El SAS lle­va­rá por la vía pe­nal las agresiones a sa­ni­ta­rios

Huelva Informacion - - Portada - Re­dac­ción HUEL­VA

● Una cam­pa­ña in­for­ma­ti­va lle­na de car­te­les los cen­tros de sa­lud y hos­pi­ta­les La Con­se­je­ría im­pul­sa la crea­ción de las fi­gu­ras de in­ter­lo­cu­tor po­li­cial y sa­ni­ta­rio

El Ser­vi­cio An­da­luz de Sa­lud (SAS) ha pues­to en mar­cha una cam­pa­ña in­for­ma­ti­va en los cen­tros sa­ni­ta­rios pa­ra re­cor­dar a los usua­rios que la ad­mi­nis­tra­ción sa­ni­ta­ria de­nun­cia­rá por la vía pe­nal cual­quier agre­sión a los pro­fe­sio­na­les del sis­te­ma sa­ni­ta­rio pú­bli­co an­da­luz. Des­de la se­ma­na pa­sa­da se es­tá dis­tri­bu­yen­do car­te­le­ría tan­to en los cen­tros de sa­lud co­mo en los hos­pi­ta­les de la pro­vin­cia de Huel­va y el res­to de An­da­lu­cía don­de se in­sis­te a los usua­rios en que “an­te cual­quier ame­na­za, coac­ción o agre­sión fí­si­ca o ver­bal o cual­quier otra ac­tua­ción ilí­ci­ta con­tra los pro­fe­sio­na­les se cur­sa­rá la per­ti­nen­te de­nun­cia por la vía pe­nal, pu­dién­do­se cas­ti­gar es­tas ac­cio­nes con pe­nas de cár­cel”.

Ade­más, en es­tos car­te­les in­for­ma­ti­vos se avi­sa de que los cen­tros dis­po­nen de di­fe­ren­tes me­di­das de se­gu­ri­dad, en­tre las que se in­clu­ye la co­ne­xión di­rec­ta con la Po­li­cía. Asi­mis­mo, se re­cuer­da que los usua­rios pue­den rea­li­zar su­ge­ren­cias y apor­ta­cio­nes de me­jo­ra o pre­sen­tar cual­quier re­cla­ma­ción a tra­vés de los pun­tos de Aten­ción a la Ciu­da­da­nía o en la pá­gi­na web del SAS o del li­bro di­gi­tal de su­ge­ren­cias y re­cla­ma­cio­nes de la Jun­ta de An­da­lu­cía (https://www.jun­ta­dean­da­lu­cia.es/lsr/lsr/ini­cio.jsp).

En cual­quier ca­so, se rue­ga a los usua­rios que res­pe­ten la de­di­ca­ción que los pro­fe­sio­na­les pres­tan al cui­da­do de su sa­lud.

Es­ta cam­pa­ña de con­cien­cia­ción a pa­cien­tes y usua­rios for­ma par­te de las ac­cio­nes em­pren­di­das por la Con­se­je­ría de Sa­lud y Fa­mi­lias den­tro del nue­vo Plan de Agresiones en el que se vie­ne tra­ba­jan­do. Ade­más, el nue­vo plan in­clui­rá me­di­das di­ri­gi­das a la con­cien­cia­ción de los pa­cien­tes y usua­rios con cam­pa­ñas in­for­ma­ti­vas ex­pli­can­do có­mo fun­cio­na el sis­te­ma sa­ni­ta­rio pú­bli­co an­da­luz y qué pue­de o no pue­de ha­cer un pro­fe­sio­nal. Es­te des­co­no­ci­mien­to lle­va, en mu­chas oca­sio­nes, a exi­gir co­sas que so­bre­pa­san el ám­bi­to de ac­tua­ción del pro­fe­sio­nal. Igual­men­te, es fun­da­men­tal que los ciu­da­da­nos to­men con­cien­cia de que un pro­ble­ma nun­ca se re­suel­ve con una agre­sión.

El nue­vo plan in­cor­po­ra­rá tam­bién un pro­gra­ma es­pe­cial de acom­pa­ña­mien­to al pro­fe­sio­nal agre­di­do y su­pon­drá la ha­bi­li­ta­ción de ca­na­les ági­les y rá­pi­dos pa­ra que la per­so­na que su­fre una agre­sión, ya sea ver­bal o fí­si­ca, no es­té so­la mo­men­tos des­pués de ser agre­di­da. Así, se ofre­ce­rá apo­yo des­de el pri­mer mo­men­to y se fa­ci­li­ta­rá la apli­ca­ción de las me­di­das del plan.

Del mis­mo mo­do, se fa­ci­li­ta­rá aten­ción psi­co­ló­gi­ca du­ran­te el tiem­po que sea ne­ce­sa­rio y, en to­do mo­men­to, se acom­pa­ña­rá al pro­fe­sio­nal agre­di­do a asis­ten­cia sa­ni­ta­ria. Otra de las me­di­das que con­tem­pla el plan es la sim­pli­fi­ca­ción de la tra­mi­ta­ción bu­ro­crá­ti­ca, de ma­ne­ra que se pue­da si­mul­ta­near la cum­pli­men­ta­ción de los do­cu­men­tos pa­ra evi­tar que el pro­fe­sio­nal ten­ga que re­cor­dar re­pe­ti­da­men­te lo ocu­rri­do.

La for­ma­ción a los pro­fe­sio­na­les co­bra­rá es­pe­cial im­por­tan­cia y ten­drá una do­ble ver­tien­te. Por un la­do, se di­se­ña­rán ta­lle­res y ac­ti­vi­da­des in­clui­das en los pla­nes de for­ma­ción de los cen­tros en los que los pro­fe­sio­na­les apren­de­rán a con­tro­lar si­tua­cio­nes conf lic­ti­vas y, por otro, re­ci­bi­rán for­ma­ción so­bre qué ha­cer cuan­do se pro­du­ce una agre­sión.

La Con­se­je­ría de Sa­lud y Fa­mi­lias ha im­pul­sa­do ade­más la crea­ción de las dos fi­gu­ras de in­ter­lo­cu­tor po­li­cial y sa­ni­ta­rio, que ha su­pues­to un pun­to de en­cuen­tro de tra­ba­jo a ni­vel provincial pa­ra im­pul­sar la pre­ven­ción de agresiones en el ám­bi­to sa­ni­ta­rio. Se tra­ba­ja así, des­de una ver­tien­te muy prác­ti­ca y so­bre la ba­se real del te­rreno jun­to con las di­rec­cio­nes ge­ren­cias de los cen­tros sa­ni­ta­rios, pa­ra pre­ve­nir las agresiones y me­jo­rar la aten­ción al per­so­nal que las su­fre.

La co­la­bo­ra­ción de los Cuer­pos y Fuer­zas de Se­gu­ri­dad del Es­ta­do se ha tra­du­ci­do ade­más en se­sio­nes in­for­ma­ti­vas y for­ma­ti­vas im­par­ti­das en ca­da pro­vin­cia al per­so­nal de hos­pi­ta­les, cen­tros de sa­lud y con­sul­to­rios, coin­ci­dien­do en sus ob­je­ti­vos con las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des for­ma­ti­vas que ya es­tán en mar­cha.

H.I.

Una con­cen­tra­ción de tra­ba­ja­do­res a las puer­tas del cen­tro de sa­lud Ado­ra­tri­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.