“Es­pe­ro que se de­jen los mie­dos a un la­do y se vuel­va al tea­tro”

Huelva Informacion - - #yomequedoe­ncasa - Cris­ti­na Fer­nán­dez

–¿En qué pun­to les pi­lló es­ta cri­sis sa­ni­ta­ria?

–De im­pre­vis­to, co­mo a to­dos. En fe­bre­ro es­tu­vi­mos en Fe­tén, la Feria de Tea­tro Eu­ro­pea pa­ra Ni­ños de Gi­jón. Nos tra­ji­mos un pre­mio y ve­nía­mos muy fe­li­ces por­que se iba a plas­mar en mu­cho tra­ba­jo. Te­nía­mos gi­ra pre­vis­ta, pe­ro em­pe­za­ron a lla­mar pa­ra can­ce­lar fun­cio­nes.

–¿Fue una caí­da en pi­ca­do? –Sí, pri­me­ro las de es­co­la­res. Lue­go lle­ga­ron el res­to es cas­ca­da, una tras otra. Unas 50 fun­cio­nes afec­ta­das. Al­gu­nas se han po­di­do apla­zar, pe­ro otras han si­do di­rec­ta­men­te can­ce­la­das. Los tea­tros que tie­nen una pro­gra­ma­ción anual es muy com­pli­ca­do al­te­rar­la. Tam­bién pa­ra no­so­tros que te­ne­mos fe­chas pre­vis­tas pa­ra el úl­ti­mo tri­mes­tre del año. –¿Su­po­ne una pér­di­da eco­nó­mi­ca irre­cu­pe­ra­ble? –Pues sí, es un pa­lo fuer­te. Es cier­to que ahora han sa­li­do ayu­das del Mi­nis­te­rio pa­ra los ac­to­res que te­nía­mos con­tra­ta­dos en ré­gi­men de ar­tis­tas y no nos de­jan des­pro­te­gi­dos, es un avan­ce pio­ne­ro en Es­pa­ña, pe­ro pa­ra las pe­que­ñas em­pre­sas co­mo no­so­tros nos su­po­ne un ho­yo eco­nó­mi­co im­por­tan­te.

–¿Y a ni­vel emo­cio­nal? –Más aún. Que de un día pa­ra otro te veas en ca­sa y que no pue­das ha­cer na­da por­que tu tra­ba­jo im­pli­ca con­tac­to di­rec­to con el pú­bli­co, es un im­pac­to muy du­ro. –¿Có­mo se es­tá vi­vien­do es­te cie­rre del sec­tor?

–A no­so­tros lo que más nos co­me es la in­cer­ti­dum­bre. Las fun­cio­nes se han pos­pues­to a par­tir de sep­tiem­bre pe­ro no sa­be­mos qué va a ocu­rrir. Nos es­ta­mos en­fren­tan­do a una en­fer­me­dad de la que no te­ne­mos mu­cho co­no­ci­mien­to, ni cuán­do ven­drá la va­cu­na, ni si po­dre­mos se­guir ade­lan­te o ten­dre­mos que vol­ver a can­ce­lar. Es­ta cri­sis nos obli­ga a re­fle­xio­nar, a re­plan­tear­nos mu­chas co­sas.

–¿Y se pue­de rein­ven­tar el tea­tro?

–Mu­chas ve­ces te plan­teas có­mo te pue­des rein­ven­tar con al­go tan bá­si­co co­mo es con­tar una his­to­ria frente a una per­so­na. He­mos col­ga­do con­te­ni­dos pe­ro so­mos cons­cien­tes de que es muy com­pli­ca­do po­der lle­var el tea­tro de una ma­ne­ra vir­tual. El ac­to de una re­pre­sen­ta­ción tie­ne par­te de ri­tual, don­de se reúne una se­rie de ener­gías que se crean en­tre el pú­bli­co y los per­so­na­jes. Có­mo se trans­for­ma es­to. Es­ta­mos ha­blan­do de otros re­gis­tros di­fe­ren­tes. Así que ahora nos en­con­tra­mos en es­ta tem­pes­tad in­ten­tan­do lle­var­lo con mu­cho áni­mo, por­que es esen­cial. Con­fia­mos en un fu­tu­ro en el que to­do es­to me­jo­re y po­da­mos re­cu­pe­rar nues­tra ac­ti­vi­dad la­bo­ral y nues­tras vi­das.

–¿Qué ideas han ba­ra­ja­do? –Son ideas lo­cas, pe­ro igual nos te­ne­mos que plan­tear al­go ti­po Es­tu­dio 1, y ha­cer un vídeo de las nue­vas obras pa­ra que se pue­dan dis­fru­tar de otra ma­ne­ra. O ha­cer co­sas en stream­ming pa­ra to­do el mun­do. Le es­ta­mos dan­do mu­chas vueltas a la ca­be­za, tam­bién pen­san­do en un tex­to pa­ra una nue­va producción de tea­tro in­fan­til y fa­mi­liar y rea­li­zan­do la pre­pro­duc­ción de nues­tro clá­si­co de ve­rano, por si po­de­mos lle­var­lo a ca­bo. –Con tea­tros ce­rra­dos, los ro­da­jes pa­ra­li­za­dos, el pa­no­ra­ma que se le pre­sen­ta a to­da in­dus­tria es preo­cu­pan­te...

–Es di­fí­cil, sí. So­bre to­do por­que las me­di­das ha­blan de afo­ros re­du­ci­dos, al­go que los tea­tros pú­bli­cos po­drán más o me­nos asu­mir, pe­ro que los pri­va­dos, las sa­las pe­que­ñas, no po­drán afron­tar. Tam­bién es di­fe­ren­te la ener­gía que se crea con el pú­bli­co si un es­pa­cio va a es­tar a la mi­tad. Igual lue­go fun­cio­na, pe­ro es­to es un ex­pe­ri­men­to.

–Pata Tea­tro ha cum­pli­do

Lor­ca de­cía ‘da­me me­dio pe­da­zo de pan y un li­bro’ por­que tam­bién ha­bía que ali­men­tar el al­ma”

21 años de tra­yec­to­ria. ¿Có­mo cree que le pue­de afec­tar es­te pa­rón?

–Con­fío que va­mos a ti­rar ha­cia ade­lan­te, que es­to va a ser pa­sa­je­ro, que co­mo mu­cho du­ra­rá un año. Con­fia­mos en que ha­ya un fu­tu­ro en el que po­da­mos re­cu­pe­rar nues­tro tra­ba­jo. Eco­nó­mi­ca­men­te va a afec­tar y es­pe­re­mos que no se co­men­tan los erro­res del pa­sa­do. En la cri­sis de 2008 la cul­tu­ra se de­jó aban­do­na­da. Pe­ro la cul­tu­ra es un bien de pri­me­ra ne­ce­si­dad y te­ne­mos que po­ner­la en el lu­gar que se me­re­ce. Lor­ca

de­cía “da­me me­dio pe­da­zo de pan y un li­bro” por­que tam­bién ha­bía que ali­men­tar el al­ma. Yo con­fío en que vol­ve­re­mos a la nor­ma­li­dad. Aca­ba­mos de pa­sar una cri­sis eco­nó­mi­ca y cuan­do ya es­tá­ba­mos re­cu­pe­rán­do­nos de re­pen­te otro ha­cha­zo de es­ta ma­ne­ra... Es­to su­po­ne vol­ver­nos a la ca­si­lla de sa­li­da.

–¿Con­fía en que vuel­va el pú­bli­co al tea­tro?

–Sí, con­fío en que la gen­te ten­ga ga­nas otra vez de ver tea­tro, de dis­fru­tar y re­cu­pe­rar las pri­va­cio­nes a las que nos he­mos vis­to obli­ga

dos. Es­pe­ro que de­jen los mie­dos a un la­do y se vuel­va al tea­tro, a dis­fru­tar de una obra de una ma­ne­ra se­gu­ra. –¿El tea­tro no de­sa­pa­re­ce­rá nun­ca?

–No, nun­ca. Ya es­ta­ba ahí en la prehis­to­ria. Pe­ro sí que es cier­to que la so­cie­dad tie­ne que ser cons­cien­te de que la cul­tu­ra hay que pre­ser­var­la por­que for­ma par­te de nues­tra esen­cia, de lo que so­mos y có­mo so­mos. Te­ne­mos un pa­tri­mo­nio cul­tu­ral in­men­so y hay que po­ner­lo en el si­tio que se me­re­ce. De­be­ría­mos va­lo­rar lo que te­ne­mos, se­ría lo jus­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.