Cu­ra de hu­mil­dad

El Re­cre cae en Vi­lla­rro­ble­do pe­na­li­za­do por su fal­ta de con­tun­den­cia y fra­gi­li­dad de­fen­si­va

Huelva Informacion - - Portada - J. Ál­va­rez de Mi­ran­da

Nau­fra­gio de­fen­si­vo. El Re­crea­ti­vo de Huel­va ca­yó ayer de­rro­ta­do en su vi­si­ta al Vi­lla­rro­ble­do, un re­cién as­cen­di­do a Se­gun­da B que an­tes del par­ti­do ocu­pa­ba la po­si­ción de co­lis­ta. El con­jun­to al­bia­zul ofre­ció una po­bre ima­gen en un en­cuen­tro en el que vol­vió a mos­trar­se muy vul­ne­ra­ble en de­fen­sa y en el que Nau­zet fue el me­jor, lo que de­mues­tra a las cla­ras que hay mu­cho que me­jo­rar.

La fra­gi­li­dad de­fen­si­va de los al­bia­zu­les vol­vió a po­ner­se de ma­ni­fies­to. El equi­po ha en­ca­ja­do en to­dos los par­ti­dos que lle­va dispu­tados es­ta tem­po­ra­da. Le su­ce­dió en la jor­na­da ini­cial en San Fer­nan­do (2-1), vol­vió a ocu­rrir el pa­sa­do do­min­go en el Nue­vo Co­lom­bino fren­te al Ta­la­ve­ra (2-1), aun­que en es­ta oca­sión fue ca­paz de vol­tear el mar­ca­dor e im­po­ner su pe­ga­da arri­ba. Ayer vol­vió a su­ce­der. El Vi­lla­rro­ble­do creó más oca­sio­nes de pe­li­gro que el Re­cre, que es­tu­vo fal­to de con­tun­den­cia y que mu­cho de­be me­jo­rar atrás si quie­re pe­lear por es­tar en­tre los pri­me­ros cla­si­fi­ca­dos y as­pi­rar al as­cen­so.

Al­ber­to Mon­tea­gu­do apos­tó por el mis­mo blo­que que ven­ció el pa­sa­do do­min­go en Huel­va, aun­que in­tro­du­jo dos no­ve­da­des en su ali­nea­ción ti­tu­lar. Por un la­do, vol­vió a dar­le una opor­tu­ni­dad en el do­ble pi­vo­te de la me­du­lar a Ser­gio Ji­mé­nez, que re­cu­pe­ró su pues­to en el on­ce ini­cial en de­tri­men­to de Gus­ta­vo Que­za­da tras cum­plir su san­ción fe­de­ra­ti­va, y por otra hi­zo de­bu­tar a Isi Ros, el úl­ti­mo re­fuer­zo del equi­po an­tes de que se ce­rra­ra el mer­ca­do de fi­cha­jes ve­ra­nie­go, de­jan­do en el ban­qui­llo a Car­los Mar­tí­nez.

El Re­cre sa­lió con más brío que su ri­val y creó dos lle­ga­das por las ban­das, una pro­ta­go­ni­za­da por Nano y otra por Ge­rard, pe­ro pron­to su ri­val em­pe­zó a to­mar las rien­das del en­cuen­tro, as­fi­xian­do la sa­li­da de ba­lón al­bia­zul. En un sa­que de es­qui­na Nau­zet des­vió el ca­be­za­zo de Mon­te­ro y el es­fé­ri­co se es­tre­lló en el pa­lo y en el re­ma­te pos­te­rior Ós­car Ra­mí­rez, ca­si so­bre la lí­nea, evi­tó el pri­mer tan­to lo­cal.

El De­cano pa­re­ció en­ten­der el avi­so y se es­ti­ró en un con­tra­gol­pe lle­va­do por Isi Ros, que ce­dió a Ós­car y su cen­tro al área fue abor­ta­do por Sal­ce­do. En el mi­nu­to 23 pu­do ade­lan­tar­se en una gran ac­ción per­so­nal de Al­ber­to Qui­les, quien se des­hi­zo de dos de­fen­sas y se plan­tó fren­te al me­ta del cua­dro ro­blen­se, que des­vió el es­fé­ri­co a sa­que de es­qui­na.

Y co­mo su­ce­de mu­chas ve­ces en el fút­bol, de lo que pu­do ser el 0-1 se pa­só al 1-0. En un nue­vo cór­ner el Vi­lla­rro­ble­do vol­vió a po­ner en evi­den­cia a la de­fen­sa re­crea­ti­vis­ta y Mon­te­ro re­ma­tó de ca­be­za a la red en­tre la ale­gría de los afi­cio­na­dos del mo­des­to equi­po al­ba­ce­te­ño.

El gol hi­zo mu­cho da­ño al equi­po de Mon­tea­gu­do, que se desinf ló. Po­co des­pués Pe­ro­na, pu­do ha­cer el se­gun­do tan­to lo­cal en un nue­vo ca­be­za­zo que se fue arri­ba de la me­ta de­fen­di­da por Nau­zet.

El téc­ni­co del De­cano de­ci­dió mo­ver fi­cha y an­tes del des­can­so de­ci­dió sa­có del cam­po a Ge­rard pa­ra dar en­tra­da a Chu­li, bus­can­do ma­yor mor­dien­te ofen­si­va.

La pri­me­ra par­te se ce­rró con una nue­va in­ter­ven­ción de Nau­zet, que des­ba­ra­tó un po­ten­te dis­pa­ro des­de fue­ra del área de Pe­kes.

En la se­gun­da mi­tad, y tras unos mi­nu­tos de tan­teo, pa­re­ció

que lle­ga­ba la reac­ción al­bia­zul. Ser­gio Ji­mé­nez lo in­ten­tó con un dis­pa­ro y lue­go Qui­les a pun­to es­tu­vo de mar­car con una va­se­li­na que sa­có un de­fen­sa lo­cal ca­si en la lí­nea de gol.

Ac­to se­gui­do, en el mi­nu­to 65, lle­gó el em­pa­te, cuan­do Gus­ta­vo Que­za­da (que ha­bía en­tra­do po­co an­tes al cam­po pa­ra re­em­pla­zar a Qui­que Ri­ve­ro) se in­ter­nó por la ban­da iz­quier­da y cen­tró al área don­de Al­fon­so re­ma­tó a la red con su pier­na iz­quier­da.

Pe­ro el Vi­lla­rro­ble­do no se des­com­pu­so y po­co des­pués gol­peó de nue­vo con un tan­to de Pe­kes que de­jó KO al De­cano, que en los úl­ti­mos mi­nu­tos ata­có sin ex­ce­si

vo cri­te­rio, y que en el con­jun­to del en­cuen­tro ofre­ció una ima­gen muy gris, con fal­ta de in­ten­si­dad y erro­res de con­cen­tra­ción que pa­sa­ron fac­tu­ra.

En el tra­mo fi­nal Mon­tea­gu­do re­em­pla­zó a Isi Ros por Car­los Mar­tí­nez, aun­que lo cier­to es que el ma­yor pe­li­gro lo lle­vó el Vi­lla­rro­ble­do, que si no hu­bie­ra si­do por las bue­nas in­ter­ven­cio­nes de Nau­zet aún ha­bría am­plia­do más la di­fe­ren­cia en el mar­ca­dor y au­men­ta­do el son­ro­jo del equi­po de Huel­va, que fue su­pe­ra­do con cla­ri­dad por su ri­val en el cómpu­to glo­bal del par­ti­do.

En Se­gun­da B es fun­da­men­tal ser só­li­do atrás y el Re­cre, has­ta

el mo­men­to, no lo es­tá sien­do. Mon­tea­gu­do ya de­jó cla­ro, en al­gu­na de sus in­ter­ven­cio­nes, que pa­ra as­pi­rar a es­tar en­tre los me­jo­res no se pue­de es­tar en­ca­jan­do go­les ni con­ce­dien­do go­les en ca­da jor­na­da, pe­ro su plan­tel aún no ha en­ten­di­do el men­sa­je co­rrec­ta­men­te

El equi­po aún es­tá en cons­truc­ción. De he­cho, de los po­cos fut­bo­lis­tas que per­ma­ne­cen en el plan­tel de la pa­sa­da cam­pa­ña tan só­lo sa­lió en el on­ce ini­cial Qui­les. El nue­vo pro­yec­to de­be ir­se en­sam­blan­do pau­la­ti­na­men­te, pe­ro la com­pe­ti­ción no pa­ra y hay que co­rre­gir los erro­res de bul­to cuan­to an­tes.

TE­NOR

La de­fen­sa al­bia­zul su­fre pa­ra con­te­ner un cen­tro lo­cal.

FO­TOS: J.L. TE­NOR

Al­ber­to Qui­les in­ten­ta des­bor­dar a dos de­fen­sas ri­va­les du­ran­te el en­cuen­tro de ayer en Vi­lla­rro­ble­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.