El TSJA con­fir­ma la con­de­na de on­ce años por abu­sar de la hi­ja me­nor de su pa­re­ja

Huelva Informacion - - Huelva - S. H. HUEL­VA

La Sec­ción de Ape­la­ción de la Sa­la de lo Ci­vil y Pe­nal del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de An­da­lu­cía (TSJA) con­fir­mó la sen­ten­cia de la Au­dien­cia Pro­vin­cial de Huel­va que con­de­nó a on­ce años y un día de pri­sión a un va­rón por abu­sar se­xual­men­te de la hi­ja me­nor de edad de la que en­ton­ces era su pa­re­ja sen­ti­men­tal.

El Al­to Tri­bu­nal An­da­luz des­es­ti­ma el re­cur­so de ape­la­ción pre­sen­ta­do por la de­fen­sa del en­cau­sa­do con­tra la sen­ten­cia de la Au­dien­cia Pro­vin­cial de Huel­va que lo con­de­nó por un de­li­to con­ti­nua­do de abu­so se­xual a on­ce años y un día de pri­sión y la prohi­bi­ción de co­mu­ni­car­se o apro­xi­mar­se a me­nos de 500 me­tros de la víc­ti­ma du­ran­te do­ce años y un día, así co­mo a in­dem­ni­zar con 6.000 eu­ros a la me­nor en con­cep­to de res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil.

La Sec­ción Ter­ce­ra de la Au­dien­cia de Huel­va con­si­de­ró pro­ba­do que man­tu­vo has­ta el mes de ju­nio de 2018 una re­la­ción sen­ti­men­tal con la ma­dre de la me­nor, con­vi­vien­do con am­bas des­de ha­cía ocho años en una vi­vien­da de una lo­ca­li­dad onu­ben­se, de for­ma que, en­tre los años 2016 y 2018, “de ma­ne­ra con­ti­nua­da y ha­bi­tual”, so­me­tió a la víc­ti­ma, –de unos do­ce años–, “a epi­so­dios que aten­ta­ban con­tra la li­ber­tad se­xual de la me­nor, lo­gran­do en al­gu­nas oca­sio­nes que exis­tie­se ac­ce­so car­nal”.

El con­de­na­do, que se en­cuen­tra en pri­sión por es­tos he­chos des­de el 28 de sep­tiem­bre de 2018, lle­vó a ca­bo to­do lo an­te­rior “apro­ve­chán­do­se de la re­la­ción cua­si fa­mi­liar que los unía al ser la pa­re­ja de su ma­dre”.

Di­chos epi­so­dios, apro­ve­chan

El con­de­na­do reali­zó to­ca­mien­tos y en­vió fotos ín­ti­mas al mo­vil de la víc­ti­ma, en tra­ta­mien­to psi­co­ló­gi­co

do siem­pre la au­sen­cia de la ma­dre, in­clu­yen, en­tre otros, to­ca­mien­tos o en­vío de fotos ín­ti­mas de él al mó­vil de la me­nor. Así las co­sas, la sen­ten­cia re­mar­ca que co­mo con­se­cuen­cia de es­tos he­chos la me­nor se en­cuen­tra en tra­ta­mien­to psi­co­ló­gi­co, tie­ne epi­so­dios de an­sie­dad, es­ta­do de tris­te­za y llan­to ge­ne­ra­li­za­do, ha ba­ja­do en el ren­di­mien­to aca­dé­mi­co, in­ten­to de au­to­li­sis y tras­tor­nos del sue­ño con pe­sa­di­llas. El TSJA ase­ve­ra que “no hay prue­ba al­gu­na de que las ma­ni­fes­ta­cio­nes de la me­nor es­tén guia­das co­mo res­pues­ta a su­pues­tos mal­tra­tos de obra apli­ca­dos por el acu­sa­do a su ex pa­re­ja sen­ti­men­tal”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.