri­men­ta­ción y el apren­di­za­je del ni­ño por sí mis­mo sus dos pi­la­res fun­da­men­ta­les.

En un cen­tro si­mi­lar a es­te cur­só sus pri­me­ros años la prin­ce­sa Es­te­la de Sue­cia –re­cien­te­men­te vol­vió a cam­biar de es­cue­la–. En su ca­so, los prín­ci­pes Vic­to­ria y Da­niel eli­gie­ron el Kvick­jokk en Djur­går­den, un lu­gar en el que se res­pe­tan es­cru­pu­lo­sa­men­te los di­fe­ren­tes rit­mos de ca­da ni­ño, sus ne­ce­si­da­des de es­tí­mu­lo y su li­ber­tad a la ho­ra de ele­gir la ac­ti­vi­dad que se ajus­te me­jor a ellos en ca­da mo­men­to.

Otro de los ro­yals más acé­rri­mos a la me­to­do­lo­gía Mon­tes­so­ri es Jor­ge de Cam­brid­ge. Si­gue así los dic­ta­dos de su pa­dre, quien se edu­có en la es­cue­la Mrt. Ja­ne My­nors de Not­ting Hill. Dia­na de Ga­les así lo qui­so y tan­to el prín­ci­pe Gui­ller­mo co­mo su her­mano En­ri­que pa­sa­ron sus pri­me­ros años de apren­di­za­je ba­jo la ba­tu­ta del mé­to­do Mon­tes­so­ri, al­go que se ha per­pe­tua­do con el tiem­po, a juz­gar por la elec­ción de los du­ques de Cam­brid­ge con res­pec­to a su pri­mo­gé­ni­to. Si bien es cier­to, tan­to Jor­ge co­mo su her­ma­na Car­lo­ta acu­den ac­tual­men­te al Tho­mas’ Bat­ter­sea, otro ex­clu­si­vo co­le­gio.

Tam­bién en No­rue­ga la pe­da­go­gía Mon­tes­so­ri ha se­du­ci­do a la reale­za. Los prín­ci­pes In­grid Ale­xan­dra y Sve­rre Mag­nus pa­sa­ron por las au­las de un cen­tro de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, tal y co­mo ha­bía he­cho su pa­dre, el he­re­de­ro Haa­kon.

Otra par­te de la reale­za no se pres­ta tan­to al pa­ra­dig­ma Mon­tes­so­ri, aun­que sí se in­cli­na por la edu­ca­ción pri­va­da. Es el ca­so de la prin­ce­sa Leonor y la in­fan­ta So­fía, que ma­ña­na re­to­ma­rán sus cla­ses en el co­le­gio ma­dri­le­ño de San­ta Ma­ría de los Ro­sa­les.

Tam­bién tres de los cua­tro hi­jos de los re­yes de Bél­gi­ca se es­tán for­man­do en au­las pri­va­das. Eli­sa­beth, la pri­mo­gé­ni­ta, lo ha­ce en el UWC Atlan­tic Co­lle­ge de Ga­les. Ga­briel, el se­gun­do, aca­ba de es­tre­nar­se en la In­ter­na­tio­nal School of Brus­sels (ISB), mien­tras que su her­mano Em­ma­nuel es­tá ma­tri­cu­la­do en la es­cue­la pri­va­da Eu­re­ka, ins­ti­tu­ción es­pe­cia­li­za­da en alum­nos con pro­ble­mas de apren­di­za­je. Y es que Fe­li­pe y Ma­til­de de Bél­gi­ca tie­nen a sus hi­jos re­par­ti­dos en cua­tro cen­tros di­fe­ren­tes, se­gún sus ne­ce­si­da­des. Es­to ha con­ver­ti­do ha­ce unos días el pri­mer día de cla­se de los re­yes bel­gas en una odi­sea, re­par­tién­do­se pa­ra lle­var a los hi­jos a los di­fe­ren­tes co­le­gios.

En el la­do opues­to se en­cuen­tran los prín­ci­pes y prin­ce­sas que a día de hoy acu­den a cen­tros pú­bli­cos por de­ci­sión de sus pa­dres. Fe­de­ri­co y Mary de Di­na­mar­ca eli­gie­ron en su día la es­cue­la pú­bli­ca Tra­ne­gard, si­tua­da a las afue­ras de Co­pen­ha­gue, pa­ra sus hi­jos, Ch­ris­tian, Isa­be­lla, Vin­cent y Jo­sep­hi­ne. Por otro la­do, va­rias de las hi­jas de los re­yes Gui­ller­mo y Má­xi­ma de Ho­lan­da es­tán re­ci­bien­do su edu­ca­ción de es­te ti­po de co­le­gios. Den­tro de la ca­sa real bel­ga, Eléo­no­re de Bél­gi­ca es la úni­ca que aún cur­sa en una es­cue­la de es­te ti­po. Por otro la­do, la he­re­de­ra no­rue­ga, In­grid Ale­xan­dra, co­men­za­rá la se­ma­na pró­xi­ma en Ura­nien­borg, en Os­lo, de­jan­do así la Es­cue­la In­ter­na­cio­nal de Os­lo en Bek­kes­tua, don­de es­ta­ba es­tu­dian­do des­de 2014.

Fe­de­ri­co y Mary de Di­na­mar­ca lle­van a sus cua­tro hi­jos a un cen­tro pú­bli­co

EFE

Car­lo­ta y Jor­ge de Cam­brid­ge, con sus pa­dres el úl­ti­mo jue­ves, en su pri­mer día de cla­ses.

GETTY

Jac­ques y Ga­brie­la de Mó­na­co, el cur­so pa­sa­do.

GTRES

Los re­yes de Ho­lan­da, ha­ce dos años.

EFE

Los Re­yes, en 2018, lle­van­do a sus hi­jas el pri­mer día.

GTRES

Met­te-Ma­rit, con sus hi­jos en 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.