“No he­mos vuel­to a pi­sar la Lu­na por­que es muy ca­ro”

Huelva Informacion - - Selecciona­dos Televisión - Jo­sé Iz­quier­do

–¿Si la lla­mo lu­ná­ti­ca, se en­fa­da?

–No, por­que los lu­ná­ti­cos tam­bién son so­ña­do­res y de eso ten­go mu­cho.

–¿Por qué es­cri­be Las mil ca­ras de la Lu­na?

–Por­que la Lu­na ofre­ce un te­rri­to­rio en el que ju­gar con to­do: con la cien­cia, la fi­lo­so­fía, la poe­sía y con lo hu­mano, so­bre to­do.

–¿La As­tro­fí­si­ca tie­ne un pun­to fan­tás­ti­co?

–Sí. La As­tro­fí­si­ca es una cien­cia tan an­ti­gua que lle­va im­plí­ci­ta las pre­gun­tas fun­da­men­ta­les del ser hu­mano. Nos en­con­tra­mos en una so­le­dad cós­mi­ca que, de al­gún mo­do, ne­ce­si­ta­mos res­pon­der­la.

–¿Por qué nos atraen tan­to fe­nó­me­nos co­mo las su­per­lu­nas?

–La Lu­na es gran­de en el cie­lo e ilu­mi­na la no­che y en­ton­ces com­bi­na dos fac­to­res que nos fas­ci­nan. La Lu­na se ve siem­pre y de al­gún mo­do nos acom­pa­ña a lo lar­go de nues­tra vi­da. La Lu­na per­te­ne­ce a lo hu­mano. –¿So­mos hi­jos de la Lu­na? –So­mos hi­jos del Uni­ver­so, de la evo­lu­ción quí­mi­ca del Uni­ver­so.

–¿Mar­ca nues­tra vi­da?

–La Lu­na mar­ca el rit­mo de ro­ta­ción de la Tie­rra, el he­cho de que el eje de in­cli­na­ción que de­ter­mi­na las es­ta­cio­nes sea es­ta­ble, las ma­reas. Me­di­mos el tiem­po en gran par­te gra­cias a la Lu­na; por ejem­plo, los me­ses. A uno de los días de la se­ma­na le lla­ma­mos lu­nes, ese día que tan­to odia­mos.

–¿Es de­ba­ti­ble que el hom­bre ha­ya pi­sa­do la Lu­na? –No.

–¡Qué ta­jan­te!

–Sí, ta­jan­te.

–¿Y por qué los cien­tí­fi­cos se afa­nan en re­fu­tar la teo­ría de la cons­pi­ra­ción?

–Lo que ocu­rre es que los cons­pi­ra­noi­des siem­pre es­tán pre­gun­tan­do. –¿Son muy pe­sa­dos?

–Sííí, por­que los he­chos es­tán ahí. Son ellos los que tie­nen que pro­bar sus teo­rías. Es que no tie­ne ca­bi­da. En­tra­mos en un te­rri­to­rio ab­sur­do. La cien­cia ya ha pro­ba­do lo que ha­ce y no en­tien­do por qué tie­ne que pro­bar una ton­te­ría que se le ocu­rra a cual­quie­ra. Per­do­ne la ex­pre­sión.

–Na­da que per­do­nar.

–Es que es­ta­mos en una épo­ca pe­li­gro­sa, no só­lo en la cien­cia, sino en to­dos los ám­bi­tos. Aho­ra re­sul­ta que los he­chos se dis­cu­ten. Y los he­chos son he­chos y no se dis­cu­ten. Es­tán ahí.

–¿La cri­sis de la URSS fre­nó la con­quis­ta de la Lu­na? –Real­men­te, no. Ya se ha­bía per­di­do el in­te­rés an­tes. De to­das ma­ne­ras, los ru­sos fue­ron pio­ne­ros en prác­ti­ca­men­te to­do en el es­pa­cio: des­de el lan­za­mien­to del Sput­nik, has­ta el pri­mer hom­bre que or­bi­tó la Tie­rra, el pri­mer pa­seo es­pa­cial, los pri­me­ros se­res vi­vos que or­bi­ta­ron la Lu­na, que fue­ron unas tor­tu­gas... Fue­ron pio­ne­ros en prác­ti­ca­men­te to­do, en la pri­me­ra mi­sión ro­bó­ti­ca en la su­per­fi­cie lu­nar, don­de se re­co­gie­ron mues­tras...

–¡Qué co­sas!

–Don­de ga­na­ron la ba­ta­lla los ame­ri­ca­nos fue en po­ner el pri­mer ser hu­mano en la Lu­na. –En los ho­me­na­jes del 50 aniver­sa­rio, Buzz Al­drin cri­ti­có los es­ca­sos avan­ces que ha ha­bi­do en la con­quis­ta lu­nar.

–Los avan­ces de­pen­den de la in­ver­sión y de la vo­lun­tad po­lí­ti­ca. La cien­cia ne­ce­si­ta in­ver­sión. Sí que he­mos avan­za­do en cien­cia, pe­ro en mi­sio­nes tri­pu­la­das, no, por­que no ha ha­bi­do un in­te­rés co­mer­cial.

–El ciu­da­dano de a pie se que­dó en el pe­que­ño pa­so de Neil Arms­trong.

–Mu­cha gen­te no es cons­cien­te de que hu­bo otras

cin­co mi­sio­nes tri­pu­la­das en las que hu­bo se­res hu­ma­nos en la su­per­fi­cie de la Lu­na, has­ta que se can­ce­la­ron las mi­sio­nes Apo­lo.

–¿Por qué no he­mos vuel­to a pi­sar la Lu­na des­de 1972? –Bá­si­ca­men­te, por­que es muy ca­ro. No hay in­te­rés co­mer­cial, el in­te­rés es pu­ra­men­te cien­tí­fi­co. Las mi­sio­nes tri­pu­la­das con in­te­rés cien­tí­fi­co son muy di­fí­ci­les de fi­nan­ciar. A los as­tro­fí­si­cos, si nos dan a ele­gir en­tre una mi­sión tri­pu­la­da a la Lu­na o po­ner otro te­les­co­pio en ór­bi­ta o en tie­rra, ele­gi­mos los te­les­co­pios, por­que apren­de­mos más. –Pe­ro la ini­cia­ti­va pri­va­da pa­re­ce que quie­re man­dar gen­te a la Lu­na.

–Sí, pa­re­ce que to­das las agencias es­pa­cia­les han vuel­to a po­ner el fo­co en la Lu­na. Hay un im­pul­so que vie­ne por lo pri­va­do, por el desa­rro­llo de mi­sio­nes en ór­bi­tas ba­jas, lan­za­mien­tos de sa­té­li­tes... Pe­ro tam­bién el fo­co es­tá pues­to más allá. El nue­vo re­to hu­mano se plan­tea con Mar­te y pa­ra lle­gar allí te­ne­mos que es­ta­ble­cer pri­me­ro ba­ses per­ma­nen­tes en la Lu­na. –¿Por?

–Por­que to­da la tec­no­lo­gía es mu­cho más fá­cil pro­bar­la en la Lu­na. Mar­te nos que­da un po­co le­jos.

–¿Al­gún día la Lu­na se­rá un nue­vo con­ti­nen­te o es una idea ro­mán­ti­ca?

–No sé si es ro­mán­ti­ca. Pe­ro des­de el pun­to de vis­ta de la bio­lo­gía, las es­pe­cies tien­den a ex­pan­dir­se y pa­re­ce ser que es lo que ha­ce­mos los hu­ma­nos. So­mos co­mo las bac­te­rias y nos ex­pan­di­mos. Aun así, es muy di­fí­cil vi­vir en la Lu­na por­que no hay at­mós­fe­ra.

–Al­go in­ven­ta­rán. ¿Mon­ta­rán an­tes un McDo­nald’s o un res­tau­ran­te chino? –Oja­lá que nin­guno de los dos. Si nos ins­ta­la­mos, el ser hu­mano trans­for­ma­ría la Lu­na com­ple­ta­men­te. De to­das for­mas, hay que pen­sar que es un pro­yec­to muy a lar­go pla­zo. En la Lu­na ten­dría­mos que ge­ne­rar to­dos los re­cur­sos allí mis­mo, por­que lle­var­los des­de aquí es muy ca­ro.

–¿Hay vi­da ahí fue­ra? –Cree­mos que sí, pe­ro no te­ne­mos la cer­te­za. Nos ba­sa­mos en un cálcu­lo de pro­ba­bi­li­da­des. El des­cu­bri­mien­to de que la ma­yor par­te de las es­tre­llas tie­nen pla­ne­tas co­mo la Tie­rra nos ayu­da a pen­sar que exis­te la po­si­bi­li­dad de que se den las mis­mas con­di­cio­nes que se dan en nues­tro pla­ne­ta en otros lu­ga­res.

–¿Vi­da in­te­li­gen­te?

–Eso es una cues­tión di­fe­ren­te. Pe­ro no hay na­da que nos ha­ga pen­sar que so­mos úni­cos en el Uni­ver­so. Es­tar so­los se­ría muy abu­rri­do.

No hay na­da que nos ha­ga pen­sar que so­mos úni­cos en el Uni­ver­so; es­tar so­los se­ría muy abu­rri­do”

DA­VID NIE­TO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.