Con­fi­na­dos en un mar de plás­ti­co

● La cri­sis pro­vo­ca­da por el co­ro­na­vi­rus agrava la si­tua­ción en los asen­ta­mien­tos de la pro­vin­cia, don­de re­sul­ta im­po­si­ble cum­plir las me­di­das bá­si­cas de hi­gie­ne

Huelva Informacion - - En Portada - Jor­di Lan­de­ro HUEL­VA

El Re­la­tor Es­pe­cial de la ONU pa­ra la Po­bre­za Ex­tre­ma y los De­re­chos Hu­ma­nos, Phi­lip Als­ton, ma­ni­fes­tó a prin­ci­pios del pa­sa­do mes de fe­bre­ro ha­ber­se que­da­do “pas­ma­do” al com­pro­bar so­bre el te­rreno que per­so­nas vi­ven “co­mo ani­ma­les” en los asen­ta­mien­tos cha­bo­lis­tas. Tras un re­co­rri­do por di­fe­ren­tes pun­tos de Es­pa­ña, el di­plo­má­ti­co aus­tra­liano in­di­có que una de las si­tua­cio­nes que más le ha­bía im­pac­ta­do es la de este co­lec­ti­vo: “Me en­con­tré con tra­ba­ja­do­res en un asen­ta­mien­to en con­di­cio­nes que ri­va­li­zan con las peo­res que yo he vis­to en nin­gu­na par­te del mun­do”.

Ape­nas dos me­ses y me­dio des­pués, los mi­les de tem­po­re­ros que vi­ven en es­tos asen­ta­mien­tos en va­rios mu­ni­ci­pios de la pro­vin­cia han vis­to co­mo se com­pli­ca aún más su si­tua­ción por la ac­tual cri­sis sa­ni­ta­ria por la pan­de­mia del co­ro­na­vi­rus. Sin agua co­rrien­te ni elec­tri­ci­dad, en los asen­ta­mien­tos es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble man­te­ner la dis­tan­cia de se­gu­ri­dad pa­ra pre­ve­nir el con­ta­gio, así co­mo es muy com­pli­ca­do guar­dar el con­fi­na­mien­to en el in­te­rior de una cha­bo­la que no cuen­ta con las mí­ni­mas con­di­cio­nes pa­ra una vi­da dig­na.

Así lo afir­ma Amin Ka­ma­ra, que es se­ne­ga­lés y que lle­va ya más de 10 años vi­vien­do en los asen­ta­mien­tos de Le­pe. Se­ña­la que al­gu­nas ONG les han lle­va­do mas­ca­ri­llas a los asen­ta­mien­tos “pe­ro no es su­fi­cien­te por­que so­mos mu­chos, ac­tual­men­te más de 1.500 so­lo en Le­pe, y en ple­na cam­pa­ña agrí­co­la unos 2.500”.

Sus prin­ci­pa­les ne­ce­si­da­des pa­san por una “so­lu­ción ha­bi­ta­cio­nal” que “no tie­ne que pa­sar obli­ga­to­ria­men­te por una vi­vien­da, sino que pue­den ser mó­du­los o cual­quier otro ti­po de alo­ja­mien­to que nos sa­que de las ho­rri­bles con­di­cio­nes en que vi­vi­mos aho­ra en las cha­bo­las. Sin agua, sin du­chas, sin ser­vi­cios y sin na­da”.

So­lo piden un es­pa­cio don­de te­ner so­bre to­do agua, aseos y du­chas, don­de po­der co­ci­nar con se­gu­ri­dad y don­de po­der re­unir­se y en unas con­di­cio­nes hi­gié­ni­cas dig­nas cuan­do lle­gan de tra­ba­jar del cam­po. “No va­le con que nos trai­gan agua y co­mi­da de for­ma pun­tual, ne­ce­si­ta­mos so­lu­cio­nes más a lar­go pla­zo”, aña­de Ka­ma­ra, quien con­clu­ye afir­man­do que “no que­re­mos lu­jos, so­lo sa­lud, hi­gie­ne y te­ner op­cio­nes pa­ra po­der vi­vir dig­na­men­te”.

Pa­ra in­ten­tar su­plir en la me­di­da de lo po­si­ble las ca­ren­cias que pa­de­cen es­tos tem­po­re­ros, nu­me­ro­sas ONG vie­nen tra­ba­jan­do

RE­POR­TA­JE GRÁ­FI­CO: JOR­DI LAN­DE­RO

Un gru­po de in­mi­gran­tes ca­mi­nan por uno de los asen­ta­mien­tos cha­bo­lis­tas de la pro­vin­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.