Pa­ter­na se fía de Bar­to­lo

Cen­te­na­res de vecinos de la lo­ca­li­dad ga­di­ta­na se con­cen­tran en apo­yo a la em­pre­sa Sa­bo­res de Pa­ter­na, pre­cin­ta­da por la Jun­ta

Huelva Informacion - - Andalucía - Jo­sé M. Ruiz PA­TER­NA DE RI­VE­RA

Du­ran­te diez mi­nu­tos en si­len­cio, va­rios cen­te­na­res de vecinos de Pa­ter­na de Ri­ve­ra, de to­das las eda­des, con pe­que­ños car­te­les en las ma­nos, mos­tra­ron ayer su apo­yo a la em­pre­sa de Bar­to­lo Ro­drí­guez y a los seis tra­ba­ja­do­res que es­ta fá­bri­ca de em­bu­ti­dos que ha si­do pre­cin­ta­da por la Ins­pec­ción Sanitaria de la Con­se­je­ría de Sa­lud al con­si­de­rar que un lo­te de car­ne me­cha­da ha da­do po­si­ti­vo en lis­te­rio­sis.

Con di­ver­sos men­sa­jes, co­mo “Bar­to­lo que­re­mos un bo­ca­di­llo de car­ne me­chá ¡Ya!” o “el con­se­je­ro se quie­re la­var la ca­ra con Sa­bo­res de Pa­ter­na”, hom­bres, mu­je­res y ni­ños mos­tra­ban sus res­pe­tos a lo dic­ta­mi­na­do por la Jun­ta de An­da­lu­cía el pa­sa­do vier­nes pe­ro afir­ma­ban que no se lo creen.

Tes­ti­mo­nios en es­te sen­ti­do no fal­ta­ron. Un hom­bre ex­pli­có que el día 23 de agos­to, vier­nes, com­pró dos ki­los de chi­cha­rro­nes y otros dos de car­ne me­cha­da pa­ra con­su­mir­la con su fa­mi­lia en el cam­po. Esos pro­duc­tos fue­ron con­su­mi­dos sin pro­ble­ma y no han pro­vo­ca­do nin­gún ti­po de com­pli­ca­cio­nes.

Otro mu­jer di­jo que los pro­duc­tos de es­ta em­pre­sa lo­cal han lle­ga­do has­ta Ale­ma­nia, don­de se en­cuen­tra un hi­jo su

yo es­tu­dian­do. Los han con­su­mi­do y no les ha pa­sa­do na­da, ase­gu­ró. Co­mo ellos, mu­chas otras per­so­nas re­co­no­cie­ron que los tie­nen en sus ca­sas y que los si­guen con­su­mien­do.

El por­ta­voz de es­te mo­vi­mien­to ve­ci­nal de la ba­rria­da El Pun­to, Juan Luis An­dra­de, le­yó un co­mu­ni­ca­do. “Con­si­de­ra­mos que el si­len­cio es la res­pues­ta más ade­cua­da a es­te ca­so”, se­ña­la el tex­to. “Des­de el vier­nes que sa­lió es­ta no­ti­cia en to­dos los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, nos ha en­tris­te­ci­do es­ta si­tua­ción. Por ello que­re­mos dar nues­tro más ab­so­lu­to res­pal­do a es­ta em­pre­sa fa­mi­liar con más de 50 años de tra­ba­jo en el sec­tor cár­ni­co que ha pa­sea­do por to­do el país, y de ma­ne­ra ad­mi­ra­ble, el nom­bre de nues­tro pue­blo”.

Mu­chos de los car­te­les que se usa­ron en es­ta con­cen­tra­ción ter­mi­na­ron pe­ga­dos en la persiana me­tá­li­ca de en­tra­da a Sa­bo­res de Pa­ter­na, don­de dos pre­cin­tos de co­lor ama­ri­llo de la Jun­ta de An­da­lu­cía mues­tran la reali­dad de cie­rre de es­ta em­pre­sa des­de el pa­sa­do vier­nes 6 de sep­tiem­bre.

Por otro la­do, a la fres­qui­ta, co­mo ca­da tar­de mu­chos vecinos man­tie­nen la sa­na cos­tum­bre de sa­car una o va­rias si­llas de uno de los por­ta­les de la calle y, sen­ta­dos unos fren­te a otros, ana­li­zan co­mo cie­rre de la jor­na­da lo acon­te­ci­do en el pue­blo.

En una que te­nían ayer unos vecinos cer­ca­nos al nú­me­ro 30 de la calle Cristóbal Ba­rro­so, don­de se en­cuen­tran las ins­ta­la­cio­nes de Sa­bo­res de Pa­ter­na, pre­gun­ta­mos a las pa­rro­quia­nas so­bre lo ocu­rri­do en es­ta fá­bri­ca de em­bu­ti­dos.

Una de ellas res­pon­dió rá­pi­da­men­te: “Mi ma­ri­do es­tá harto de co­mer esa car­ne, y de to­do, por­que yo lo com­pro ahí to­do. Ha­ce dos se­ma­nas la co­mió mi ma­ri­do”.

“Yo no me lo he creí­do des­de el pri­mer mo­men­to”, di­jo otra. Es­to “es ma­lo pa­ra ellos”, aña­dió en re­fe­ren­cia a los pro­pie­ta­rios. “¿Y si des­pués no sa­le na­da? Ellos que ven­dían por to­dos si­tios y aquí na­die se ha es­cu­cha­do, ni en Pa­ter­na ni en nin­gún la­do. Lo ex­tra­ño es eso, que to­do el pue­blo y en to­dos los ba­res hay co­sas de ellos, por to­dos si­tios”.

El di­rec­tor del la­bo­ra­to­rio al que Sa­bo­res de Pa­ter­na en­car­gó aná­li­sis de sus pro­duc­tos tras los

An­to­nio Pé­rez

Bio­cen­trol La­bo­ra­to­rios Hay aler­tas ali­men­ta­rias to­das las se­ma­nas y no por ello se cie­rra una em­pre­sa”

ocu­rri­do con la car­ne me­cha­da de Ma­gru­dis co­men­tó ayer a es­te pe­rió­di­co que “hay aler­tas ali­men­ta­rias to­das las se­ma­nas, de to­do ti­po, y no por ello se cie­rra una em­pre­sa” sino que se retira el lo­te en el que se ha de­tec­ta­do el pro­ble­ma. An­to­nio Pé­rez, di­rec­tor de Bio­cen­trol La­bo­ra­to­rios, opi­na que de­bió de apli­car­se en es­te ca­so, co­mo su­ce­de ha­bi­tual­men­te, el prin­ci­pio de dis­cre­ción y ha­ber aguan­ta­do un po­co.

MA­NUEL ARA­GÓN PI­NA

Vecinos de Pa­ter­na, du­ran­te la con­cen­tra­ción que tu­vo lu­gar ayer por la tar­de en la puer­ta de la fir­ma lo­cal Sa­bo­res de Pa­ter­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.